Qué ver en Hossegor, la cuna del surf en el sur de Francia

Hossegor se presenta al mundo como un paraíso para los amantes del surf, del golf y del shopping. Ubicada en el sur de Francia, tenemos que reconocer que de primeras no esperábamos gran cosa de la ciudad, ya que esas tres cosas no son precisamente nuestras favoritas. Sin embargo, estábamos por la zona, hicimos una visita y quedamos más que sorprendidos con lo que encontramos allí. Fruto de esa excursión, aquí os traemos un artículo en el que os mostramos qué ver y qué hacer en esta joya de las Landas.

Hay que estar para entenderla

El eslogan turístico de Hossegor muestra a la ciudad como el lugar en el que estar. Sacan pecho de su balneario, del surf, de sus playas, del golf, de su centro de compras, de sus restaurantes… Dicho de otro modo: tiene todo lo que cabría esperar de un destino de sol y playa.

Y sí, por supuesto que tiene todas esas cosas. Pero la verdad es que tiene muchas otras: naturaleza, arquitectura y street art. Hossegor es un destino súper diverso, con muchísimas más cosas de las que cabría esperar. Y precisamente por eso nos enamoró. Fuimos allí de una manera más o menos lógica, ya que habíamos ido a visitar la vecina Capbreton. Por pura inercia fuimos al vecino del norte y las expectativas fueron ampliamente superadas.

Hay tres zonas que ver en Hossegor: el casco histórico, que está tierra adentro; la parte de las playas, que es la más emblemática; y el lago marino, una joya de la naturaleza. Con media jornada es más que suficiente, aunque el sitio podría atraparos un verano entero si centráis la visita en hacer surf o en todas esas actividades de las que ya os hemos hablado.

Os recomendamos aparcar en la Avenue de la Gare, junto a la Oficina de Turismo. Más allá de que os darán información súper jugosa para encarar la visita, allí hay un enorme parking perfecto para dejar el vehículo mientras visitáis la urbe. A pie podréis llegar a prácticamente todo.

Turismo en Hossegor

Casco histórico

Shopping y gastronomía por doquier

Así, lo primero que hicimos en Hossegor fue recorrer su casco histórico. A modo de referencia, lo más granado se encuentra entre la Avenue de la Gare, su continuación en la Avenue Paul Lahary y la adyacente Avenue du Touring Club. Esa intersección es la gran protagonista, al menos en materia de ocio.

Por todas partes veréis tiendas, tanto de grandes marcas de californian culture como de artesanos locales. También hay muchos sitios para comer, siempre desde un punto de vista distendido: hamburgueserías, pizzerías, heladerías…

Es muy agradable pasear por estas calles e ir curioseando de escaparate en escaparate.

Arquitectura vasco-landesa

Eso sí, que las tiendecitas no os hagan perder el foco. Más allá de la oferta de ocio, shopping y gastronomía, Hossegor es un increíble museo al aire libre de arquitectura vasco-landesa. La mayor parte de sus construcciones son villas construidas en los años 20 y 30 del siglo XX, en las que unos pocos arquitectos dieron rienda suelta a un espíritu regionalista en el que predominan las vigas de madera, los colores vivos y los espacio luminosos.

Os recomendamos caminar por las calles menos típicas o simplemente moveros de una zona a otra, ya que en los espacios menos concurridos es donde se han conservado los mejores ejemplos.

Place de la Concorde

Además de las callecitas, hay una plaza que realmente nos llamó la atención. Fue la Place de la Concorde, un espacio urbano en el que el color verde es la nota predominante. También hay tiendas, pero sobre todo es un lugar abierto y perfecto para huir del bullicio de la zona comercial.

Hôtel de Ville

A pocos pasos de allí está el Hôtel de Ville. Dicho de otro modo, el Ayuntamiento de Hossegor.

Arte urbano

También nos sorprendió encontrar algunos ejemplos de street art en Hossegor. Obviamente no podéis esperar una ciudad de Bristol en miniatura, pero sí unos cuantos murales muy bien apañados. Quizá el más interesante se encuentre entre la Place Louis Pasteur y a la Place des Pins Tranquilles, donde el artista callejero de las Landas Steven Burke ha creado esta maravilla:

Casino

Por último, Hossegor cuenta a su vez con un enorme Casino. Está al otro lado del canal, pero igualmente es una de las referencias de ocio de la zona. No olvidéis poneros guapos si pensáis ir a su interior, ya que tienen un código de etiqueta muy marcado.

Zona de la playa

Avenue de la Grande Dune

Para llegar a la zona de la playa, podéis ir en coche o recorrer los quince minutos a pie de la Avenue de la Grande Dune. Os recomendamos hacer el recorrido andando, puesto que también aquí veréis magníficas villas de arquitectura vasco-landesa.

Place des Basques

La bienvenida a esta parte de la ciudad os la dará la Place des Basques, una enorme plaza repleta de restaurantes, cervecerías, hoteles y también unos cuantos edificios de muy alta factura.

Place des Landais

Dicha plaza conecta con otra, la Place des Landais, a través de la homónima Rue des Landais. Si el casco histórico de Hossegor la oferta de ocio se concentraba alrededor de muy poquitas calles, en la zona playera esto se lleva al extremo. En este eje es donde se parte el bacalao.

Playas de Hossegor

Por supuesto, el principal aliciente de ir hasta allí consiste en ir hasta las Playas de Hossegor Aunque realmente es una lámina de arena enorme y continua, está dividida en tres playas: La Nord, La Centrale y La Sud.

Podéis disfrutar de ellas desde el paseo marítimo que las contempla con un poco de altura, a pie de arena o desde las olas. Recordemos que hablamos de un sitio que vive por y para el sur, por lo que a cualquier hora del día encontraréis a personas subidas en sus tablas.

Lago marino

Por último, entre el casco histórico y el barrio de las playas está el lago marino de Hossegor, una tranquila laguna conectada con el puerto de Capbreton a través de un canal. Merece la pena bordearlo (es una ruta de 6 kilómetros que se hace en poco más de dos horas), ya que es precioso y tiene una enorme diversidad de paisajes. En nuestra opinión, no hay visita a Hossegor que esté completa sin un paseo por su lago marino.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *