Excursión a Gornergrat, el tren cremallera más alto de toda Europa

Cuesta muchísimo decir cual es la excursión más emblemática en un país como Suiza. Sin embargo, está claro que la subida a Gornergrat está en las primeras posiciones de todas las listas sobre la materia, al menos en lo que se refiere a excursiones de montaña. Y es que este mítico tren cremallera os permitirá acceder a uno de los lugares más increíbles de toda Europa: un mirador desde el cual se pueden contemplar casi 30 montañas con más de 4000 metros de altitud. Entre ellas, por supuesto, destaca la universal figura del Matterhorn (para los amigos, la montaña del Toblerone).

Que conste que ese mirador no es lo único que veréis subiendo a Gornegrat, ya que es una actividad de lo más variada. Seguid leyendo y os contaremos cómo hacer esta excursión y todo lo que podéis esperar de ella.

¿Qué es Gornergrat?

Tal y como nos pasó cuando preparamos la subida a Top of Europe, lo que más nos costó fue entender de qué se trataba exactamente Gornergrat. Por internet leíamos cosas sobre un tren cremallera, un mirador o un lago, pero no entendíamos cómo se relacionaba todo esto.

Pues bien, la cosa no podría ser más sencilla. Técnicamente Gornergrat es una montaña, cuya cima llega hasta los 3089 metros de altura. En ella hay una estación de montaña en la cual se pueden realizar varias actividades: acceder a un mirador 360º, comprar en su tienda, hacer esquí…

La subida a Gornergrat ya es una experiencia brutal por sí sola. El tren cremallera que salva la distancia entre Zermatt (el punto de partida) y la cima fue instalado en el año 1898, siendo el primer tren cremallera eléctrico de toda Suiza. Actualmente sigue ostentando el honor de ser la línea de ferrocarril enteramente al aire libre más alta de toda Europa.

Podéis subir directamente a Gornergrat o hacer paradas en las estaciones intermedias, como por ejemplo en Rotenboden para ver el Lago Riffelsee. También podéis combinar la excursión con otras salidas de montaña, aunque de ello hablaremos más adelante. Primero os vamos a contar cómo fue nuestra experiencia subiendo hasta el mítico Gornergrat.

¿Cómo es la visita a Gornergrat? Nuestra experiencia

Empezando por el precio, tenéis que tener claro que la subida a Gornergrat no es barata. Existen muchos tipos de tickets en función de lo que vayáis a ver o de la época del año. Para que os hagáis una idea, nosotros pagamos 154€ a consecuencia de tres condicionantes: disfrutamos de un 50% de descuento por la tarjeta Swiss Travel Pass, adquirimos una tarifa que combinaba esta excursión con el Glacier Paradise y además íbamos con nuestro perro.

En cualquier caso, compramos directamente los tickets en la estación de Täsch. Aunque hay máquinas, os recomendamos ir a la taquilla y que os ayuden a elegir el billete que más os convenga.

Lo primero que hicimos fue subir de Täsch a Zermatt, un recorrido que apenas dura un cuarto de hora. Una vez allí, hay que cruzar la calle y cambiarse a la estación de enfrente, desde donde sale el tren cremallera que va directamente a Gornergrat. Está todo súper señalizado, no tiene pérdida.

La subida a Gornergrat realiza hasta cuatro paradas intermedias: Findelbach, Riffealp, Riffelberg y Rotenboden. Con el boleto podríais bajar y luego volver a subir, aunque mucho ojo: no es una tarifa ilimitada para todo el día, en el momento en el que avancéis hasta un punto no podréis retroceder, a menos que pille de camino.

El propio ascenso hacia la cima de Gornergrat es una maravilla. No solo por el hecho de montarse en un tren que lleva funcionando prácticamente del mismo modo desde 1898, sino porque se atraviesan unos paisajes alpinos que son brutales. Más bonito imposible.

Os recomendamos madrugar para evitar aglomeraciones e ir directamente a lo alto. Una vez arriba, os espera una experiencia increíble. Básicamente tenéis a vuestra disposición varios miradores, tiendas, restaurantes, Zoom (una experiencia con audiovisuales) e incluso una iglesia. También hay un hotel y una plataforma de observación de estrellas, el Stellarium.

Sin lugar a dudas, lo más destacado es subir al mirador que hay en la cumbre. Allí disfrutaréis de una panorámica de 360º a 3089 metros sobre el nivel del mar, desde donde disfrutaréis de una de las mejores vistas que se pueden obtener de la montaña perfecta: el Matterhorn. No está precisamente solo, ya que en total podréis contemplar hasta 29 montañas con una altura superior a los 4000 metros de altura, además de varios claciares.

Por mucho que volviésemos a casa con la memoria de la cámara hasta los topes de fotografía, cualquier cosa que os enseñemos se queda corta. Esta es una de esas experiencias que todo viajero debería vivir alguna vez en su vida, ya que no hay otro lugar como este en el planeta. Es, sin duda, uno de esos milagros frágiles por los que merece la pena luchar contra el cambio climático.

Una vez exprimáis la cima al máximo, tocará volver a bajar. Os recomendamos parar en Rotenboden, donde os espera el famoso Lago Riffelsee. En verano es una de las excursiones más míticas, mientras que en los meses más fríos del año permanece cubierto por completo por una densa capa de nieve. Aun así, os recomendamos visitar el Lago Riffelsee en invierno, pues desde él obtendréis muy buenas vistas del Matterhorn.

Llegados a este punto, tocaría volver a Zermatt. En lugar de eso nosotros nos fuimos hacia la estación de Furi, ya que teníamos previsto subir a lo alto del Pequeño Matterhorn. Allí nos esperaba el Matterhorn Glacier Paradise, otra de las grandes excursiones de montaña en Suiza.

Información práctica y consejos

Más allá de sensaciones o de nuestra experiencia, a continuación vamos a hacer una síntesis de todos los datos prácticos para esta visita.

¿Dónde está y cómo llegar?

Gornergrat es una montaña con una estación en su cima. Se encuentra en el sur de Suiza, siendo accesible únicamente mediante un tren cremallera que sale desde Zermatt. Os hemos preparado un post específico en el que os contamos cómo llegar a Gornergrat.

¿Cuánto cuesta?

Responder a esta pregunta no es sencillo, ya que depende mucho de cuando vayáis y de la tarifa que seleccionéis. Por si os sirve de referencia, nosotros pagamos 154€, aunque la tarifa estaba condicionada por tres factores:

  • Teníamos un 50% de descuento por el uso de la Swiss Travel Pass.
  • Adquirimos la tarifa Peak 2 Peak, que permite combinar las excursiones de Gornergrat y Matterhorn Glacier Paradise en un mismo día.
  • Viajábamos con nuestro perro, que también paga.

¿Se puede hacer en el mismo día que el Matterhorn Glacier Paradise?

¡Rotundamente sí! Si madrugáis y empezáis las excursiones a primera hora, os dará tiempo a hacer primero Gornergrat, enlazar con el Matterhorn Glacier Paradise y terminar visitando el propio pueblo de Zermatt. Os ocupará el día entero, pero podréis hacerlo todo sin prisa ninguna.

¿Se puede subir a Gornergrat con perro?

Por supuesto. Este tema nunca es un problema en este país, ya que viajar a Suiza con perro es una auténtica maravilla. Aceptarán a vuestro adorado cuadrúpedo en los trenes y en las estaciones de montaña sin ningún impedimento ni restricción.

Recomendaciones generales para la visita

Aquí van unos consejitos generales para la visita:

  • Os recomendamos comprar los billetes en taquilla y explicarle a la persona que os atienda cual es vuestra idea, ya que os aconsejará la mejor tarifa en ese momento.
  • Madrugad, madrugad y madrugad: esta excursión es mitiquísima, si vais en las horas centrales del día os tocará convivir con hordas de turistas que empobrecerán mucho vuestra experiencia.
  • Llevad gafas de sol y una buena crema protectora, ya que si no las quemaduras están más que aseguradas.
  • Ojito con el tiempo: si va a hacer malo, no podréis ver casi nada. Quizá os merezca ir solo al Matterhorn Glacier Paradise, ya que allí al menos tienen actividades de interior.
  • La estación supera los 3000 metros de altura. Si es vuestra primera vez a ese nivel, es posible que sufráis un poquito de mal de altura.
  • ¡No olvidéis llevar un Toblerone! Así podréis hacer la típica foto de postureo, sustituyendo al cumbre de la montaña con una de estas barritas de chocolate.
¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *