La Senda de las Majadas (Sierra de la Cebollera)

La Senda de las Majadas es la mejor ruta que se puede hacer para entrar en contacto con la cultura pastoril y todos esos oficios tradicionales que tanto han influido en la identidad cultural de la Sierra de Cebollera. Acompañadnos en este itinerario circular de apenas una hora de duración, en el que podréis visitar chozos, majadas y cercados a la vez que recorréis uno de los parajes más bonitos del Parque Natural.

Entre pastos, chozos y majadas

La Senda de las Majadas tiene una distancia de 1700 metros, se completa en una horita y parte de la Venta de Piqueras, uno de los espacios más interesantes de la Sierra de Cebollera. Si vais a hacer la ruta, aprovechad para inspeccionar el lugar y visitar tanto la Ermita de la Luz como el Centro de Interpretación de la Trashumancia. También podríais comer en su restaurante, pero os recomendamos hacerlo después de la ruta. Nosotros cometimos la torpeza de hacerlo antes y el paseo se nos hizo durísimo, ya que parecíamos dos balones de playa.

La ruta recorre un bonito bosque, pero conviene hacer un ejercicio de abstracción e imaginarlo tiempo atrás, cuando en su lugar había pastos. Y es que la zona era un lugar de paso obligado para los ganaderos del lugar (y sus rebaños, por supuesto). Así, a lo largo del recorrido transitaréis por estos antiguos pastos y podréis visitar todo tipo de estructuras relacionadas con este oficio tradicional.

El recorrido no solo es sencillo, sino que además resulta muy enriquecedor gracias a las ocho balizas que se han distribuido por el mismo. Aunque sobre el terreno solo veréis postes con un número, en el Centro de Interpretación que hay en Villoslada o en la web turismo de La Rioja podréis haceros con un folleto en el que se os explicará absolutamente todo.

Básicamente se va por una orilla del Río Piqueras y se vuelve por la siguiente. El punto de partida es el Rollo de Justicia de la venta de piqueras, una estructura que servía para impartir justicia en público. A su vera hay un pequeño altar al aire libre.

El paseo se hace agradable. El primer tramo está muy centrado en ese bosque ha surgido a partir de los pastos que utilizaban los pastores trashumantes. En concreto, pasearéis bajo un precioso hayedo que es de lo mejorcito de este Parque Natural del sur de La Rioja.

Sin embargo, más o menos a mitad de camino el protagonismo recaerá sobre todas esas estructuras relacionadas con la ganadería trashumante. Veréis antiguas majadas, que no son otra cosa que lugares cerrados pensados para recoger al ganado. Eran usados por turnos por los diferentes ganaderos que transitaban por estos caminos.

Misma cosa podría decirse de los chozos: pequeñas construcciones hechas con piedra, barro y vegetales en las que los ganaderos podían pasar una o varias noches. No son muy diferentes de las primeras construcciones del neolítico, por lo que resulta fascinante imaginar que fueron utilizadas de manera regular durante miles de años.

En el caso de las que veréis en el camino, algunas han sido conservadas tal cual y otras ha habido que reconstruirlas (con mayor o menor fortuna, todo sea dicho). A veces las veréis junto a las majadas y otras sin ellas.

Ya en el tramo final, veréis los llamados árboles madre. Cuando los ganaderos fueron desbrozando el bosque para crear pastos, dejaron algunos árboles a modo de testigo, pensando en que les diesen sombra o en aprovechar sus frutos. Estos árboles han sido los responsables de que el bosque haya vuelto a ganar terreno tras el declive del pastoreo.

Y así, tras una hora caminando, llegaréis de vuelta a la Venta de Piqueras. Si habéis visto todo lo que hemos escrito sobre hacer senderismo en la Sierra de Cebollera, habréis visto que tenéis un excelente catálogo de excursiones para llevar a cabo. Quizá no os de tiempo de hacerlas todo, pero queremos recomendaros esta encarecidamente, ya que es la más indicada para ampliar conocimientos sobre la cultura pastoril. Solo así podréis conocer de verdad este increíble lugar y cómo las actividades del pasado han moldeado su presente y futuro.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta comienza a las puertas de la Venta de Piqueras, en el término municipal de Lumbreras.

📏 Distancia / desnivel: tiene una distancia de 1700 metros (es circular) y el desnivel positivo es escaso, pues no llega a los 80 metros.

💪 Dificultad: fácil a más no poder. Eso sí, nosotros la hicimos después de una buena comilona en la Venta de Piqueras y sudamos un poco.

⏲️ Duración: una hora es tiempo más que suficiente para hacer el sendero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *