St Pancras Old Church, una de las iglesias más antiguas de Londres

Aunque el centro de Londres parece reservado para enormes rascacielos y amplias avenidas atestadas de gente, si se busca bien es posible encontrar espacios que evocan una época mucho menos caótica. Es el caso de St Pancras Old Church, una iglesita a pocos pasos del enorme nudo de comunicaciones formado por las estaciones de St Pancras International y King’s Cross. Si estáis buscando lugares sorprendentes y poco conocidos de Londres, sin duda estáis en el post indicado.

Un pequeño reducto de fe en la caótica Londres

La St Pancras de la que os vamos a hablar tiene la coletilla de old church porque a una milla de ella está la St Pancras New Church, un enorme templo decimonónico mucho más conocido. Sin embargo, de ella hablaremos en otra ocasión.

Y es que la St Pancras Old Church bien merece la pena una visita, ya que tiene el honor de ser uno de los lugares de culto cristiano más antiguos de todo Reino Unido. Los orígenes de la iglesia se pierden en el tiempo, aunque hay referencias a la misma durante toda la Edad Media.

El edificio actual data del siglo XI, aunque se cree que puede estar construido sobre un templo del siglo IV. Durante la Guerra Civil de Inglaterra fue utilizada como barracones y establos para las tropas de Cromwell, quedando en un estado lamentable. De hecho, tuvo que ser restaurada casi por completo en la década del 1800.

La visita a este templo anglicano no podría ser más interesante. Primero hay una especie de hall en el que se muestran paneles informativos hablando de su historia y de sus restauraciones. Si lo flanqueáis, entraréis en el corazón de su única nave, un espacio de paredes blancas lleno de modestas obras de arte sacro.

La iglesia tiene capacidad para apenas cien fieles, que sin embargo la abarrotan cada vez que se celebra misa. En el poste de la entrada se anuncian los servicios religiosos, igual que antaño.

El cementerio, un espacio abierto lleno de vida

Casi tan interesante como la iglesia es el cementerio que la rodea. A nosotros, como españoles, un camposanto nos evoca tumbas y gente llorando. Sin embargo, los británicos tienen una visión bien diferente, mucho más cercana a la de un parque que a un cementerio.

En este caso, en el tranquilo churchyard veréis únicamente a vecinos de la zona, que acuden a que sus perros socialicen con los de otros vecinos. Eso sí, que toda esa calma no os haga pensar que el sitio no tiene nada que ofrecer, pues todo lo contrario.

El cementerio de St Pancras Old Church es fundamentalmente conocido por dos cosas. Por un lado, fue utilizado como principal fuente de inspiración para la mítica Historia de Dos Ciudades de Charles Dickens. Por otro, los más melómanos lo reconocerán por haber sido el espacio en el que The Beatles realizaron su mítica sesión de fotos para Mad Day Out, así como para promocionar su legendario tema Hey Jude.

Además de eso, podréis visitar The Hardy Tree, un árbol dedicado al novelista y poeta Thomas Hardy, que pasó mucho tiempo en estos jardines. También está The Soane Mausoleum, diseñado por sir John Soane (el arquitecto responsable de la Holy Trinity Church o la Dulwich Picture Gallery, entre otras obras). Por supuesto, también hay tumbas prácticamente anónimas, de esas en las que no se sabe quien reposa allí.

Sea como fuere, exprimid bien tanto el cementerio como la iglesia, ya que merecen mucho la pena. Posiblemente por cada visitante que va hasta St. Pancras Old Church haya un millón que se pase por la cercana King’s Cross a hacerse una foto en el Andén 9 y 3/4, pero os aseguramos que este lugar merece mucho la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.