Qué ver en Titulcia, la encrucijada fluvial y cultural del sureste madrileño

Allí donde se cruzan los ríos Jarama y Tajuña, sobre las suaves colinas del Cerro de Venus, surge el pequeño municipio de Titulcia. Es una localidad poblada desde antiguo, cuya estratégica ubicación le ha situado siempre en los planes de todo aquel que ha querido conquistar esta zona del sureste madrileño. En este post os proponemos un paseo por una urbe que nos cautivó desde el primer momento y que siempre recomendamos como uno de los mejores lugares que visitar en la Comarca de Las Vegas.

De pueblo romano a potencia gastronómica

Hasta cinco veces ha sido arrasada Titulcia. En origen fue un poblamiento romano, ubicado en la ruta que conectaba Emerita Augusta y Cesaraugusta (Mérida y Zaragoza, respectivamente). Cayó bajo dominio árabe y posteriormente fue reconquistada por los cristianos, pasando a llamarla Bayona de Tajuña allá por el siglo XII. Así permaneció unos 700 años, hasta que fue tomada por las tropas francesas durante la Guerra de Independencia. Tras volver a manos españolas, el rey Fernando VII decidió hacerle un rebranding y llamarla Titulcia. Hay quien dice que fue porque quería poner en valor su herencia romana, pero parece ser que también lo hizo para que no hubiese nada que le recordase a sus tiempos de cautiverio en la Bayona del País Vasco Francés.

En realidad, el nombre no es especialmente relevante. Lo que de verdad importa en Titulcia es que se trata de un núcleo urbano que representa a las mil maravillas lo que cabría esperar de un pueblo de la Comarca de Las Vegas. Formado en su mayor parte por casitas blancas que más parecen andaluzas que madrileñas, hablamos de un lugar que tradicionalmente ha vivido de la elaboración de vinos y aceites, así como de una intensa actividad ganadera.

Lo dicho en los dos párrafos anteriores da sustento a la propuesta turística actual de Titulcia, pues destaca en ella tanto la belleza de su entorno como el acercamiento a los oficios tradicionales madrileños. Todo ello aderezado con un patrimonio excepcional, con una rebosante cultura (por aquí pasan incluso los Caminos a Guadalupe) y con muchos sitios para degustar su magnífica gastronomía.

Turismo en Titulcia

Plaza Mayor

Casi todos los recorridos por Titulcia empiezan en su Plaza Mayor, a la cual se accede subiendo una pequeña escalinata. Es el principal espacio social del pueblo, alrededor del cual se agolpan algunos de sus edificios más representativos.

Ayuntamiento

Destaca principalmente el Ayuntamiento. La casa consistorial de Titulcia tiene dos plantas, un enorme balcón presidido por diferentes banderas y una pequeña torre rematada por un pináculo.

Centro de Interpretación de Titulcia

En uno de los laterales del Ayuntamiento está el Centro de Interpretación de Titulcia. Además de mostrar hallazgos arqueológicos de la zona (no los principales, que están en el Museo Arqueológico Regional de Madrid), también hace las veces de Oficina de Turismo. Justo en la entrada tenéis a vuestra disposición mapas y folletos con información sobre la localidad.

Iglesia de Santa María Magdalena

También lindando con la plaza está el principal edificio religioso de Titulcia, la espectacular Iglesia de Santa María Magdalena. Data del siglo XVI, está en un estado de conservación magnífico y en su interior se encuentra una obra de arte de primer nivel: Tránsito de la Magdalena, de Jorge Manuel Theotocópuli (hijo natural de El Greco, el cual siguió con el estilo de su padre).

Calle Grande

La Calle Grande es la arteria más concurrida de Titulcia. Si bien es cierto que la carretera que bordea el pueblo por el sur es la M-404, esta calle es una especie de ramal que lo atraviesa de punta a punta. Junto a ella veréis bares, restaurantes, tiendas y gente yendo de un sitio a otro.

Bodega Viña Bayona

Precisamente, en esta calle está la Bodega Viña Bayona. Sus viñedos de más de 30 hectáreas dan la materia prima para elaborar diferentes caldos bajo la Denominación de Origen «Vinos de Madrid». Tiene una distribución totalmente local, por lo que si queréis probarlos tendréis que ir directamente a la bodega (tienen tienda y organizan catas) o pedirlos en los restaurantes de Titulcia (prácticamente todos los tienen). Nosotros probamos un tinto joven y la verdad es que estaba delicioso.

Ermita de la Soledad (Cementerio de Titulcia)

Si camináis por la Calle Grande hacia el este llegaréis hasta el Cementerio de Titulcia. Allí, entre sus muros, os espera la Ermita de la Soledad, una de las pocas construcciones que sobrevivieron a los combates de la Guerra Civil. Data del siglo XVI.

Cueva de la Luna

Uno de los puntos más inquietantes de Titulcia es la Cueva de la Luna. No es fácil visitarla (está en el interior de un restaurante con el mismo nombre, así que tendréis que comer allí o pedirle al dueño que se tire el rollo y os abra la puerta). Sin embargo, eso no impide que sus orígenes no estén rebosantes de misterio. Fue descubierta a mediados del siglo XX y desde el primer momento se la relacionó con la aparición de la Santa Cruz al Cardenal Cisneros, en un momento en el que se estaba preparando para conquistar Orán (en Argelia). También se dice que pudo ser construida por templarios, así como que ha sido objeto de todo tipo de rituales esotéricos.

Aceitera de la Abuela

¿Sois más de AOVE que de vino? En ese caso os recomendamos ir hacia la Aceitera de la Abuela, donde se elabora uno de los aceites de oliva más reconocidos de la Comunidad de Madrid. Es un espacio dedicado al oleoturismo de manera integral, en el cual podéis hacer prácticamente de todo: visitar la almazara, hacer una cata de aceites con maridajes, comprar sus productos… También podéis alojaros en la casa rural cercana, La Casa del Molino.

Puente de Piedra

En el extremo sur de Titulcia, justo en el cruce que divide el camino hacia Aranjuez y hacia Villaconejos, está el Puente de Piedra. Es conocido también como Puente de Carlos III y sirve para sortear las aguas del río Tajuña.

Puente de Hierro

Hablando de puentes, en 1898 fue construido el Puente de Hierro. Está en el oeste de Titulcia y en este caso sirve para pasar sobre las aguas del río Jarama.

Necrópolis y Oppidum

Al norte, frente a la Calle Nueva, está la Necrópolis y el Oppidum de Titulcia. Son las zonas arqueológicas en las que han aparecido todo tipo de piezas de época romana. Sin embargo, poco os podemos contar sobre ellas: el panel informativo estaba absolutamente desgastado y el área estaba en un estado de abandono que no permitía ver gran cosa.

Senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia

Lo que sí queremos recomendaros, ya sea para el principio o el final de la visita, es la Senda de Soto Bayona y los Cortados de Titulcia. Es una de las rutas más interesantes del Parque Regional del Sureste, con una magnífica diversidad tanto de espacios naturales como de aves acuáticas. Recorrerla os llevará menos de dos horas y os aseguramos que es uno de los parajes más interesantes de la Comarca de Las Vegas.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *