Territorio Far West: siguiendo las huellas del cine western en la Comunidad de Madrid

Más de treinta pueblos y ciudades de la Comunidad de Madrid han servido de escenario para el rodaje de películas de western. Quizá ahora suene a broma, ya que la mayoría de los largometrajes fueron grabados en los años sesenta y setenta del siglo XX, pero lo cierto es que dejaron una huella imborrable a lo largo y ancho del territorio madrileño. Fruto de esa actividad es Territorio Far West, una ruta en la que es posible visitar todos esos escenarios y conocer las increíbles anécdotas que dejaron en ellos.

El lejano oeste madrileño

Hace poco os hablábamos de la Ruta Fantastic, que pone en valor los lugares de grabación de cine fantástico en la Comunidad de Madrid. En este post cambiamos de tercio y nos centramos en el Far West. Se calcula que durante el siglo XX se grabaron unas 500 películas de este género en Europa, de las cuales unas doscientas pasaron por la Comunidad de Madrid.

No penséis únicamente en las típicas películas de calidad dudosa que ponen en la sobremesa de la televisión pública, sino también en tremendas superproducciones de la época. Directores y actores del calibre de Sergio Leone, Clint Eastwood, Terence Hill, Burt Reynols o John Wayne se dejaron caer por la Comunidad de Madrid, poniéndola en el plano internacional.

Fruto de esta actividad salieron películas mitiquísimas, entre las que sin duda destacan las componentes de la Trilogía del Dólar. Seguro que alguna vez habéis oído hablar de Por un Puñado de Dólares, La Muerte Tenía un Precio y El Bueno, el Feo y el Malo: las tres fueron rodadas parcialmente en la Comunidad de Madrid.

Cuatro itinerarios para seguir las huellas de John Wayne, Clint Eastwood y compañía

Así, hasta 36 municipios madrileños sirvieron de escenario para el rodaje de dos centenares de películas. A partir de ellas, se ha elaborado este Territorio Far West: una ruta enorme que, a su vez, se divide en cuatro escenarios claramente diferenciados.

El primero es la Ruta Noroeste, con tres protagonistas claros: La Pedriza, Colmenar Viejo y Hoyo de Manzanares. Más allá de sus increíbles espacios naturales o de sus cascos históricos llenos de patrimonio, durante mucho tiempo existieron aquí estudios y decorados que recreaban pueblos del Far West. En la ruta es posible seguirles las huellas muy de cerca.

La Ruta Este va desde Torremocha del Jarama hasta Nuevo Baztán, donde es posible visitar lugares muy concretos que se pueden reconocer a simple vista en la pantalla: el puente medieval de Talamanca del Jarama, el Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares o la Plaza de Fiestas de Nuevo Baztán son algunos ejemplos.

En la Ruta Sur, que recorre las localidades de Aranjuez, Colmenar de Oreja, Titulcia y Ciempozuelos, también encontramos historias súper interesantes. Por aquí se rodaron largometrajes del calibre de La Selva Blanca, El Regreso de las Siete Magníficos o Los Despiadados.

Por último, la Ruta Suroeste llega hasta Villamanta, Aldea del Fresno y Pelayos de la Presa. Aquí se rodaron fundamentalmente escenas vinculadas a trenes, gracias a tramos abandonados de ferrocarril. Incluso de agua, gracias al paso del río Alberche.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.