Qué ver en Wengen, el remanso de paz entre el Valle de Lauterbrunnen y el Jungfrau

Wengen es un pueblo de montaña ubicado en el Oberland bernés (la zona más elevada del cantón de Berna). Puede que para el gran público no sea tan conocido como Mürren o Lauterbrunnen, en sus inmediaciones, pero lo cierto es que se trata de uno de los destinos vacacionales con más solera de toda Suiza. De hecho, se le conoce como “el pueblo del Jungfrau”, ya que además de su importancia a nivel turístico es una de las capitales de los deportes de invierno. En este artículo os vamos a enseñar qué ver y qué hacer en este pequeño pero acogedor lugar.

Vacaciones suizas de las de toda la vida

Las casitas que conforman Wengen ven pasar los días a los pies del Eiger, el Mönch y el Jungfrau, tres de las montañas más impresionantes de toda Suiza. Sin embargo, no esperéis un clima especialmente riguroso, ya que el pueblo se encuentra en una terracita soleada que lo protege de los fríos vientos de las cumbres.

Como hemos dicho en la introducción, se trata de un pueblo vacacional clásico. Está comunicado con el valle de Lauterbrunnen desde 1893, cuando se construyó el ferrocarril Wengernalpbahn. Este mítico tren de cremallera es la única manera de acceder a Wengen, lo que se traduce en que no veréis coches por su casco histórico.

Mientras que en invierno se sitúa en el mapa por el deporte, ya que es la sede de una de las carreras más célebres de la Copa del Mundo de Esquí Alpino, en los meses cálidos del año ofrece hasta 500 kilómetros de caminos para realizar senderismo. También puede ser un buen punto para moverse por zonas altas de la montaña, ya que en Wengen y alrededores tenéis hasta 15 teleféricos a vuestra disposición.

La subida a Wengen está incluida en la Swiss Travel Pass, por lo que bien haríais en darle una oportunidad a este pueblo si disponéis del abono. Su casco histórico se visita en una horita como mucho, así que puede ser un buen complemento a un día de excursiones por la zona. Por ejemplo, nosotros fuimos después de subir al Schilthorn.

Turismo en Wengen

Dorfstrasse, la calle principal

Como decimos, visitar el propio pueblo de Wengen no debería llevaros muchísimo tiempo. La visita básicamente se reduce a visitar la Dorfstrasse, su calle principal. Llegar hasta ella no tiene complicación, ya que comunica directamente con la estación de tren a la que se llega desde Lauterbrunnen.

Una vez en la Dorfstrasse, podréis encontrar casas tradicionales, tiendas y restaurantes. También hay una pequeña Oficina de Turismo, en la que os darán información para recorrer tanto el pueblecito como los alrededores.

Aunque Wengen es uno de los lugares clásicos del turismo alpino y haya recibido viajeros ilustres desde el siglo XVIII, lo cierto es que fue un lugar tirando a solitario hasta su conexión con el valle por ferrocarril. Por eso, sus dimensiones son tirando a reducidas.

Iglesias

En el pueblo encontraréis dos templos: la Iglesia Reformista y la Iglesia Católica. Para llegar a la primera (la que sale en la foto) hay que recorrer la Dorfstrasse, girar hacia la calle Bühl cuando estéis en la zona alta y listo. En cambio, para llegar a la segunda hay que volver a la estación y caminar en sentido contrario a la calle principal.

Hotel Palace

Wengen vivió sus días de apogeo con el turismo propio de la Belle Époque, cuando sus clásicos chalets de montaña (casitas de madera de los ganaderos) vieron cómo tenían que empezar a convivir con alojamientos preparados para recibir turistas. El máximo exponente de esto es el Hotel Palace, un enorme conjunto que no podría tener más encanto.

Aprovechamos este edificio para recordar que por Wengen pasaron personalidades de todo tipo: el compositor romántico Felix Mendelssohn, el matrimonio de escritores Shelley, Lord Byron… Todos ellos contribuyeron de manera notable al desarrollo turístico del pueblo.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.