Qué ver en Serrada de la Fuente, una joya escondida en la Sierra Norte de Madrid

Hoy queremos hablaros de Serrada de la Fuente, uno de los pueblos más bonitos (y a la vez más desconocidos) de la Sierra Norte de Madrid. Un lugar en el que encontraréis muchos rincones con encanto, mucha tranquilidad y un buen punto de partida para hacer senderismo del bueno. De hecho, nos parece increíble que un sitio de este calibre no esté todavía tan masificado como otros destinos del entorno. Así que ya sabéis: tomad buena nota si estáis buscando una excursión diferente desde Madrid, porque en Serrada de la Fuente os está esperando una auténtica maravilla

¿El pueblo más bonito de la Sierra Norte de Madrid?

Si se pregunta al viajero medio sobre esta zona de la Comunidad de Madrid, seguramente hablará de lugares como Buitrago de Lozoya, Torrelaguna o La Hiruela. Sin embargo, es difícil que alguien mencione Serrada de la Fuente, ya que para bien o para mal no ha dado ese paso adelante que sí han llevado a cabo otros pueblos de la comarca. Y nos parece extraño, ya que tiene todo lo necesario para llegar al corazón del viajero.

Hemos puesto entre interrogaciones si es el pueblo más bonito de la Sierra Norte porque aun no los conocemos todos, pero sin duda está en nuestro TOP 3. Cuando vamos a la sierra buscamos sitios tranquilos, en los que la arquitectura tradicional no haya sido derrotada por los chalets acosados y desde los cuales poder hacer una rutita en medio de la naturaleza. Y en todas esas cosas cosas, Serrada de la Fuente cumple con creces.

Suponemos que el desconocimiento se debe al tamaño, ya que Serrada de la Fuente cuenta con escasos 30 habitantes. A día de hoy forma parte de Puentes Viejas, municipio creado en 1975 a partir de su unión con Manjirón (que previamente había absorbido Cinco Villas) y Paredes de Buitrago. Sin embargo, hacednos caso cuando os decimos que Serrada de la Fuente es uno de esos lugares que no deberíais perderos en la Sierra Norte de Madrid.

Turismo en Serrada de la Fuente

Iglesia de San Andrés Apostol

Aunque en algunos sitios leeréis que es del siglo XVII, la Iglesia de San Andrés Apóstol es mucho más moderna de lo que parece. De hecho, fue construida a caballo entre los siglos XIX y XX, por lo que se podría decir que es de hace cuatro días. En cualquier caso, la antigüedad es lo de menos en este caso, pues estamos ante un templo realmente bonito.

Ayuntamiento

Ya hemos dicho que en 1975 Serrada de la Fuente se fusionó con otros municipios para crear Puentes Viejas, así que seguro que no os sorprende que en este momento el edificio del Ayuntamiento ya no se utilice como Casa Consistorial. Sin embargo, no por ello deja de ser una bonita construcción. Los habitantes del pueblo le guardan mucho cariño, ya que en la segunda mitad del siglo XX era el principal foco de la vida social indoor de Serrada de la Fuente, gracias a un tocadiscos que servía para que los más jóvenes escuchasen canciones de artistas de la talla de Rafael o Manolo Escobar.

Plaza de la Constitución

Sin embargo, si hablamos de vida social al aire libre, sin lugar a dudas el epicentro es la Plaza de la Constitución, el espacio más reconocible de Serrada de la Fuente. Es uno de esos sitios de postal, de los que habitualmente se utilizan como portada de una guía de viajes. Posiblemente sea una de las plazas más bonitas de toda la Comunidad de Madrid.

La plaza está cargada de historias. Por ejemplo, la Posada se encuentra en lo que antaño fue la Escuela del pueblo. Hoy en día se ha convertido en uno de los establecimientos de referencia de la zona, ofreciendo comida tradicional y alojamiento a buen precio.

La Fuente también tiene su razón de ser, ya que al parecer uno de los primeros alcaldes del pueblo fue a Madrid capital a reclamarla en persona. Cuando estaba allí y le llamaron, su respuesta fue «presente, pero sin fuente», frase que ha pasado a los anales del pueblo.

Potro de Herrar

Tampoco puede faltar la visita al tradicional Potro de Herrar, que consta de seis monolitos de granito y distintas uniones realizadas con madera y forja. Es uno de los más interesantes de la Sierra de Madrid, ya que es de los poquitos que conservan buena parte de las piezas originales.

Como ya hemos contado en otros artículos sobre la zona, estos elementos se utilizaban para el herraje del ganado, así como otras actividades tradicionales en las que era necesario un punto firme de sujeción.

Casas tradicionales de pizarra

Serrada de la Fuente nos cautivó por el conjunto, no por edificios concretos. No esperábamos gran cosa del pueblo, ya que en el mapa parecía bastante chiquitito, pero en el paseo por sus calles descubrimos un buen puñado de casas tradicionales que parecían sacadas de un cuento de hadas.

Pese a que algunas se encuentran en estado de abandono, lo cierto es que la mayor parte de ellas estaban perfectamente conservadas. Hablamos de casitas construidas con pizarra, de esas que evocan a los famosos pueblos negros de la cercana Guadalajara.

Solemos decir esto al hablar de la Sierra Norte, pero en el caso de Serrada de la Fuente cobra más valor que nunca: dad un paseo sin rumbo por sus calles, pues encontraréis algunos de los rincones con más encanto del Valle Bajo del Lozoya.

Museo y Parque de Juegos Tradicionales

A día de hoy el pueblo está separado la M-127. Todo lo que os hemos enseñado hasta ahora está de la carretera hacia abajo, pero yendo hacia arriba también encontraréis cositas. Por ejemplo, el Museo y Parque de Juegos Tradicionales, un espacio de nueva construcción en el que encontraréis réplicas de juegos tradicionales castellanos. Funciona también como Oficina de Turismo.

En el exterior del edificio encontraréis varios espacios para practicar este tipo de juegos. Quizá de millenials en adelante os suene a chino, pero a los que ya tienen unos años les picará la nostalgia al escuchar hablar de la Rana o la Herradura.

Lavadero Municipal

Un poquito más arriba está el antiguo Lavadero Municipal, otro de los edificios destacados del pueblo. Este no solo servía para que los vecinos pudieran lavar sus prendas sin necesidad de bajar al río, sino también para que pudieran reunirse y hacer un poquito de vida social.

Pinar de Casasola

Y, ya que estáis por allí, os recomendamos hacer algo de senderismo. Sería un error no hacerlo estando por allí, ya que desde el pueblo sale una ruta muy interesante hasta el Pinar de Casasola, en la cual podréis recorrer el cercano Barranco del Pozo de la Pila. Os llevará apenas una horita, es para todos los públicos y disfrutaréis de un espacio natural de primer nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *