Qué ver y hacer en la Sierra de Cebollera: guía para un fin de semana perfecto

La Sierra de Cebollera es un espacio único en La Rioja. No solo por ser el único Parque Natural riojano (que también), sino porque en este rincón de algo más de 20.000 hectáreas descubriréis pueblos únicos, comeréis de maravilla y disfrutaréis de algunas de las mejores rutas de senderismo que se pueden hacer en muchos kilómetros en la redonda.

Coged papel y boli, porque os vamos a dar un montón de ideas para pasar un perfecto fin de semana en la Sierra de Cebollera. La verdad, teníamos muchas ganas de hacer este post, pues hemos publicado ya más de una decena de artículos sobre este destino y nos apetecía mucho hacer un recopilatorio en el que ordenar toda esa información. Humildemente, creemos que estáis en el lugar indicado para descubrir todo lo que ver y que hacer en la Sierra de Cebollera. Leed con detalle todo este contenido y tendréis las herramientas necesarias para preparar un viaje maravilloso.

Introducción a Sierra de Cebollera, el único Parque Natural de La Rioja

Antes de enseñaros todas esas cosas que visitar y todos esos planes que hacer, se antoja imprescindible hacer una breve introducción a esta interesante región del sur de La Rioja. Y es que si se ha convertido en Parque Natural n oes por casualidad.

En las 23.640 hectáreas protegidas de la cara norte de la Sierra de Cebollera encontraréis prácticamente de todo. Moverse por el interior del Parque Natural es muy sencillo, ya que la carretera N-111 lo atraviesa de este a oeste, comunicando a la perfección todas sus localidades y haciendo de lo más accesible el inicio de prácticamente todas las rutas.

En la Sierra de Cebollera encontraréis enormes bosques de pinos, hayas y robles, pero también paisajes de alta montaña (incluyendo formaciones glaciares) y vegetación de ribera a la vera de los numerosos ríos y arroyos que transcurren por allí. También hay mucho pequeño microclima, por lo que no os sorprendáis si de repente estáis caminando entre abedules o acebos. Por supuesto, todo esto es el caldo de cultivo perfecto para encontrar una fauna increíblemente diversa.

A nivel humano, en la Sierra de Cebollera encontraréis dos pueblos y tres aldeas en los que el tiempo parece haberse detenido. Si estáis buscando un sitio para hacer turismo rural en el que romper con la rutina, respirar aire puro y volver a casa con las pilas bien cargadas… ¡lo habéis encontrado!

Además, hay que destacar el ambientazo que encontramos en la Sierra de Cebollera. Lamentablemente, a veces los entornos rurales carecen de vida y es una sucesión de despoblado tras despoblado. No es el caso de este Parque Natural de La Rioja: vimos a muchos senderistas, en los bares siempre había gente y todo está bien conservado. Lo mejor de esto es que hay buena vibra, pero en ningún caso es un lugar masificado, por lo que podréis abstraeros en vuestros pensamientos todo lo que queráis.

Qué ver en la Sierra de Cebollera: itinerario sugerido para un fin de semana

Vamos ahora a ayudaros a organizar el fin de semana. Esta es nuestra propuesta para que podáis verlo todo tranquilamente y sin dejaros nada en el camino:

Viernes

Entendiendo que llegaréis allí un viernes por la tarde, la primera toma de contacto sería con Villoslada de Cameros. Os recomendamos hacer el check-in en el alojamiento que tengáis, ir al Centro de Interpretación en busca de folletos y recorrer su casco urbano. Podéis terminar tomando unos pinchos en cualquiera de los dos bares que hay en la parte baja del municipio.

Sábado

La cosa se pone ya seria. Empezamos por uno de los auténticos hits: la ruta a las Cascadas de Puente Ra. Os recomendamos madrugar tanto como podáis, ya que el lugar es el más visitado de toda la Sierra de Cebollera y en las horas centrales del día es posible que os cueste aparcar.

La ruta empieza desde la Ermita de la Virgen de Lomos de Orios, que no solo es la principal referencia espiritual para los habitantes de la Sierra de Cebollera, sino un conjunto histórico-artístico de primer nivel.

El recorrido lo haréis en dos horas, por lo que si queréis seguir haciendo senderismo, bien podéis completarla con alguna otra ruta. Muy cerquita de allí tenéis la Senda de la Blanca (que se hace en escasa media hora), pero también otras más largas como el Sendero del Achichuelo.

Para comer, os recomendamos ir directamente a la Venta de Piqueras, donde os espera un excelente menú de fin de semana por 16€. En él podréis degustar lo mejor de la gastronomía de la Sierra de Cebollera, como los famosos caparrones con chorizo y tocino. Que no falte un buen vino en vuestra mesa.

Ya que estáis allí, aprovechad para visitar tanto la ermita como el Centro de Interpretación de la Trashumancia. Y, si la comida no ha sido muy copiosa, una buena idea sería hacer el Sendero de las Majadas, en el que veréis algunos chozos de piedra tradicionales.

Para la tarde, una buena idea sería ir a Lumbreras y descubrir la cara más señorial del Parque Natural. Allí os esperan casas señoriales con siglos de antigüedad, una excelente iglesia y una ermita-torre propia llena de encanto.

Una vez veáis el pueblo, dos opciones: hacer una ruta de senderismo que conecta con todas las aldeas de Lumbreras o visitarlas directamente en coche. Sea como fuere, no os podéis ir de allí sin ver San Andrés, El Horcajo o el poblado abandonado de El Hoyo.

Para cenar, nosotros fuimos al Camping «Los Cameros», a medio camino entre Villoslada y la Ermita Lomos de Orios. Sin embargo, bien podríais hacerlo en el bar de Lumbreras o en los que hay en la propia Villoslada.

Domingo

Esto se va acabando, pero aun hay mucho que ver. Para empezar el domingo con fuerza, nada como hacer el Sendero de la Dehesa. Os llevará casi cuatro horas, pero llegaréis hasta una preciosa estela romana y disfrutaréis de una buena panorámica de esta cara de la Sierra de Cebollera.

De ahí podéis ir directamente a comer, en cualquiera de las opciones que ya os hemos mencionado.

Para poner el broche de oro a este fin de semana rural en La Rioja, os recomendamos ir en coche hasta el Mirador de Piqueras, ya en los límites del Parque Natural. Desde allí tendréis una panorámica estupenda del lugar y podréis decir adiós en todo lo alto.

Dónde comer en Sierra de Cebollera

Vamos a enseñaros ahora los mejores sitios para comer en la Sierra de Cebollera:

  • Bares de abajo de Villoslada de Cameros: están en la misma plaza, uno al lado del otro. Yendo desde el puente medieval, a mano izquierda está el Restaurante Corona y a mano derecha el Casino de la Paz. En teoría en ambos hay raciones y bocadillos, pero nosotros cuando fuimos al Corona solo tenían pinchos de barra. Eso si… ¡qué pinchos! Nuestro plato favorito fue una tortilla de chorizo ligeramente picante, toda una maravilla.
  • Camping «Los Cameros»: su principal punto a favor es su horario de apertura (si queréis madrugar para hacer senderismo, es el único sitio en el que podréis desayunar), la simpatía de su personal y la calidad de su producto, pero a cambio no esperéis ninguna floritura ni que os sirvan rápido. Eso sí, aquí podréis disfrutar de platos combinados, hamburguesas y raciones a un precio excelente.
  • Bar de Lumbreras: el único establecimiento abierto es el Restaurante Sierra Cebollera. No tuvimos la suerte de comer allí, pero pasamos al lado (está en todo el centro) y tenía el mejor ambiente de todos. ¡Menuda fiesta tenían montada! Si os gustan los sitios concurridos, sin duda es una opción a tener en cuenta.
  • Venta de Piqueras: dejamos para el final el sitio en el que más disfrutamos. Comimos allí un menú por 16€ que nos dejó sin palabras. De primero, caparrones con chorizo y tocino; de segundo, albóndigas y carrilleras al vino; de postre, natillas caseras. Todo en raciones muy generosas (por ejemplo en los caparrones te ponían un perolo del que te podías echar varias veces tranquilamente) y con mucha amabilidad. Perfecto si vais con perros, ya que tienen mesas en la praderita del exterior.

Alojamientos en Sierra de Cebollera

Y, para dormir, estas son las principales opciones a considerar:

  • Alojamientos rurales: la Sierra de Cebollera es un auténtico paraíso del turismo rural, por lo que tenéis varios alojamientos a vuestra disposición. Nosotros dormimos en la Posada Hoyos de Iregua, un establecimiento ubicado en el corazón de Villoslada de Cameros.
  • Camping «Los Cameros»: si os gusta ir de acampada o dormir en bungalows, en el corazón de la Sierra de Cebollera tenéis este estupendo camping. Además, en su restaurante se come la mar de bien.
  • Venta de Piqueras: también podéis dormir en la mítica venta. No sabemos cómo es por dentro el hotel, pero pasar la noche en un sitio encantador y tan apartado de todo tiene que ser una experiencia fascinante.

Oficinas de Turismo en la Sierra de Cebollera

Por si toda esta información os abruma y queréis que os la explique cara a cara un humano, es bueno volver a incidir en que en Villoslada de Cameros está el Centro de Interpretación de la Sierra de Cebollera (Carretera Montenegro 14). Allí os ayudarán a preparar vuestras excursiones, os darán algunos folletos y resolverán todas vuestras dudas con profesionalidad y simpatía. Durante todo el año abre los viernes, sábados y festivos de 10 a 14 y de 17 a 19, pero en los meses de verano su horario se amplía y abre de martes a domingo.

En la Venta de Piqueras tenéis el Centro de Interpretación de la Trashumancia, pero ese está menos enfocado a la información turística. En cualquier caso, también haríais bien en visitarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *