Qué ver en el Parque Natural de las Peñas de Aya: guía para un fin de semana en Aiako Harria

El Parque Natural de las Peñas de Aya (Aiako Harria en euskera) es uno de nuestros lugares favoritos del País Vasco. Se encuentra en Gipuzkoa, tan al este que limita con la provincia de Navarra, y en sus más de 6000 hectáreas se puede encontrar prácticamente de todo. Destaca por sus montañas, sus cascadas y sus bosques, pero también por unos vestigios humanos tan diversos como interesantes. Allí se puede encontrar desde monumentos prehistóricos hasta una explotación minera de época romana, pasando por algunos de los pueblos más bonitos de Oarsoaldea. En las siguientes líneas os vamos a mostrar qué ver y qué hacer en este espectacular espacio natural.

Enorme, diverso y de granito

Con un marcado clima oceánico, Aiako Harria es un lugar fascinante y con infinitas posibilidades. Casi la mitad de su territorio se encuentra en el término municipal de Oiartzun, aunque también tiene partes en Rentería, Irún, Hernani e incluso San Sebastián.

En términos geológicos, se trata de un macizo paleozoico, en el cual se encuentran los afloramientos más antiguos de Gipuzkoa. Es la única zona de toda Euskadi en la que predomina el granito, con un gran macizo rocoso en el que destacan tres picos con más de 800 metros de altitud. Tened en cuenta que el mar no queda muy lejos, por lo que hablamos de una altura considerable. Precisamente, la orografía de Aiako Harria está llena de curvas, pues en su relieve encontraréis agujas con abruptas pareces que van a parar a pequeños valles.

Desde el punto de vista del viajero, todo lo anterior se traduce en una zona amplia y con muchos puntos de interés. Peñas de Aya da para un fin de semana entero, aunque recorrerlo en profundidad podría llevar toda una vida. Más abajo os pondremos las visitas más top, pero tened presente en cualquier caso que es un sitio con infinitas posibilidades.

Cómo llegar y cómo moverse por Peñas de Aya

Como ya hemos dicho, el Parque Natural de Aiako Harria está en el extremo oriental de Gipuzkoa (y, por tanto, de Euskadi). ¿Recordáis que ocupa superficie de varios pueblos y ciudades? Excepto desde San Sebastián, desde todos los demás podréis acceder a distintas áreas sin problema. Incluso desde Navarra se puede llegar, pasando por el legendario Alto de Aritxulegi.

Eso sí, que sea un lugar accesible no significa que todo sea de color de rosas. De hecho, vaya por delante que moverse por Peñas de Aya es complicado: las distancias son largas, las carreteras tan estrechas como sinuosas y en muchas ocasiones veréis que se corta el camino. Es decir, iréis por una carretera y de repente os toparéis con un cartel en el que os indica que a partir de ese punto no se puede conducir, ya que es zona protegida.

Dicho de otro modo: no es el mejor sitio para improvisar. Os recomendamos preparar la visita con antelación, eligiendo bien los puntos a los que queréis ir y viendo cómo llegar hasta ellos. Tened en cuenta que hay zonas que están separadas entre sí por más de una hora y media de coche, ya que hay que dar grandes rodeos.

Que no os asuste lo anterior. Con un mínimo de preparación, Aiako Harria es un sitio para cualquier época del año. Incluso en días de lluvia lo pasaréis en grande, ya que sus rutas se mostrarán aun más espectaculares.

Turismo en el Parque Natural de las Peñas de Aya

Oiartzun, el campamento base

En nuestra humilde opinión, Oiartzun es el lugar perfecto para establecer la base desde la cual visitar Peñas de Aya. No solo porque en su término municipal esté casi la mitad del Parque Natural, sino porque su casco histórico se encuentra en una posición privilegiada para acceder a la mayoría de las excursiones. Eso sí, pensad que de una a otra normalmente lo más rápido será deshacer el camino andado, volver a Oiartzun y desde ahí ir al siguiente punto.

Aunque si estáis buscando información sobre Aiako Harria seguramente sea porque el cuerpo os pide naturaleza, es importante que sepáis que Oiartzun es un pueblo precioso. Tiene mucho patrimonio, calles repletas de sitios en los que probar los mejores pintxos y muchas posibilidades en materia de alojamiento.

Cascada de Aitzondo

Empezando de este a oeste y yendo en diagonal, el primer espacio a considerar es la Cascada de Aitzondo. Se trata de un espectacular salto de agua, el cual haríais bien en visitar si ha estado lloviendo una semana antes. La ruta en sí misma es preciosa, pero la cascada es probablemente una de las más bonitas de la Península Ibérica.

De camino a la cascada pasaréis por Irugurutzeta, un antiguo coto minero que refleja el esplendor de esa actividad en la zona. También merece la pena hacer una parada en él.

Alto de Aritxulegi

Con 440 metros de altura sobre el nivel del mar, el Alto de Aritxulegi es otro punto a considerar en Peñas de Aya. Es un lugar legendario para amantes del ciclismo, pero además resulta un buen punto de partida para hacer rutas por la zona.

Junto al túnel de Aritxulegi (que sirve para separar Euskadi de Navarra) encontraréis paneles informativos explicando su construcción, la cual se realizó en condiciones durísimas por represaliados del régimen de Franco. A su vera encontraréis un gran albergue, siendo también un lugar destacable si queréis alojaros en el Parque Natural.

Minas de Arditurri

Visita obligada son las Minas de Arditurri, sin duda uno de esos lugares que hay que ver si o si en Aiako Harria. Es un enorme complejo minero que se puso en marcha en época romana y que durante casi 2000 años estuvo en funcionamiento, por lo que pocos lugares encontraréis en Euskadi tan propicios para conocer esta actividad económica.

Las minas se pueden recorrer mediante diferentes tipos de visita guiada, para los que siempre hay que efectuar reserva. En cualquier caso, os recomendamos encarecidamente que vayáis hasta Arditurri, ya que es un lugar fuera de lo común. Su interminable sucesión de galerías subterráneas os dejará sin palabras.

Crómlech de Oianleku

Nuestro lugar favorito en Peñas de Aya es, sin lugar a dudas, el Crómlech de Oianleku. Es un monumento megalítico precioso, en medio de las montañas, al cual tendréis que llegar tras realizar una preciosa ruta por uno de los pasajes más bonitos del Parque Natural.

Aunque hicimos la ruta bajo la lluvia, fue una de las mejores experiencias que vivimos en la zona. Viejos pinos y enormes hayas nos acompañaron en la búsqueda de este estupendo Stonehenge a la vasca. El recorrido es corto (no llega a tres kilómetros) y apto para toda la familia, por lo que una vez más hablamos de una visita imprescindible.

Embalse de Añarbe

Por último, no os podéis perder la visita al Embalse de Añarbe. Hay una ruta de unos ocho kilómetros mediante la cual podréis bordearlo. Durante el camino tendréis ante vosotros estampas absolutamente icónicas de esta zona de las Peñas de Aya. ¡No os lo perdáis!

Mapa turístico del Parque Natural de las Peñas de Aya

En este mapa turístico del Parque Natural de las Peñas de Aya podéis encontrar sus principales puntos de interés:

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *