Qué ver en Sieteiglesias, el pueblo con corazón de granito

Visitar Sieteiglesias, en plena Sierra Norte de Madrid, siempre es un plan estupendo. El pueblo, a medio camino entre Lozoyuela y El Berrueco, os espera con su impresionante iglesia, su enorme necrópolis medieval, un buen puñado de arquitectura popular e incluso un puente romano. Seguid leyendo y descubriréis por qué Sieteiglesias es una excursión desde Madrid de lo más recomendable.

No son siete iglesias, pero casi

Lo primero que hay que decir es que en Sieteiglesias no hay siete iglesias, aunque no por ello es un lugar con menos fe. De hecho, su nombre se debe al carácter sagrado que tiene ese número en la tradición cristiana, pero no al hecho de que literalmente haya siete templos.

Aunque Sieteiglesias parece haber sido fundada en la Alta Edad Media, durante un periodo de dominación musulmana, su ubicación en una ramificación de la vía romana que comunicaba las actuales Toledo y Segovia parece indicar unos orígenes anteriores.

En cualquier caso, lo que si se sabe a ciencia cierta es que tanto la agricultura como la ganadería tuvieron un gran peso durante prácticamente toda la historia de Sieteiglesias. Esas actividades atrajeron al comercio y este, a su vez, a una incipiente industria, pero lo cierto es que la cosa decayó y ya en el siglo XIX las crónicas hacen referencia a la pobreza del lugar. En el siglo XX estuvo a punto de desaparecer, pero en 1973 el pueblo se unió a Lozoyuela y Navas de Buitrago para crear un único municipio, lo cual abrió un abanico casi infinito de posibilidades.

Hoy en día Sieteiglesias es uno de los grandes lugares de cría de ganado bovino de la Comunidad de Madrid, un destacado punto de partida para diversas rutas de senderismo y un excelente destino para hacer turismo rural. Por supuesto, en sus calles encontraréis un montón de patrimonio interesantísimo. Seguid leyendo y os enseñamos qué ver en Sieteiglesias.

Turismo en Sieteiglesias

Iglesia de San Pedro

Sieteiglesias tiene una interesante particularidad: su Iglesia de San Pedro se encuentra ubicada literalmente en lo alto del pueblo, sobre un enorme roquedal de granito que hace que el templo tenga muchísima entidad. Siempre decimos que la ubicación es súper importante para las sensaciones que transmite un edificio, y sin duda este es un buen ejemplo de ello.

La iglesia data del siglo XVII, tiene una alta espadaña con dos campanas y un pórtico en uno de los laterales. Aunque su apariencia es más o menos la que ha tenido desde su fundación, lo cierto es que buena parte de ella se quemó durante un incendio en la Guerra Civil y algunos de sus muros son restaurados.

¿Qué podemos decir? Hay edificios que enamoran, y este es uno de ellos. Es de lo más llamativo que se puede ver en toda la Sierra Norte de Madrid, sin duda solo por verlo ya merece la pena ir hasta Sieteiglesias.

Necrópolis Medieval

Lo bueno es que subir hasta la Iglesia de San Pedro tiene premio, pues justo al lado se encuentra una enorme Necrópolis Medieval con más de 80 tumbas excavadas (y posiblemente otras muchas que están por llegar). Al parecer, los enterramientos datan de entre los siglos IX y XI, por lo que todo apunta a que podrían corresponder a repoblaciones de época cristiana.

La Necrópolis de Sieteiglesias solo se puede recorrer mediante visita guiada, la cual se reserva directamente en la Oficina de Turismo de Lozoyuela y tiene un coste de un euro por persona. Lo normal es que hagan varios pases durante los fines de semana y festivos. Si la encontraseis cerrada, en los alrededores tenéis varios paneles informativos, y desde la valla se puede ver un poquito del yacimiento.

Estamos ante otro lugar igual de impresionante que la iglesia. La verdad, de esos sitios que son poco conocidos por estar cerca de casa.

Casa Museo (Antiguo Tinao)

No muy lejos de la zona alta de Sieteiglesias hay un Antiguo Tinao, que tradicionalmente se utilizaba para almacenar el grano y guardar las herramientas que se pudieran necesitar en actividades agrícolas y ganaderas. Hoy en día es una Casa Museo con usos varios, en la que podéis aprender más sobre las tradiciones y costumbres del pueblo.

Arquitectura Popular

Por todo el pueblo de Sieteiglesias podéis ver diferentes ejemplos de arquitectura popular de serranía, en los que la piedra es el principal material de construcción. Os recomendamos dar un paseíto no solo por los alrededores de la iglesia, sino también por las calles más bajas, pues encontraréis casas llenas de encanto.

Potros de Herrar

¿Sabíais que en Sieteiglesias hay hasta tres Potros de Herrar diferentes? Esta estructura, tan utilizada en los pueblos de la Sierra Norte de Madrid para que el herrero pudiese trabajar con el ganado, ha llegado por triplicado hasta nuestros días en este pueblo. Podéis encontrarlos repartidos por los alrededores de la iglesia. No sabemos si será la localidad que más haya conservado de toda la comarca, pero seguro que está en el top 3.

Puente Romano

En Sieteiglesias se encuentra también, justo en los límites de la localidad, un impresionante Puente Romano, el cual es de lo mejorcito de la Comunidad de Madrid. Es conocido indistintamente como el Puente Romano de Sieteiglesias y el Puente Romano de El Berrueco, ya que se encuentra entre ambas localidades. De hecho, nosotros ya lo habíamos visitado haciendo senderismo desde El Berrueco, por lo que en esta ocasión no nos acercamos hasta él.

En cualquier caso, es un bello puente de piedra de un solo ojo que fue restaurado en el año 2016. En sus inmediaciones podéis encontrar unos banquitos para contemplarlo con tranquilidad y aprender más sobre él a través de diferentes paneles informativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *