Ruta en coche y a pie hasta el Ibón de Plan

El Ibón de Plan es uno de los lugares más destacados del Pirineo aragonés. Conocido también como Basa de la Mora, se trata de uno de los lagos glaciares más bonitos de la cordillera, de España y seguramente de Europa. En este artículo os vamos a contar las diferentes maneras de llegar hasta él, cómo fue nuestra visita y qué tenéis que tener en cuenta a la hora de preparar una ruta hasta este magnífico ibón.

Alternativas para visitar el Ibón de Plan

Por si todavía alguien se está preguntando qué es un ibón, es la manera de denominar a un lago glaciar de alta montaña en Aragón, Cataluña y alrededores. Los Pirineos están repletos de ibones, aunque hay pocos tan emblemáticos y tan bellos como este.

El Ibón de Plan se encuentra en el término municipal de Plan (tenemos un post con todo lo que ver en Plan), una localidad ubicada en el Valle de Gistaín (o de Chistau, en el dialecto aragonés local). En concreto, está a casi 2000 metros sobre el nivel del mar, en medio de unas impresionantes montañas que ofrecen la cara más vistosa de los Pirineos.

Para llegar hasta el Ibón de Plan hay tres alternativas:

  • Caminando desde el Embalse de Plan. La ruta es durísima, ya que salva mucho desnivel en muy poco recorrido.
  • Yendo a pie desde Saravillo, haciendo un tramo del GR-15. Es una opción más larga, aunque también más asequible. Al fin y al cabo, el desnivel es el mismo, pero está mucho más repartido.
  • La opción más típica: subiendo en coche desde Saravillo hasta el Refugio de Lavasar, transitando por una vía forestal. Desde el refugio tan solo hay que caminar escasos 20 minutos.

Seguid leyendo si queréis saber cómo nos fue en esta última opción, la que sin duda es la más recomendable para la mayor parte de los públicos.

Ruta de senderismo entre el Refugio de Lavasar y el Ibón de Plan

Elegimos llegar en coche tan cerca como fuese posible porque llevábamos varios días visitando los Pirineos y aun teníamos muchas rutas en mente, por lo que no queríamos que la subida hasta el Ibón de Plan fuese una paliza.

Así, hay que ir en dirección a Saravillo, el pueblo desde el que sale una pista de tierra hasta el Refugio de Lavasar. Recorrer la pista tiene un coste de 3€ para el coche, y otros 3€ adicionales en caso de que quieras recoger setas. Es un auténtico calvario, poco recomendable si sois los típicos tiquismiquis que se enfadan cuando le sale una mancha al coche.

Nosotros tardamos unos 40 minutos en recorrer la pista, hasta llegar al improvisado aparcamiento de tierra que hay al final de la misma. Por lo que leímos, si ha llovido en los días previos no tiene sentido intentar subir, ya que se vuelve intransitable. Dejamos este aviso aquí por si estáis en temporada de lluvias.

El caso es que llegamos hasta el refugio, nos pusimos las botas de caminar y emprendimos nuestra ruta.

Desde el refugio hasta el Ibón de Plan hay unos 20 o 25 minutos caminando, en una preciosísima ruta en medio de la alta montaña. Se camina entre rocas y raíces, en paralelo al río.

Una vez tengáis el ibón a la vista, os daréis cuenta de que mereció la pena el calvario en coche y la ruta por la montaña. Es sencillamente impresionante.

Merece la pena dar la vuelta al ibón por completo. Bordearlo lleva otros 20 minutos y supone añadir 1,5 kilómetros a la ruta. Podréis así disfrutar de diferentes perspectivas y de varios tipos de paisaje diferentes.

Entre la subidita en coche, la ruta al Ibón de Plan desde el Refugio de Lavasar, el tiempo en el propio ibón, la vuelta y la bajada en coche se va fácilmente una mañana entera. Os recomendamos ir con comida y hacer un picnic allí, ya que pocos sitios más bonitos encontraréis en la provincia de Huesca.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta que os hemos enseñado, sin tener en cuenta las variantes que arrancan desde abajo de la montaña ni el difícil trayecto en coche, empieza desde el Refugio de Lavasar. En concreto, desde el aparcamiento que hay a sus pies.

📏 Distancia / desnivel: se recorren unos cinco kilómetros, con un desnivel de no más de 50 metros.

💪 Dificultad: ruta fácil y sencilla. Lo más complicado será conducir hasta el refugio, pero una vez allí todo es coser y cantar.

⏲️ Duración: una mañana entera. Realmente se podría hacer en una hora andando si se va del refugio al ibón, se contempla desde arriba y se vuelve. Sin embargo, sería una pena no recorrerlo en su totalidad y llegar hasta el propio nivel del agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.