¿Qué tiene que llevar tu perro en su maleta?

Si ya es difícil hacer el equipaje cuando te tienes que ir de viaje… ¿os habéis planteado lo que puede necesitar vuestro perro? Seguramente este post no os interese lo más mínimo si no tenéis un perrete en casa, pero lo cierto es que es una duda de lo más razonable (sobre todo las primeras veces que os acompaña a recorrer el mundo). Nosotros en su momento fuimos un mar de dudas, así que, pensando en ayudar a otros viajeros, aquí os dejamos una amplia guía con todo lo que llevar para un perro si se va de viaje. Vamos, que os queremos enseñar una lista con lo que no puede faltar en una maleta canina.

Antes de arrancar, queremos hacer dos aclaraciones. La primera, es una guía densa: si os vais para un finde, os sobrarán la mitad de las cosas. La segunda es que hemos ordenado los objetos por categorías, para que os sea más fácil procesar la información. Por supuesto, si echáis de menos algo que no falta nunca en las maletas de vuestro perro, dejadnos un comentario y ampliaremos la lista.

Botiquín

Siempre insistimos en esto cuando sale el tema, ya que reaccionar rápido ante cualquier incidente puede hacer que cambie mucho el tema. Incluso el cortecito más insignificante puede arruinar un viaje si no se trata a tiempo: no es lo mismo pasar la tarde en un chiringuito de playa que en un veterinario porque tu pobre perrete ha tenido una complicación.

Por eso, en vuestras maletas perrunas no pueden faltar:

  • Gasas, esparadrapos, vendas.
  • Spray desinfectante para heridas.
  • Spray cicatrizante (nosotros hemos usado este en varias ocasiones y va bastante bien).
  • Limpiador de oídos.
  • Pinzas normales y pinzas para quitar garrapatas (las normales pueden ser útiles si se le clava algo).
  • Pipetas.
  • Spray antiparasitario.
  • Líquido protector para las almohadillas (nosotros siempre usamos Quatro y funciona fenomenal).
  • Pastillas para el mareo (si tu perro es de los que no llevan bien los trayectos en coche, al nuestro por ejemplo no le hacen falta).
  • Suero para limpiarle los ojos (le puede entrar algo y causarle irritación).
  • Termómetro (dicho sea de paso, la temperatura normal de un perro es 38º).

Por último, aunque sea demasiado obvio, no olvidéis echar la medicación a la maleta en caso de que vuestro perro esté haciendo algún tratamiento. Es algo básico, pero es importante que no se nos olvide en casa.

Alimentación

Otro olvido habitual: la comida para el perrete. No os olvidéis nunca de echar:

  • Pienso suficiente para todo el viaje: de hecho, algo más por si os quedáis cortos o tiene más apetito. Pensad que no siempre es fácil encontrar un sitio en el que vendan su pienso.
  • Latas gastrointestinales. Al igual que a las personas, los viajes pueden afectarles al estómago. ¿Nunca os habéis estreñido o, al contrario, se os ha soltado la tripa por beber un agua distinta? Los perretes lo mismo. Estas latas les serán de mucha ayuda. Nosotros a los perretes de la familia siempre les damos las de Royal Canin y siempre nos han dado buenos resultados (y además les encantan).
  • Palitos limpiadientes.
  • ¡Chuches! 🙂

Confort

Igual que tú no sales de casa sin ese jersey gustosito o sin un cómodo pijama, vuestro perro agradecerá si echáis a la maleta:

  • Su camita o colchón.
  • Una manta o algo con un olor que reconozca (como un cojín) para que se sienta más cómodo en un entorno que no conoce.
  • Comedero para agua y comida. Los comederos plegables son muy cómodos para llevarlos de viaje porque no ocupan nada y además tienen un ganchito para colgárnoslos de la mochila si nos vamos de excursión.
  • Collar/arnés de repuesto. Hacednos caso con esto: estando de viaje se rompen más de lo normal (ya que el perro suele pegar más tirones) y es una faena quedarse sin ellos en mitad de una aventura.
  • Toalla de microfibra.
  • Un paquete de toallitas húmedas puede venir muy bien si se mancha, para evitar el engorro de bañarle entero en mitad de un viaje.
  • Si vais a un destino muy caluroso, llevad el típico bote pulverizador para poder ir humedeciendo a vuestro perro a cada rato.
  • ¡Muchísimas bolsitas para recoger cacas!

Seguridad

Alguien que ama a su perro no debería ni tener que leer esto, ya que seguro que está al tanto de todo. Sin embargo, nunca está de más hacer un pequeño repasito:

  • Bozal: quizá no lo sepáis, pero en muchos sitios solo os dejarán entrar con perro si este lleva bozal. Da igual que sea el más tranquilo del universo: es cuestión de entrar o no. Por tanto, os recomendamos llevar uno por si acaso. Os recomendamos que elijáis un bozal de silicona que no le apriete demasiado el hocico a vuestro perro, tienen que poder jadear bien y sacar la lengua para beber.
  • Cartilla de vacunación.
  • Si vais al extranjero, pasaporte y certificado de buena salud. Si tenéis dudas sobre el destino en cuestión, lo mejor es que consultéis a vuestro veterinario.
  • Si vais en coche o furgo, la correspondiente sujección. Hay mil sistemas, desde redes hasta cinturones. La cosa es que vaya cómodo, pero sobretodto seguro.
  • Chapita con un teléfono de contacto. Debería llevarla siempre, pero más aun si se va fuera de casa.
  • Seguro para tu perro. En algunas zonas (como Madrid o el País Vasco) es obligatorio para todos los perros, mientras que en otras regiones solo para las razas consideradas peligrosas. En cualquier caso, bien haríais en tener un seguro de responsabilidad civil por lo que pueda pasar.

Diversión

Es súper importante que vuestro perro se lo pase bien viajando, pero no solo por él: si a la noche no ha quemado todas sus energías, seguramente no podáis descansar bien. Por tanto, en la maleta canina hay que meter:

  • Su juguete favorito (o, en su defecto, algo con lo que divertirle y que corra un poco).
  • Algún juguete interactivo (de estos que les mantienen entretenidos mucho rato). Esto es importante, sobre todo si va a quedarse solo en el hotel o si vais a ir a actividades en las que tenga que esperar un rato solo.
  • Pensad en el destino y seguro que se os ocurre algo con lo que entretenerle: no es lo mismo ir a la playa (donde lo pasaréis en grande con una pelota que flote) que a la nieve (donde podéis jugar a esconderle trocitos de salchicha y que los descubra).

Extras (los «por si acaso…»)

Por supuesto, no podemos terminar sin los extras. Originadores de discusiones entre parejas y de grandes teorías sobre la futilidad de las cosas, en una maleta perruna también hacen acto de presencia:

  • ¿Varias correas de diferentes tamaños? No es tontería: una de cintura si vais a hacer senderismo, una muy larga si vais a hacer un picnic para que pueda explorar un poco por su cuenta, una extensible para recorrer la ciudad…
  • Si es verano o hace calor, una colchoneta refrescante. Es una pasada lo bien que funcionan, ¡ojalá las hicieran en tamaño humano!
  • Si es invierno o hace frío, un abrigo / chubasquero.
  • Un collar con luz: si vais a soltar a vuestro perro en lugares que no conoce, se puede distraer o salir corriendo de repente. Agradeceréis un extra de luminosidad para tenerle localizado.
  • ¡Cámara de fotos siempre lista! Lo tenemos comprobado: en todos nuestros viajes, un amplio porcentaje de las fotos las protagoniza nuestro perro.

Lo sabemos, ¡son un montón de cosas!

Pero que no cunda el pánico, aquí abajo te dejamos la lista para que la guardes en tu móvil y no se te olvide nada de nada. Y además, un poquito más abajo puedes encontrar los enlaces a Amazon de los productos que te hemos recomendado. ¡Más fácil imposible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *