Qué ver y hacer en Camden Town, el paraíso punk y bohemio de Londres

La cara más gamberra y creativa de Londres siempre se encuentra en Camden Town. Este alternativo barrio, ubicado en el norte de la ciudad, es el lugar adecuado para ver cosas sorprendentes, disfrutar de la mejor street food y hacer compras a precios de risa. Todo ello en un ir y venir de gente constante, en el que turistas procedentes de todo el mundo se dan la mano con vecinos del barrio, punks de crestas de colores y artistas de la talla de Amy Winehouse, que hasta sus últimos días vivió en Camden. En este artículo os enseñamos qué ver y hacer en el lugar más controvertido de Londres.

Camden Town, el barrio más auténtico de Londres

La historia de Camden Town hace el camino contrario a la de la mayoría de los barrios londinenses. Normalmente se parte de un enfoque humilde, el barrio prospera y pasa a estar reservado a los más pudientes, pero en este caso fue al revés. Camden Town surgió a finales del siglo XVIII, siendo una pequeña urbanización para un reducido grupo de personas adineradas.

Poco a poco fueron llegando otras familias poderosas, hasta que en 1820 se abrió Regent’s Canal. Así, el barrio pasó de ser un espacio residencial a una zona industrial, repleta de fábricas de ginebra y refrescos. La llegada del ferrocarril terminó de cambiar a los vecinos, pues las familias con dinero se fueron a zonas mucho más tranquilas y poco a poco la clase trabajadora se fue adueñando del lugar.

El siglo XX no solo no cambió la dinámica, sino que profundizó en ella. De hecho, fue uno de los grandes focos de la revolución cultural que transformó Londres a partir de los años sesenta, llenándose hasta los topes de punks, rockeros y artistas procedentes de todo el mundo. Rápidamente abrieron tiendas de música, de ropa alternativa y decenas de estudios de tatuajes, convirtiéndose en un lugar al que frikis como nosotros llevan acudiendo durante generaciones en busca de otro tipo de Londres.

En la actualidad el barrio vive volcado al turismo, pero sin perder (al menos en su totalidad) su esencia de vanguardia y contra-cultura. Visitar Camden Town siempre es una buena idea, aunque sin duda el día grande es el domingo. Ese día de la semana se convierte en un hervidero de situaciones psicodélicas y coloridas que difícilmente se borrarán de la retina del viajero.

Turismo en Camden Town: el punk nunca se fue

Hay casi tantos camden towns como personas visitando el barrio. Nosotros os vamos a contar cómo fue nuestra experiencia y cuales son los principales puntos de interés, partiendo de tres premisas: fuimos en domingo (con lo cual su estación de metro tiene restringida la mayor parte de su actividad), le dedicamos medio día y lo hicimos coincidir con la hora de la comida, para disfrutar de la comida callejera.

Así, lo que os proponemos es un recorrido de sur a norte, empezando en la estación de metro de Mornington Crescent y acabando en el Horse Tunnel Market (del cual hablaremos dentro de muchos párrafos).

La primera parte de nuestra visita al barrio coincide con el tramo entre esa estación de metro y la de Camden Town, que en domingo conviene evitar, ya que hay mucha gente y tiene el acceso limitado durante muchas horas. Es una buena manera de calentar motores, ya que esta zona de la Camden High Street no es tan pintoresca como en tramos más al norte. De hecho, en apariencia es una calle normal, aunque poco a poco iréis viendo tiendas de música, de ropa gótica o estudios de tatuajes.

Al poquito de pasar el metro de Camden Town veréis, a mano izquierda, la Inverness Street. Es el lugar en el que se instala, desde hace ya muchos años, el Inverness Street Market, un mercado al aire libre que supondrá la primera toma de contacto densa y concreta con la cultura del barrio. Camisetas de grupos heavys, bolsos llenos de tachuelas o vinilos de bandas locales están disponibles para todo aquel quiera llevarse un pedacito de Camden a casa.

De vuelta a Camden High Street y avanzando un poquito más, surgirá a mano derecha Buck Street. Allí os espera uno de los espacios más trendys del barrio, el Buck Street Market. Formado por diferentes contenedores de transporte pintados con alegres colores, se trata de uno de los espacios gastronómicos de vanguardia más interesantes de esta zona de Londres. Merece la pena entrar en él y subir hasta arriba aunque no vayáis a comer, ya que el sitio es muy llamativo.

A partir de aquí, la Camden High Street se muestra en todo su esplendor. Por doquier veréis fachadas decoradas de una forma súper loca, punkis rivalizando entre sí por la cresta más llamativa, hordas de turistas haciéndole fotos a todo lo que se mueve… Es un sitio vivo y lleno de posibilidades, en el cual siempre pasa algo diferente. Para nosotros es uno de los espacios que hacen única a la ciudad de Londres.

La zona de Regent’s Canal es la siguiente a la espera del viajero. En este caso, parte el barrio dos mitades: una muy guay, al sur; y otra aun más guay, al norte.

Cruzad el puente e id a mano izquierda, donde os espera el estupendo Camden Lock Market. Remozado hace relativamente poco tiempo, allí encontraréis decenas de puestos en los que se ofrece la mejor street food que podáis imaginar: hamburguesas, pizza, comida étnica, carne asada, dulces… ¡absolutamente de todo!

El precio habitual es de entre 8 y 10 libras por persona, lo cual incluiría una de las especialidades de cada puesto y una bebida. Nosotros cogimos comida en tres lugares distintos, pensando en poder compartirla y disfrutar de una mayor variedad de sabores. Nos encantó, como no podía ser de otro modo, aunque es cierto que no es un sitio para todo el mundo. Si queréis comer tranquilos y sin agobios, id a otro lado. Si lo que queréis es vivir una experiencia fuera de lo común, en ese caso pedid vuestra comida y buscad un sitio bonito en el que dar cuenta de ella (por ejemplo, de pie mirando al canal).

A partir de ahí, lo que le queda a Camden Town es una infinita sucesión de mercados subterráneos, en las alturas y a pie de calle, en los que una vez más podréis comprar absolutamente de todo. Nosotros visitamos un par:

  • Market Hall: un mercado cubierto lleno de ropa, antigüedades y decoración. Está dividido en dos plantas: Lower Market Hall y Upper Market Hall.
  • Horse Tunnel Market: su nombre lo dice todo. En este mercado lo único que escasea es el aire para respirar, pero es un buen lugar para apurar vuestras compras en Camden. Se hace llamar Vintage Market, otra denominación igual de descriptiva.

Y con eso dimos por concluida nuestra visita a Camden Town. Si seguís este itinerario, esperamos que os guste tanto como a nosotros y que todo lo que hemos escrito os ayude a preparar la visita.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
2
+1
3
+1
1
+1
1
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *