Ruta de senderismo por la Dehesa de Berzosa del Lozoya

La Dehesa de Berzosa del Lozoya es uno de los espacios más emblemáticos de la localidad. En esta enorme finca de uso comunal podréis estirar las piernas y respirar aire puro, a la vez que contempláis la flora y la fauna más representativa de la Sierra Norte de Madrid. Seguid leyendo y os contamos cómo fue nuestra experiencia haciendo este breve recorrido circular de apenas 3,5 kilómetros de distancia.

Descubriendo una dehesa comunal de la Sierra Norte de Madrid

¿Tenéis una hora y ganas de conocer una de las dehesas más auténticas de la sierra madrileña? En ese caso, id a Berzosa del Lozoya, pues allí os espera este sencillo recorrido.

El punto de partida está en el lavadero, donde veréis varios paneles informativos (son varias las rutas que salen desde aquí). A la que os estamos enseñando le han asignado el color azul, así que es imposible que pase desapercibida.

El primer tramo básicamente hace que se abandone el pueblo por la parte alta, dejando atrás algunas de las construcciones más modernas de Berzosa del Lozoya.

En cuanto abandonéis el pueblo, echad un ojo a vuestro alrededor. Y es que, aunque el recorrido se adentra en zonas bajas, empieza en un punto alto desde el cual se puede contemplar una de las mejores panorámicas de la Sierra Norte de Madrid. A simple vista podéis distinguir algunas de las montañas más emblemáticas, como la Sierra de la Cabrera, el Pico de la Miel o Mondalindo, aunque también dos embalses (El Villar y El Atazar) y también localidades cercanas como Buitrago de Lozoya o Mangirón.

Sea como fuere, la ruta continua accediendo a la dehesa tras sortear un paso canadiense. Si vais con perro llevadlo siempre atado, ya que la finca aun sigue teniendo uso comunal y no es extraño toparse con ganado pastando.

Uno de los elementos más interesantes de la ruta es el Pilón de la Dehesa, un pequeño abrevadero del cual emana agua potable. Está más o menos a mitad de camino, así que si vais con sed aprovechad ya que hasta el final no hay más puntos de agua.

Desde ese punto hay que bajar y hacer un pequeño camino entre un denso bosque de robles. Es una de las zonas con más encanto.

Lamentablemente, poco a poco bajará la densidad del robledal. Eso indica que hemos llegado al final de la dehesa. Hay que salir de ella e ir a mano izquierda, teniendo como referencia un muro de piedra a mano derecha.

A poco que caminéis, llegaréis de nuevo a Berzosa del Lozoya. Si no lo habéis hecho todavía, os recomendamos dar un paseo por el pueblo, ya que se trata de uno de los sitios más bonitos de la Sierra Norte.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: el lavadero de Berzosa de Lozoya. Allí mismo encontraréis el panel con toda la información sobre la ruta.

📏 Distancia / desnivel: unos 3,5 kilómetros con un desnivel que no llega a los 100 metros.

💪 Dificultad: es una ruta muy fácil, perfecta para iniciarse en el senderismo o para hacerla en familia.

⏲️ Duración: nosotros la hicimos en una hora, yendo con calma y parándonos varias veces a hacer fotos.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.