Qué ver en Gistaín – Chistén, el pueblo de las tres torres

Nuestro viaje por la comarca del Sobrarbe nos llevó hasta Gistaín – Chistén, un pueblo famoso por las tres torres que dan una gran personalidad a su skyline rural. No es el sitio más preparado del mundo para recibir turistas, pero aun así tenemos que decir que lo pasamos en grande recorriendo sus calles. Fruto de esa visita es este artículo, en el que os enseñamos todo lo que ver y hacer en esta adorable localidad de los Pirineos aragoneses.

Con el aislamiento por bandera

Gistaín – Chistén (también conocida como Chistau) es uno de esos sitios en los que el tiempo parece haberse detenido. La vida está plenamente integrada en un entorno tan mágico como los Pirineos, con el coqueto río Cinqueta como principal referencia para la vida agrícola.

Hay un pequeño aparcamiento justo a la entrada del pueblo, pero ahí mismo terminan las comodidades para el viajero. En Gistaín – Chistén las calles no tienen nombre, apenas hay indicaciones sobre los edificios más destacados y por todas partes veréis letreros indicando que las calles son privadas y que te des media vuelta.

Sin embargo, que el turismo de masas no haya llegado hasta allí no significa que sea un lugar poco hospitalario. De hecho, todo lo contrario: todo el mundo es súper simpático, hay varios bares y restaurantes abiertos (algo no tan habitual en pueblos de este tamaño) y durante todo el año se celebran festejos, como un carnaval que es de lo mejorcito de la zona.

Por cierto, aquí todavía se habla chistabín o aragonés chistabino, uno de los dialectos más arcaizados (y, por tanto, menos castellanizados) del aragonés.

Turismo en Gistaín – Chistén

Parroquia de San Vicente Mártir

A Gistaín se le conoce como el pueblo de las tres torres por cuestiones obvias. La primera de esas torres es la de la Iglesia parroquial de San Vicente Mártir, un templo construido entre los siglos XVI y XVII que es visible desde mucho antes de llegar al pueblo. La torre tiene planta cuadrada y tenía una función defensiva que trascendía lo religioso.

Antes de seguir con las otras dos torres, un pequeño paréntesis sobre la arquitectura popular que se puede encontrar en Gistaín. Y es que allí os esperan muchas casas señoriales, grandes plazas y calles con trazado irregular, que en su afán por sortear las dificultades de un paisaje tan escarpado han creado una estructura única.

No podéis dejar de visitar la Escuela Cinca Cinqueta, enmarcada en un excepcional edificio de piedra. Tampoco os podéis perder la Fuente de Ciella. Imperdible también es la Casa Cañau.

Por cierto, Gistaín es un paraíso para el turismo rural. En sus laberínticas calles encontraréis muchas casas rurales y también varios restaurantes para degustar la gastronomía local.

Casa Tardán

Volviendo a las torres, la segunda la encontraréis en Casa Tardán. Este enorme caserón del siglo XVI representaba el buen momento económico de la familia que lo construyó, algo que claramente ha desaparecido. En la actualidad, el edificio está en un estado bastante malo, con los alrededores abandonados y llenos de maleza.

Casa Rin

Por último, la tercera torre la pone la Casa Rin, que es como se conoce a la Casa de Domingo Rin. Destaca por unos tonos más rojizos que las otras dos, además de por ser la que está en la zona más baja del pueblo.

Casa consistorial

No muy lejos de Casa Rin está la antigua Casa consistorial de Gistaín, que también tuvo la función de escuela. Es un edificio del siglo XIX de lo más interesante.

Fuente de Feixas

En las afueras del pueblo, justo donde se aparca, encontraréis la Fuente de Feixas, junto con un antiguo abrevadero. Aunque hoy en día ha perdido su función, ya que el agua corriente es fácil de encontrar en cualquier punto del pueblo, antaño era un punto de reunión clave en la vida chistabina.

Mirador

Para terminar, también en la entrada tenéis un estupendo mirador que bien merece una visita. Desde allí disfrutaréis de unas vistas maravillosas del Macizo de Cotiella, cuyas montañas tienen la curiosidad de estar denominadas con horarios: Peña Las Once, Peña Mediodía, Peña La Una…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.