Qué ver en Sallent de Gállego, la capital del Valle de Tena

Sallent de Gállego no solo es la capital del Valle de Tena, en los Pirineos aragoneses, sino también uno de los municipios más importantes de toda la comarca del Alto Gállego. Sus 1500 habitantes son todo un hito, demostrando que también hay futuro para los pueblos de la serranía oscense. En este artículo os vamos a enseñar qué ver y qué hacer en Sallent de Gállego, un lugar en el que los Pirineos se muestran en su estado más puro.

100% Pirineos

Casas de pizarra, olor a chimenea, enormes montañas que se pueden tocar con la punta de los dedos… Sallent de Gállego responde como ningún otro a la idea que todos tenemos de un pueblecito de montaña.

Ubicado en la parte más elevada del Alto Gállego, está rodeado por un entorno privilegiado, con largos campos verdes (o blancos, si es época de nieves) y caudalosos ríos protegiendo al municipio.

Pese a ser una de las localidades más grandes en muchos kilómetros a la redonda, Sallent de Gállego mantiene su encanto intacto. De hecho, su conjunto es sencillamente precioso, así que no esperéis que por ser más grande haya dejado de merecer la pena.

En este artículo os proponemos una ruta por el pueblo que da nombre al municipio, aunque no hay que olvidar que está formado por tres núcleos más: Lanuza, Formigal y El Portalet.

Turismo en Sallent de Gállego

Plaza del Mentidero

Empezamos la ruta en la Plaza del Mentidero, un lugar excelente para tomarle el pulso a la localidad. Allí podéis encontrar la Oficina de Turismo, donde nosotros nos hicimos con un mapa que nos ayudó mucho en la visita.

Ayuntamiento

Al ladito de la plaza está el Ayuntamiento, uno de los más bonitos de todo el Pirineo de Huesca. Está realizado en piedra, como mandan los cánones, y su bonita fachada no pasa desapercibida.

Si habéis ido de la Plaza del Mentidero al Ayuntamiento, lo habréis hecho recorriendo parte de la Calle Francia. Es uno de los lugares perfectos para observar la arquitectura típica de serranía, al igual que pasa en otras calles como la Calle La Iglesia, Calle Bozocarro o Calle Vico.

Aunque Sallent de Gállego es un poco más grande que sus vecinos, el conjunto es una pasada. 100% recomendable dar un paseo sin rumbo fijo y descubrir todos los rincones con encanto que esperan al viajero.

Río Aguas Limpias

La zona baja del pueblo está protagonizada por el Río Aguas Limpias, que luce precioso a su paso por la localidad. Sus aguas, aunque frías, no impiden que en los meses cálidos del año sea frecuente ver a gente mojándose los pies.

Hay varias maneras de cruzar el río: por el Puente Nuevo, por el Puente Viejo, por el Puente de la Plaza e incluso por una pasarela de madera. Os recomendamos recorrer su cauce de arriba a abajo, ya que todos los puentes son preciosos.

También os recomendamos ir a la Plaza Valle de Tena, donde hay una bonita fuente y un arco románico conocido como Mallo Sallentino.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Por último, no podéis dejar de subir a la parte alta, donde os espera la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Se trata de un templo gótico tardío, construido posiblemente en el siglo XVI sobre una iglesia románica preexistente.

Aunque no está tan a mano como es habitual (ya que no tiene una posición céntrica, sino que está en calles altas) es una auténtica pasada, tanto por fuera como por dentro. Sin duda, una manera excelente de terminar un recorrido por esta bonita localidad de los Pirineos.

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.