Viajar a Finlandia con perro: documentación, consejos y destinos para un viaje inolvidable

Tras recorrer el país de sur a norte con nuestro querido Tronco, hoy os traemos esta guía para viajar a Finlandia con perro. En ella abordamos los requisitos de entrada al país, os contamos nuestra experiencia en algunos destinos y también os contamos las cosas que menos nos gustaron. Esperamos que este contenido os ayude a preparar vuestro viaje por tierras finlandesas en compañía de vuestro adorado cuadrúpedo.

Requisitos para entrar a Finlandia con perro

Entrar en Finlandia con perro no tiene ninguna complicación, siempre y cuando tengáis claros los requisitos y la documentación que deberéis llevar siempre encima:

  • Pasaporte Europeo: un básico para moverse por todo el continente. Para poder entrar en el país es necesario que previamente hayáis obtenido el Pasaporte para Animales de Compañía de la Unión Europea, en el cual vuestro veterinario irá reflejando todas las vacunas y desparasitaciones.
  • Chip: otro básico. Y no se andan con tonterías, a nosotros nos pararon justo en la frontera y lo primero que hicieron fue pasarle el escáner a nuestro perro en busca de su chip.
  • Vacuna contra la rabia: no solo debe tenerla puesto, sino que además ha de ser inoculada al menos 21 días antes de entrar a Finlandia. De no ser así, no os dejarán entrar.
  • Desparasitación interna: esto es algo que no ocurre en toda la UE, pero para entrar en Finlandia es necesario que vuestro perro tenga el tratamiento contra el echinococcus multilocularis hecho. Puede haber sido realizado entre 24 y 120 horas antes de entrar a tierras finesas o haber sido realizado cada 28 días durante al menos dos ocasiones.

Si no cumplís con algún punto os arriesgáis no solo a que no os dejen entrar, sino a que vuestro perro sea puesto en cuarentena. ¡Mucho ojo con esto!

El clima, un factor a considerar

La época del año en la que hagáis el viaje es también importantísima. Pensad que en invierno los hielos y las nieves están más que asegurados, por lo que quizá convenga que llevéis algo de abrigo, botitas o bálsamo protector para las almohadillas de las patas. Por el contrario, en verano puede haber días de calor, así que bien haríais en buscar rutas con algo de agua (algo bastante sencillo en Finlandia), de cara a que se pueda pegar un chapuzón de tanto en cuando.

Ciudades: dog friendly a más no poder

La verdad es que Finlandia nos pareció una pasada a nivel dog friendly. En todas y cada una de las ciudades que visitamos nos encontramos una atmósfera súper interesante para viajar con perro: se puede entrar con ellos en todas las tiendas y restaurantes, por doquier veréis platos con agua, la gente siempre quiere saludarles… Absolutamente perfecto.

En la ruta que hicimos visitamos muchas ciudades de sur a norte: Turku, Jyväskylä, Kuopio, Inari… En todas ellas las sensaciones fueron las mismas. Finlandia es un país con ciudades plenamente preparadas para el turismo con animales de compañía y a los finlandeses les encantan los perros.

Mención aparte merece la experiencia de viajar a Santa Claus Village con perro. Pensábamos que iba a ser un sitio complicado y nada más alejado de la realidad. ¡Si hasta Tronco conoció a Papá Noel!

Parques Nacionales: el paraíso perruno

Y si las ciudades son lo más de lo más, no os podéis imaginar lo estimulante, divertido e inolvidable que fue para nuestro perro recorrerse los Parques Nacionales de Finlandia.

Siempre atado con correa (de hecho, no vimos a nadie quebrando esta norma), pero con la libertad suficiente como para bañarse, revolcarse por el suelo y olerlo infinitas cosas distintas. En pocos sitios hemos visto a nuestro perro tan feliz como en Finlandia.

Más allá de los Parques Nacionales, en cualquier otro espacio de naturaleza también vimos a Tronco especialmente contento. Finlandia es un país con miles de lagos, con más bosque que ciudad y con animales por todas partes, por lo que es el auténtico paraíso perruno.

Eso sí, ojito con los renos y los alces. En la mitad norte del país campan a sus anchas por prácticamente cualquier sitio, por lo que podéis tener un pequeño susto si no estáis pendientes de vuestro perro. Misma cosa se podría decir de los huskies: en muchos sitios organizan actividades con trineos de perros, pero no podréis hacerlas en caso de ir con vuestros propios cuadrúpedos.

¡Cuidado con los bichos!

Es muy importante que vuestro perro lleve desde casa un collar antiparásitos, además de que le rociéis varias veces durante el viaje con los típicos repelentes en spray. Por doquier vimos carteles en los que se indicaba la presencia de garrapatas, así que no está de más que hagáis inspecciones después de cada ruta.

Por cierto, en el sur del país los mosquitos son muy incómodos para las personas, pero también para los perretes. Nuestro Tronco (un border collie repleto de pelo) fue picado en el párpado un par de ocasiones. Teóricamente en el norte de Europa no hay leishmaniasis, pero siempre es deseable evitar cualquier complicación.

Precaución en territorio sami

Hay un tema especialmente negativo, no tanto por haber tenido una mala experiencia (no fue nuestro caso) sino por lo que nos contaron. Al parecer, en las zonas pertenecientes a los samis, se han reportado muchos incidentes con perretes. En concreto, animales que se acercaron más de la cuenta a sus propiedades (o a sus renos) y que fueron repelidos a disparos sin mediar palabra.

Mucho cuidado con este asunto. Si vais caminando por un lugar en el que hay presencia de samis, llevad a vuestro perro bien cerca de vosotros para que no sea confundido con un animal en libertad.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *