Las islas Vesteralen, el desconocido vecino de las Lofoten

Sin lugar a dudas, las islas Vesteralen son una parada obligada en todo viaje por el norte de Noruega. Este archipiélago pasa prácticamente desapercibido para el viajero medio, que queda deslumbrado con las vecinas islas Lofoten o con otros puntos de interés como Tromso o Bodo. Sin embargo, os aseguramos que estamos hablando de un sitio absolutamente increíble. En esta guía turística os traemos una aproximación general a este enorme y diverso destino, el cual requiere unos cuantos días para ser explorado al máximo.

Introducción: un tesoro a la sombra de un gigante

El archipiélago de las Vesteralen está compuesto aproximadamente por 1330 islas, en las cuales viven algo más de 30000 personas. La mayor parte están repartidas entre las seis masas de tierra principales, a lo largo de las cuales encontraréis de todo: carreteras, pueblos, playas, montañas, bosques… ¡Incluso una lanzadera de cohetes espaciales!

Precisamente, si algo distingue a las Vesteralen es que es un territorio diverso y llenos de contrastes. Tan pronto os podéis ver caminando sobre una larga playa de fina arena blanca como embarcando en una expedición para contemplar ballenas, así como visitando un antiguo poblado sami. Todo ello repartido en un territorio que, aunque amplio, es relativamente asequible por carretera.

En una zona en la que las islas Lofoten son las protagonistas absolutas, las Vesteralen muchas veces pasan desapercibidas. No seremos nosotros los que digamos nada en contra del primer archipiélago, pero es que el segundo también merece muchísimo la pena.

Cada isla da para varios días, por lo que tendréis que planificar muy bien vuestra ruta. Por ejemplo, nosotros apenas disponíamos de tres jornadas, por lo que fuimos eligiendo las paradas en función de nuestros intereses. Tuvimos que hacer algunos sacrificios, pero esto es inevitable en un sitio como este. En cualquier caso, pensamos que nos hicimos una buena composición de lugar de todo lo que cabría esperar de las Vesteralen.

Cómo llegar y cómo moverse por las islas Vesteralen

Llegar a las Vesteralen por tierra, mar y aire

Pese a ser un archipiélago, las islas Vesteralen están conectadas al continente por carretera. Tenéis diferentes opciones para acceder a ellas desde el sur, a través de una compleja red de puentes y carreteras secundarias que está operativa durante todo el año.

Además, también podéis llegar por mar. Por el norte, la mejor opción es el ferry entre Gryllefjord y Andenes, mientras que por el sur lo normal es utilizar el ferry entre Melbu y Fiskebol. Por supuesto, prácticamente todos los cruceros que pasan por la zona hacen distintas paradas en las islas.

Por último, las Vesteralen también tienen una buena conexión por avión. En el norte tenéis el aeropuerto de Andenes, mientras que al sur os espera el aeropuerto de Stokmarknes. Ambos tienen varias conexiones diarias con Oslo. Además, tenéis otros aeródromos cercanos, los cuales os dejarán a menos de dos horas en coche.

Carreteras famosas y anónimas

Si llegar es sencillo, moverse tampoco entraña complicación. Hay carreteras por todas las islas, por lo que llegar a las diferentes atracciones turísticas será facilísimo. Si bien es cierto que la Andoya Scenic Route es la vía más conocida, con sus 58 kilómetros de puro encanto, no debéis centraros solo en ella. De hecho, pensad que estaréis ante una infinita sucesión de montañitas, fiordos, bosques y playas, por lo que en cualquier sitio disfrutaréis de paisajes únicos.

Diferencias entre el verano y el invierno

Ojito con este tema, ya que hablamos de un lugar que cambia mucho entre los meses cálidos y fríos del año. Si bien en verano tendréis un abanico casi infinito de posibilidades a nivel turístico, en el invierno hay muchos espacios sepultados por la nieve. Esto tenéis que tenerlo claro a la hora de organizar el recorrido.

Turismo en las islas Vesteralen

Organización de la ruta

Antes de nada, os recomendamos que tengáis en cuenta que las islas Vesteralen son un espacio amplio y diverso. Si no organizáis mínimamente la ruta (algo que tampoco es fácil, porque la información no abunda) el tiempo se os escapará de las manos.

Si vais a moveros en coche, tenéis que tener claros vuestros puntos de entrada y salida. Por ejemplo, nosotros entramos por el norte y fuimos bajando, por lo que fuimos preparando la ruta en consonancia.

Aprovechamos para deciros que el mítico Hurtigruten tiene diferentes paradas en la zona, por lo que si os estáis moviendo en el legendario barco-correo podréis hacer una buena ruta por allí.

Qué ver y qué hacer: visitas imprescindibles en las islas Vesteralen

Vamos a hacer ahora un breve repaso de todo lo que ver y que hacer en las islas Vesteralen. Normalmente organizamos estas listas por destinos concretos, pero se trata de un sitio tan diverso que lo mejor es hacer grupos por temas.

En primer lugar, uno de los grandes atractivos turísticos de las Vesteralen es la observación de ballenas. Podéis hacerlo desde diferentes puntos, pero hay dos que destacan por encima del resto: Andenes, con empresas como Hvalsafari; y Sto, con la compañía Arctic Whale Tours como principal punta de lanza. Ambas son similares: se pasa un día en el mar, cuesta unos 150€ por persona e incluye una comida caliente.

Si buscáis algo más económico, os da miedo el mar o simplemente no os interesa esa actividad, tenéis otros muchos safaris de naturaleza. Por ejemplo, en Bleik podréis hacer una excursión para visitar una isla llena de frailecillos, mientras que en otras partes del archipiélago podréis salir en busca de aves rapaces árticas o zorros.

En función de la época del año, las Vesteralen son un lugar excelente para contemplar auroras boreales (invierno) o flipar con el sol de medianoche (verano). Dos fenómenos de nuestro planeta que solo pueden ser contemplados en este tipo de latitudes.

Otro punto de interés clave en la zona son las actividades de turismo activo. Pensad que en las Vesteralen hay más de 150 rutas de senderismo señalizadas, además de otras cientos que se pueden hacer libremente. Además, hay montañas de hasta 1000 metros de alto (algo poco común en Noruega), playas en las que probar las aguas del ártico, carreteras que parecen pensadas para la práctica del ciclismo… No os olvidéis de visitar los espacios más míticos, como el Trollfjorden: un espectacular fiordo al que solo se puede llegar en barco.

En cuanto a patrimonio histórico y cultural, en las Vesteralen tenéis ciudades y pueblos de muy alta factura. A modo de referencia, nosotros no nos iríamos de allí sin visitar Andenes, Bleik, Dverberg (incluyendo su iglesia octogonal), Nyksund, Sortland o Stokmarknes. Son sitios más o menos similares, con un gran pasado pesquero y que a día de hoy están plenamente abiertos al turismo.

Por último, a nivel gastronómico hablamos de uno de los sitios más interesantes de toda Noruega. La mejor muestra son proyectos como Galleri Uver & Betty’s Tea Salon, del cual ya os hemos hablado. Por doquier podréis degustar productos frescos y de proximidad, aunque siempre a los típicos precios noruegos.

Mapa turístico de las islas Vesteralen

Aquí os dejamos un mapa turístico de las islas Vesteralen. En él podéis ver con todo lo que visitamos e hicimos, además de otros puntos de interés que os hemos dejado marcados.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *