El Parque Nacional de Pyhä-Häkki, un paraíso entre árboles centenarios

El Parque Nacional de Pyhä-Häkki es, pese a sus reducidas dimensiones, uno de los espacios naturales más bonitos de Finlandia. En apenas 13 kilómetros cuadrados conserva cientos de pinos con más de 400 años de antigüedad, siendo el bosque viejo mejor preservado del sur del país. En este artículo os contamos la historia del Parque Nacional y todo lo que ver y que hacer en él.

Introducción: el parque que derrotó a la guerra

Aunque Pyhä-Häkki alcanzó el estatus de Parque Nacional en 1956, su historia empieza mucho antes. En concreto hay que remontarse a comienzos del siglo XVIII, cuando se estuvo haciendo la parcelación general de la tierra en Finlandia. ¿Os podéis creer que nadie quiso este bosque? En su momento este tipo de territorios no valían nada, ya que por un lado eran muy secos pero a la vez estaban llenos de ciénagas, por lo que no era fácil extraer de allí nada de provecho.

Esa falta de interés en realidad fue positiva, ya que gracias a ella el ecosistema se mantuvo intacto. Así llegamos a comienzos del siglo XX, cuando se empezó a valorar su importancia. De hecho, en 1938 se planteó crear un Parque Nacional en la zona, pero el proyecto fue truncado por el estallido de la II Guerra Mundial.

Casi dos décadas después, en 1956, se obtuvo la máxima protección. Y no se hizo de cualquier manera, sino siguiendo el modelo del Parque Nacional de Yellowstone. La idea fue abrir el mínimo de caminos posibles, pero a la vez hacerlo de una manera bien planificada y que permitiese a los visitantes conocer los diferentes paisajes del lugar.

Y así llegamos hasta nuestros días, con un Parque Nacional auténtico, bien cuidado y por el que da gusto pasear. Su cercanía con Jyväskylä, a tan solo una hora en coche de la ciudad, hace que sea una visita obligada si se está por la zona.

Qué ver y hacer en el Parque Nacional de Pyhä-Häkki

Centro de Recepción de Visitantes

Lo primero que queremos destacar es el Centro de Bienvenida de Pyhä-Häkki. Al lado de un enorme aparcamiento (el único de todo el Parque Nacional) encontraréis una entrada a lo Jurassic Park, tras la cual hay un edificio con un montón de información, baños secos y agua potable. Es la muestra de lo que siempre decimos: con muy poquito se puede hacer algo súper guay. Una vez más, nos morimos de la envidia con la comunión que tienen los finlandeses con sus espacios naturales.

Senderismo

Pyhä-Häkki tiene diferentes opciones para hacer senderismo:

  • Riihinevan Polku Trail: 1,4 kilómetros de duración, señalizado con balizas verdes. Es la opción más sencilla para estirar las piernas por allí y conocer un poquito del entorno.
  • Mastomäen Polku Trail: 3,2 kilómetros señalizados con marcas naranjas. Se adentra algo más en el bosque viejo, llegando hasta el Nuevo Árbol Grande.
  • Kotajärvi Trail: con 6,5 kilómetros de distancia y marcado con balizas rojas, se trata de la ruta más completa. De hecho, en su recorrido haréis los dos senderos anteriores. Recorre en profundidad el bosque viejo, pasa tanto por el Nuevo Árbol Grande como por el Viejo, llega hasta el refugio de Kotajärvi y os permitirá conocer a tope el Parque Nacional.

Además, hay dos rutas más (Tulijärven Polku y Keski-Suomen Maankuntaura), que salen desde fuera del Parque Nacional pero que se adentran en parte por él, compartiendo algunos tramos con el Kotajärvi Trail. Estas opciones se van por encima de los 15 kilómetros cada una, por lo que solo os las recomendamos si queréis hacer un señor trail.

Árboles gigantes

Tal y como ya hemos dicho, uno de los grandes atractivos de Pyhä-Häkki es la enorme presencia de árboles centenarios. Y, en ese contexto, hay dos que destacan por encima del resto: el Viejo Gran Árbol (de 26 metros de altura, aunque fallecido en 2004) y el Nuevo Gran Árbol (con 24,5 metros de altura, el más grande desde 2004).

El camino principal (Kotajärvi Trail) pasa junto a ambos, que están señalizados y tienen paneles explicativos en las inmediaciones.

Recolección de bayas

Aunque en prácticamente todos los Parques Nacionales de Finlandia es posible practicar la recolección de bayas, lo cierto es que Pyhä-Häkki es un auténtico paraíso. No solo encontraréis infinitos arándanos, sino también una de las bayas más ricas y más difíciles de encontrar de toda Europa: las moras o zarzamoras de los pantanos. Conocidas también como cloudberries, son unos frutos de color naranja con un sabor suave y refrescante. La mejor época para recogerlas es entre finales de agosto y principios de octubre, cuando están en su punto óptimo de maduración.

Un refugio full equip

Misma cosa en cuanto a los refugios. Es cierto que están presentes en prácticamente todos los espacios naturales de Finlandia, pero el refugio de Kotajärvi merece una mención especial. Nunca hemos visto uno tan equipado: leña, hacha para hacerla trozos más pequeños, varios fuegos, cocina, cucharas, cacerolas, teteras… En España todo eso sería robado el primer día, pero aquí tienen un punto de vista distinto de la vida en comunidad.

Información práctica y consejos

¿Dónde está y cómo llegar?

El Parque Nacional de Pyhä-Häkki está en el centro de Finlandia. Se encuentra no muy lejos de la E75, más o menos a una hora en coche al norte de Jyväskylä. El parque queda a unas tres horas al sur de Oulu.

¿Se puede visitar con perro?

¡Por supuesto! De hecho, Pyhä-Häkki es uno de los Parques Nacionales de Finlandia que menos visitantes recibe, por lo que lo normal es que hagáis la visita prácticamente sin cruzaros con nadie. Eso hará que vuestro perrete pueda ir con una mayor libertad y disfrutando del campo para él solo. Eso sí, tiene muchos tramos con pasarelas de madera y eso es algo que a algunos peludos no les hace mucha gracia.

Consejos generales

Por último, vamos con unos cuantos consejos generales:

  • Pese a ser un parque muy pequeñito, es una auténtica pasada. No lo descartéis por su tamaño, os aseguramos que la visita merece la pena.
  • Es un Parque Nacional muy cuidado. No dejéis basura ni os salgáis de los caminos.
  • Hay muchísima información en el Centro de Recepción de Visitantes y en los paneles informativos de las rutas. Es todo muy interesante, no os perdáis nada.
  • Los mosquitos vuelan por doquier, llevad repelente y ropa de manga larga.
  • Se pueden recolectar bayas y setas. Mención aparte merece la mora o zarzamora de los pantanos, una auténtica delicia.
  • El refugio de este Parque Nacional es el mejor que hemos visto en cuanto a equipamiento. Un buen lugar para hacer picnic.
  • No os olvidéis de la crema solar ni de las gafas de sol.
¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *