Los sitios más fotogénicos de Edimburgo: encuentra los rincones de postal en la capital de Escocia

Aquí os traemos una recopilación de los mejores sitios para hacer fotos en Edimburgo. No vamos a decir que sean los únicos o que no nos hayamos dejado cosas en el tintero, pero estamos segurísimos de que os traemos una selección excelente. Seguid leyendo y os daremos un montón de lugares estupendos para que vuestro instagram le saque todo el partido a la capital de Escocia.

Los 15 lugares más instagrameables de Edimburgo

Volver a casa con la memoria del móvil repleta de fotos bonitas es uno de los grandes alicientes de viajar. Puede parecer una afirmación un poco vanidosa, pero prácticamente no hay viajero que no caiga en la tentación fotográfica. Bajo esa premisa os traemos esta selección de quince lugares de Edimburgo, todos ellos caracterizados por ofrecer al objetivo de vuestra cámara material del bueno.

Waverley Bridge, el nexo entre la Old Town y la New Town

Si bien es cierto que la lista no sigue un orden concreto, nos parecía necesario empezar por el mítico Waverley Bridge. Se trata de un puente que conecta la Old Town y la New Town de Edimburgo, dejando al viajero frente a una de las estampas más míticas de la ciudad. La piedra negra de los edificios de la parte vieja sugiere que se va a entrar en un sitio oscuro y tétrico, pero en seguida veréis que no es así.

Princes Street hacia el Castillo: objetivo Ross Fountain

Seguimos con imágenes desde la New Town hacia la Old Town. En este caso, si vais a los jardines de Princes Street, a la altura de la Ross Fountain, disfrutaréis de una de las imágenes más icónicas de Edimburgo: con los jardines y la fountain en primer plano, pero con el poderoso castillo en las alturas. Si jugáis convenientemente con la perspectiva, incluso es posible sacar algunas de las lápidas del cementerio.

Casita del jardinero de Princes Street Gardens

también conocida como Great Aunt Lizzies house. está al principio de los jardines de Princes Street.

The Vennel, las escaleras más fotografiadas de Edimburgo

The Vennel es un lugar que por sí mismo parece poca cosa, ya que estamos hablando de unas sencillas escaleras de piedra. Sin embargo, en esta pequeña calle hay un viewpoint único, en el que se puede ver el castillo al fondo. Aprovechad que estáis por la zona para bajar a Grassmarket y disfrutad de su mercado.

Calton Hill

Esta es posiblemente la imagen más típica de Edimburgo. A poco que busquéis en cualquier librería, veréis decenas de guías de viaje que ilustran su portada con esta estampa. Y no es para menos, ya que en el centro de la ciudad hay una pequeña colina desde la cual todo está a mano. Recorred Calton Hill en busca de algunos de sus espacios más icónicos, como el Monumento Nacional o el Monumento a Nelson, y vuestra cámara os lo agradecerá.

Chessel’s Court, el corazón de instagram

Y de lo mainstream a algo no tan conocido, pese a que últimamente se haya viralizado en Instagram. Tenéis que poner en vuestro mapita Chessel’s Court e ir hasta allí, pues en este pequeño patio interior encontraréis un corazón hecho de hiedra. ¿Acaso esperábais hacer fotos solo de edificios?

Ramsay Garden

Vamos con otro sitio “no tan conocido”. En este caso, tenéis que ir a Princes Street y llegar a la altura de Ramsay Garden, un conjunto de dieciséis bloques privados de apartamentos construidos a finales del siglo XIX. Es otra de esas imágenes icónicas del skyline de Edimburgo.

Os recomendamos también acercaros desde la Royal Mile para visitar el callejón en el que se encuentra, ya que encontraréis un adorable rinconcito en medio del bullicio de la Old Town.

Makar’s Court: mainstream sin masas

En pleno corazón de la Old Town está Makar’s Court. Aparte de servir como punto de entrada al Museo de los Escritores de Edimburgo, es un lugar súper auténtico. Puede que esta foto sea menos colorida que las anteriores, pero sin duda refleja a las mil maravillas cómo ha sido la vida en la ciudad durante muchos siglos.

El puente de Dean Village

Dean Village es una pequeña aldea en medio de Edimburgo, como si dentro de la gran ciudad hubiese un pueblo independiente. Es un sitio tranquilo y acogedor, en el que no veréis tiendas ni museos pero sí edificios llenos de encanto. La mejor zona para retratarla es el puente que hay sobre el río, pero cualquier callejón os dejará imágenes únicas.

Circus Lane

En el barrio de Stockbridge os espera Circus Lane, una pequeña calle a la que el paso del tiempo le ha sentado bien. Lo que en la Edad Media fue un lugar repleto de establos se ha transformado en una de las callejuelas más coquetas de Edimburgo. Seguro que habéis visto esta foto un millón de veces en redes sociales. Os recomendamos bajar hacia el extremo oeste, para que la torrecita de la Iglesia de St. Stephen salga en vuestra instantánea.

Dunbar’s Close: no todos los callejones son oscuros

Tampoco os podéis perder Dunbar’s Close. Tal y como hemos dicho en el título, es el mejor ejemplo de que no todos los callejones son siniestros. De hecho, la gracia de este sitio es que se ha convertido en un lugar la mar de agradable, ya que esconde uno de los jardines más adorables de Edimburgo. El acceso está medio escondido, pero es una visita imprescindible.

White Horse Close

Al ladito de Dubar’s Close está White Horse Close, otro patio de vecinos interior. Ojo, que no deja de ser un lugar privado. No solo hay que mostrar respeto a la gente que vive allí en todo momento, sino también ser prudentes (nada de subirse a sitios buscando la mejor foto) o lo acabarán cerrando. Es uno de los sitios que más nos gustan de Edimburgo, dicho sea de paso.

St Bernard’s Well, el romanticismo decadente

Volvemos a Dean Village para ir al St Bernard’s Well, un pozo descubierto en el siglo XII y al que tradicionalmente se le han atribuido propiedades curativas (incluso milagrosas). El lugar fue explotado hasta la saciedad, llegándose a vender incluso agua embotellada que se extraída del pozo. En cualquier caso, fue cerrado en 1940, algo que no ha impedido que siga siendo uno de los lugares más fotografiados de Edimburgo. Es el mejor ejemplo de que a veces es mejor el viaje que el propio destino, ya que el paseíto hasta el pozo es delicioso.

The Meadows

El lugar número 12 de la lista lo ocupa The Meadows, una de nuestras zonas verdes favoritas de Edimburgo. Es uno de esos sitios en los que el continente no es tan importante, sino más bien os recomendamos ir allí por el contenido. Mal se tiene que dar para que en un día normal no veáis partidos de rugby, gente haciendo barbacoa o incluso actuaciones musicales.

Victoria Street desde ambas alturas

Termina la lista con Victoria Street, la calle que tanto nos recordó al Callejón Diagon de Harry Potter. La gracia aquí está en que hay que hacer la visita desde dos perspectivas, ya que tiene dos alturas.

Si bien os podríamos recomendar algunos spots concretos (como Victoria Terrace, para hacer la foto de arriba a abajo), pensamos que lo mejor es que vayáis hasta allí y le dediquéis un buen rato a explorar.

No os quedéis simplemente con la calle, pues en ella también encontraréis algunas de las tiendas más fotogénicas de Edimburgo. Si os gusta curiosear entre cachivaches, este es vuestro sitio.

Mapa con lugares para hacer fotos bonitas en Edimburgo

Para haceros las cosas más fáciles, aquí os dejamos un mapa con todos los lugares fotogénicos de Edimburgo. ¡Más fácil imposible!

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *