Visitar Schilthorn con perro: ¿la montaña del Agente 007 es dog friendly?

¿Queréis subir a Schilthorn con perro? ¡Excelente idea! Como en prácticamente todas las excursiones de montaña de Suiza, vuestro adorado cuadrúpedo podría viajar junto a vosotros sin ningún problema. Otro tema es si se lo pasará bien o no, pero para que os hagáis una idea aquí os traemos un montón de información al respecto.

¿Se puede subir a Schilthorn con perro?

Por supuesto que sí. Ya sabéis que viajar en los trenes suizos con perro no es un problema, algo que aplica en el resto de su red de transporte público (como autobuses o funiculares). Precisamente, si habéis leído el post de cómo subir a Schilthorn, ya sabéis que la subida se hace a través de teleféricos.

El mayor problema que encontramos fueron las aglomeraciones. No son los típicos teleféricos individuales que salen todo el tiempo, sino enormes cabinas que recorren la montaña cada media hora. Por eso, normalmente estarán abarrotadas, con el riesgo de que vuestro perrete se agobie o le pisen.

Hay que decir que los suizos suelen ser encantadores con los perros, así que a nuestro Tronco le hicieron hueco sin problemas. Sin embargo, los esquiadores van con unas botas enormes y vimos pisadas mucho más cerca de lo que nos gustaría.

Qué hacer en Schilthorn con perro

Una vez arriba, podréis hacer absolutamente todo lo que haríais yendo sin perro. Es decir, admitirán a vuestro cuadrúpedo en todos los sitios: el Museo de James Bond, las pasarelas de observación, las tiendas… Por supuesto, también en el restaurante, algo que lamentablemente en España no es nada habitual.

¿Os recomendamos hacer esta excursión con perro? La respuesta es… ¡depende! Si vais a hacer la excursión porque os apetece a vosotros (ya sea por las vistas, porque os gusta el Agente 007 o por lo que sea), sin duda deberíais ir con vuestro perro. Será recibido con los brazos abiertos, de eso no hay duda.

No obstante, no nos parece la mejor opción si vais a hacer la excursión pensando en vuestro perro. Al fin y al cabo, arriba tampoco hay grandes zonas para que pueda correr o disfrutar de la naturaleza. Por ejemplo, cuando fuimos a Top of Europe se lo pasó en grande, ya que había un sendero enorme en el que pudo estar correteando por la nieve. Aquí lo echamos en falta, la verdad.

Eso por no hablar de que el Thrill Walk es una experiencia que puede ser terrorífica para vuestro perro, ya que todas esas terrazas y pasarelas son terroríficas. Eso sí que no lo recomendamos.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.