El Mirador de Piqueras, la mejor panorámica de la Sierra de Cebollera

Vamos a hablaros de uno de nuestros rincones favoritos de la Sierra de Cebollera: el Mirador de Piqueras, un excelente balcón hacia el Parque Natural. Desde este sencillo apeadero al borde de la N-111, justo en los límites entre La Rioja y Soria, podréis disfrutar de una excelente panorámica a un entorno natural privilegiado. ¿Estáis listos para ir a una de las cumbres del único Parque Natural riojano?

Las mejores vistas de Sierra de Cebollera

Llegar al Mirador de Piqueras es bastante sencillo. Podéis subir caminando desde la Venta de Piqueras, en el último tramo del Sendero de la Vía Romana, o hacerlo directamente en coche. En ambos casos, no tiene pérdida: justo cuando estéis a puntito de abandonar La Rioja, en una curva cerrada, veréis el desvío al mirador.

Una vez allí, simplemente hay que asomarse al mirador y disfrutar de unas vistas sin parangón. Desde allí podéis ver algunos de los elementos más representativos de la Sierra de Cebollera, como el Cerro Mojón Alto o la ya mencionada Venta de Piqueras.

Si tenéis suerte, podréis ver los puntos más altos de otras cadenas montañosas, llegando incluso a contemplarse en el horizonte las montañas de Cantabria.

Os recomendamos subir con unos prismáticos, pero no para ver las montañas lejanas de las que hablábamos en el párrafo anterior, sino para sacarle todo el jugo a la panorámica de Sierra de Cebollera. Pensad que en muy poquito espacio hay un montón de ecosistemas interesantes: bosques de coníferas, bosques de frondosas, comunidades de alta montaña… Desde ese privilegiado mirador podréis acceder a un punto de vista único para admirarlas en toda su grandeza.

Pinos, hayas, robles, abedules, acebos, tilos, fresnos, tejos… Imaginad un árbol propio de estas latitudes y sin duda estará allí.

¿Merece la pena subir hasta allí solo por ir a un mirador? Nosotros lo tenemos claro: ¡sin duda! Siempre que estamos de viaje intentamos ir a zonas altas, pues las panorámicas nos encantan. Pero, más allá de esa frikeza, objetivamente desde el Mirador de Piqueras podréis grabar en vuestras retinas una maravillosa postal del único parque natural de La Rioja.

Pensad además que venir hasta este extremo del Parque Natural Sierra de Cebollera tiene premio, pues pasaréis por delante de la Venta de Piqueras (visita imprescindible) y estaréis a escasos kilómetros de Lumbreras, uno de los pueblos más bonitos del entorno. A poco que os lo curréis, os quedará una excursión de lo más interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *