La despensa de la furgoneta: alimentos que no pueden faltar en tu camper

En este artículo os vamos a enseñar todos esos alimentos que nunca faltan en nuestra furgoneta. Porque sí, está muy bien entrar en un supermercado alemán a comprar salchichas o en uno italiano a comprar pasta, pero siempre conviene llevar comida de casa. Primero, porque hay muchos elementos básicos (como sal o especias) que con llevar un poquito en un tarro tendréis más que suficiente para todo el viaje. Y segundo, porque no siempre hay un supermercado a mano: en esos momentos, hasta la lata de comida preparada de más dudosa calidad os parecerá un manjar de dioses.

Aquí os dejamos la lista. Si veis que falta alguna cosa que para vosotros es imprescindible, no dudéis en dejarnos un comentario y la añadiremos.

Básicos, especias y aliños

Esta sección nos parece la más importante. Alguna vez se nos ha olvidado echar un botecito con sal y comprarla por ahí es un engorro, porque tienes que hacerte al menos con un kilo, el paquete se acaba rompiendo y es incómodo de manejar.

  • Agua: no siempre hay agua potable a mano, por lo que llevar una garrafa con agua siempre es una buena idea (tanto para beber como para cocinar).
  • Sal.
  • Azúcar / sacarina.
  • Especias: si siempre usas la misma combinación (por ejemplo, nosotros le echamos ajo en polvo, cebolla en polvo y perejil a casi todo) puedes hacer la mezcla ya en casa y así llevarás solo un tarro.
  • Aceite de oliva: nosotros llevamos el típico biberón que se mantiene cerrado. Salvo que estéis todo el día friendo sanjacobos, con uno de esos tendréis para varias semanas de viaje.
  • Bolsitas individuales de ketchup / mayonesa: nosotros las llevamos así porque vamos sin nevera, pero si tenéis nevera y os gustan mucho este tipo de salsas igual os podéis plantear llevar el bote completo.
  • Crackers o paquetitos pequeños de pan tostado.
  • Frutos secos: vienen bien para tomarlos como snack, para añadirlos en ensaladas, como aperitivo…

Desayunos

Aunque muy a menudo comemos y cenamos por ahí, el desayuno lo solemos hacer en la furgo. Por eso, para nosotros esta sección también es súper importante:

  • Café (normal si tenéis cafetera o soluble si no fuera el caso).
  • Nesquick o Cola Cao: no vamos a abrir ese debate, todo el mundo sabe cual es el bueno.
  • Bolsitas de té.
  • Zumos individuales: no tienen nada que ver con el recién exprimido, pero pueden hacerte un buen servicio en cada momento.
  • Leche en polvo: ocupa poco, cunde mucho y aguanta meses.
  • Bricks pequeños deleche: si no os gusta la leche en polvo (tiene un sabor muy particular), podéis comprar cartoncitos pequeños de leche y usar uno por desayuno.
  • Galletas.
  • Cereales: os recomendamos bolsitas individuales, ya que los grandes se pueden poner malos con los típicos cambios de temperatura de la furgo.
  • Mermelada, mantequila y miel en paquetitos individuales: misma cosa.

Pastas, arroces y otras bases

Tanto en crudo como en cocido, no pueden faltar en vuestras despensas:

  • Arroz
  • Pasta
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Alubias

Llevar paquetes de esto en seco es un rollo, porque suelen ser enormes. Os recomendamos elegir lo que más os guste y llevar solo eso, si no tendréis una nevera enorme.

Conservas

Entramos en el fabuloso e infinito mundo de las conservas. Podríamos escribir un millón de párrafos sobre sus genialidades, pero siendo concretos diremos lo siguiente:

  • Verduras: champiñones, guisantes, habitas, alcachofas… Te recomendamos las latas en lugar de los botes de cristal, pues aguantan mejor el tute de la furgoneta y se llevan mejor con los cambios de temperatura.
  • Patatas cocidas: perfectas para hacer una tortilla o una guarnición.
  • Ensaladas: botecitos con ensaladas ya hechas o ingredientes para hacer ensaladas. Si optas por lo segundo, ya sabes: espárragos, aceitunas, pimiento rojo, maíz… Con un poco de cariño te puedes preparar una ensalada deliciosa en un pis pas.
  • Fruta en conserva: no siempre hay un mercado a mano para comer fruta.
  • Fruta deshidratada: lo mismo.
  • Pescados, moluscos y demás bichos del mar: latas de atún, sardinas con tomate, berberechos, mejillones… La lista es infinita.
  • Salchichas.
  • Patés: aguantan súper bien.

Latas, bricks y comida preparada

Sobre las conservas podemos decir mucho, pero sobre la comida preparada más todavía. Obvio: a todo el mundo le gusta cocinar, pero a veces no hay tiempo (o simplemente estaréis muertos del cansancio). Por eso, conviene tener estos recursos para salir del paso:

  • Bricks de crema de verduras.
  • Tomate frito o triturado.
  • Botes de pisto.
  • Sopas de sobre.
  • Pasta asiática: nosotros solemos llevar algún bote de cosas tipo Yatekomo, que se hacen en un minuto con agua hirviendo y quedan estupendos.
  • Botes de comida preparada: hemos cogido la costumbre de comprar alguna de estas en cada país al que vamos, por lo que tenemos una despensa súper internacional.

De hecho, aprovechamos eso último para recomendaros que vayáis a todos los supermercados que podáis si estáis en un país extranjero. En todos encontraréis cosas distintas y que os alejarán de la rutina culinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *