Victoria Street: el Callejón Diagón de Edimburgo

Uno de nuestros rincones favoritos de Edimburgo es Victoria Street. La frase no es especialmente llamativa, ya que la mayor parte de los viajeros que la visitan sucumben ante sus encantos. No sabemos si serán los colores de sus calles, la magia de sus tiendas o que esté a dos alturas, pero lo cierto es que es una de las zonas con más encanto de la ciudad.

En este artículo os vamos a contar todo sobre esta divertida calle, además de recomendaros todas esas tiendas que no os podéis perder en ella.

La calle más bonita de Edimburgo

Empezando por el final… ¿Victoria Street no os recuerda al Callejón Diagón de Harry Potter? Al parecer, J. K. Rowling se inspiró en buena medida en los colores y los escaparates de esta sensacional calle para imaginar la zona comercial en la que los magos de su universo hacían acopio de todo lo necesario para pasar un año en Hogwarts.

Pero no hay que irse a tiempos tan recientes para entender el éxito de Victoria Street, pues la calle ya era uno de los principales destinos turísticos de Edimburgo desde mucho antes. Aunque existe desde la Edad Media, lo cierto es que su aspecto actual se debe a una reforma del siglo XVIII, cuando los mandatarios de la ciudad quisieron hacer una buena vía para comunicar la popular Royal Mile con el oeste de Edimburgo.

¿Qué podemos decir? Les quedó una calle preciosa. Sus edificios son de los más bonitos de la ciudad, con todos esos colores y enormes escaparates. Por si fuera poco, la parte alta está dividida en dos alturas, dejando un mirador desde/hacia la propia calle que resulta no de los lugares más fotografiables de la capital de Escocia.

Merece la pena ir a cualquier hora del día y en cualquier época del año. En día soleados encontraréis un ambientazo y gente venida de todas las partes del mundo, mientras que en una jornada lluviosa sus tiendas llenas de cachivaches serán un refugio perfecto. No solo de tiendas vive Victoria Street, pues en ella también encontraréis pubs y restaurantes en los que probar algunas de las propuestas más atrevidas de Edimburgo.

Las mejores tiendas de Victoria Street

Pese a ser una calle tan turística, todavía no ha sucumbido a las franquicias y las tiendas sin alma. De hecho, la única novedad reciente es que cada vez hay más tiendas que de un modo o de otro están dedicadas a Harry Potter, algo que para nada nos supone un disgusto.

Empezando desde la parte baja, queremos enseñaros las mejores tiendas de Victoria Street. Vaya por delante que es una lista 100% subjetiva y que en general la calidad de todos los establecimientos es muy alta, pero pensamos que hay algunos que no os podéis perder.

El primero de ellos es The Red Door Gallery, una tienda en la que artistas locales venden sus creaciones. ¡Fue nuestra perdición! En ella compramos láminas, tarjetas de felicitación y un poquito de artesanía. Sin lugar a dudas, de nuestras tiendas favoritas de todo Edimburgo.

Justo la siguiente tienda es Museum Context, un enorme comercio de varias plantas dedicado casi en exclusiva a Harry Potter. Decimos “casi” porque es posible encontrar merchandising de otras sagas, como Star Wars o Juego de Tronos. La tienda ocupa una antigua tienda de productos de deshollinar chimeneas, que cedió a las nuevas tendencias y se adaptó a lo que los viajeros demandaban. Es muy interesante.

Justo enfrente está una de las principales sucursales de The Boy Wizard, una franquicia repartida por toda la ciudad que vende únicamente productos relacionados con Harry Potter. Si la encontráis hasta arriba de gente, no os preocupéis: en el aeropuerto hay una exactamente igual, mucho menos transitada y que sorprendentemente tiene los mismos precios.

Un poquito más arriba está Oink, un establecimiento muy peculiar. En él, todas las mañanas asan un cerdo al completo, que van vendiendo en suculentos bocadillos de tres tamaños. Solo asan uno al día, así que cierra una vez hayan liquidado el producto. Daos prisa e id a primera hora, porque si no os quedaréis sin probar este delicioso bocado.

Muy cerca está Mellis, una tienda de queso que os atrapará no solo por su llamativo escaparate sino por el olor que sale de su puerta. Si os gusta el queso es una parada obligada, sobretodo teniendo en cuenta los excelentes quesos que se fabrican en Escocia.

Hasta aquí, nuestras recomendaciones concretas. Sin embargo, queremos romper una lanza a favor de los otros muchos comercios que están distribuidos a lo largo y ancho de la Victoria Street. Mientras que en otras capitales europeas solo sería posible encontrar Primarks y McDonalds en un sitio como este, aquí podéis comprar ropa escocesa, whisky, gaitas… Vamos, que el paso del tiempo aprieta pero en Victoria Street parecen estar pudiendo con él.

También queremos recomendaros comer por allí. Más allá de Oink y Mellis, en Victoria Street podéis comer algunos platos típicos (como fish & chips) o simplemente tomaros una cerveza en la zona alta mientras veis a la gente pasar.

En conclusión, Victoria Street es una visita imprescindible en Edimburgo. Solo por recorrerla ya merecería la pena ir a esta animada ciudad.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.