Qué ver en Salisbury, la inspiradora ciudad medieval de Wiltshire

Salisbury es una pequeña ciudad medieval del suroeste de Inglaterra. En ella encontraréis aroma a Edad Media, un patrimonio histórico-artístico de primer nivel y un animado ambiente a prácticamente cualquier hora del día. Sus coloridas calles hacen que cada paseo resulte una experiencia inolvidable, ofreciendo al viajero mil y un motivos por los que acudir allí. Sirva como muestra este post, en el que os enseñamos todo lo que ver y que hacer en esta coqueta urbe del condado de Wiltshire.

Un paseo entre pubs embrujados y banderines de colores

Hasta cinco ríos confluyen en la ciudad de Salisbury, lo cual explica la fertilidad de las tierras que rodean la ciudad. Unos campos que han sido prósperos desde antiguo y que explican, entre otras cosas, el dinamismo de la ciudad. Aquí encontraréis la catedral más alta de Inglaterra, con mercado que se viene celebrando desde el siglo XIII y una excelente concentración de pubs.

Existen muchas maneras de aproximarse a Salisbury. Si bien nosotros os vamos a proponer un recorrido general por la ciudad, lo cierto es que podéis hacer todo tipo de rutas: desde las que dan protagonismo a los lugares embrujados (que no son pocos) hasta los que siguen las huellas de las figuras más destacadas de la localidad. Por aquí han pasado artistas como el pintor John Constable o el escritor William Golding, entre otros muchos. Dicho sea de paso, Ken Follett se inspiró en la ciudad para crear Kingsbridge, la urbe protagonista de su legendaria obra Los Pilares de la Tierra.

El centro histórico de Salisbury se recorre fácilmente. Tiene el tamaño perfecto para un paseíto de medio día, aunque a la vez os podría entretener la jornada completa si os dejáis embaucar por sus museos, sus tiendecitas y sus restaurantes. Las calles principales están engalanadas con banderines de colores, que os invitarán a sacar el teléfono en busca de vuestra siguiente foto destacada de Instagram. Por si eso fuera poco, en los alrededores tenéis excursiones de primer nivel, por lo que hablamos de uno de los grandes destinos de esta zona del país.

Pese a su fama, Salisbury no es un sitio masificado ni incómodo de ver. De hecho, junto al centro encontraréis varios aparcamientos en los que dejar vuestro vehículo (5 libras por 3 horas, que se pagan utilizando un código QR). Si vais en tren, tardaréis poquito tiempo desde sitios tan emblemáticos como Bristol o Bath, por lo que tenéis ante vosotros una ruta fantástica para una escapada de fin de semana en el suroeste de Inglaterra.

Por cierto, de cara a preparar la visita os recomendamos que entréis en las webs oficiales del destino, ya que tiene una propuesta turística espectacular. En Visit Salisbury os esperan mapas, rutas, eventos y todo tipo de datos para que vuestro viaje sea inolvidable.

Turismo en Salisbury

Plaza del Mercado (Market Place)

Empezamos nuestra visita a Salisbury, como no podía ser de otro modo, en la Plaza del Mercado o Market Place. El el centro neurálgico de la ciudad, pues tanto en ella como en sus alrededores se encuentran algunos de sus principales edificios, restaurantes y comercios. Se trata de un espacio abierto de grandes dimensiones, realmente pintoresco y en el que encontraréis gente a prácticamente cualquier horas del día.

Bien haríais en hacer coincidir vuestra visita a Salisbury con un martes o un sábado, ya que en esos dos días de la semana se celebra el legendario Charter Market. Se trata de un mercado que fue establecido de manera oficial en el año 1227, mediante un permiso otorgado por el rey Enrique III (que básicamente venía a dar su visto bueno a un mercado que se venía haciendo desde varios años atrás).

En el mercado, que suele estar de 8:00 a 14:00 más o menos, encontraréis puestos de todo tipo: productos ecológicos procedentes de las granjas de los alrededores, artesanía, ropa, vinilos, comida preparada… Una visita imprescindible, la verdad.

Ayuntamiento de Salisbury

En la misma Plaza del Mercado os espera el Ayuntamiento de Salisbury (Salisbury Guildhall), un majestuoso edificio del siglo XVIII que fue construido por iniciativa del obispado de la ciudad. Su principal seña de identidad son las enormes columnas que crean un soportal junto a la puerta, además de dos enormes ventanas en los lados.

Centro histórico

Una vez hayáis explorado a fondo la Plaza del Mercado, os recomendamos comenzar a realizar la mejor actividad que se puede llevar a cabo en Salisbury: descubrir su centro histórico. Hablamos de un precioso conjunto de pequeñas calles, muchas de ellas peatonales y ataviadas con banderines de colores en la parte superior.

Os podríamos dar algunas referencias. Por ejemplo, una de nuestras favoritas fue Butcher Row, la cual no puede ser más adorable. Allí encontraréis pubs y tiendas, un ambiente espectacular y muchos rincones llenos de encanto.

También nos viene a la mente la High Street. Su nombre ya anticipa que tiene mayores dimensiones que la anterior, siendo la típica avenida comercial que se puede encontrar en buena parte de las ciudades europeas. Cabe destacar que no faltan ni los músicos callejeros ni los edificios con siglos de historia.

Eso sí, vaya por delante que en Salisbury destaca el conjunto por encima de las individualidades. Abrid Google Maps y caminad por todas las calles marcadas en color amarillo, pues os aseguramos que la zona histórica de la ciudad da para mucho.

The Red Lion

Hemos hablado ya varias veces de los pubs de Salisbury, pero hay uno que destaca por encima del resto. Nos referimos a The Red Lion, una antigua posada que recibe su nombre por una escultura de un león rojo que tiene justo en la entrada. Hoy en día es una mezcla entre hotel y restaurante, pero aun así os recomendamos que crucéis la puerta y accedáis a su coqueto patio central. ¡Es una auténtica pasada!

Cine ODEON

Otro edificio que también deberíais visitar es el Cine ODEON. No tanto para ver una de sus proyecciones (que también), sino por estar ubicado en una de las construcciones más bonitas de la ciudad de Salisbury. Data del siglo XV y su fachada es un excelente ejemplo de la arquitectura de estilo Tudor.

Poultry Cross

Si estáis haciendo la visita en día de mercado quizá os pase desapercibida, ya que suele estar rodeada de puestos de plantitas, pero otro de los grandes hitos de Salisbury es la Poultry Cross. Es una de esas cruces de mercado tan típicas de territorio británico, que obviamente servían para indicar que era un lugar destinado al comercio. Esta en concreto data del siglo XIV, aunque su aspecto actual se debe en buena medida a una reforma del XVIII.

The Haunch of Venison

Otro pub que no deberíais perderos es The Haunch of Venison, el más antiguo de Salisbury. Fue inaugurado en 1320 y destaca fundamentalmente por utilizar la madera de roble como principal elemento de construcción. Es un sitio absolutamente emblemático, considerado uno de los 25 pubs más famosos del Reino Unido y que forma parte de buena parte de las rutas que se hacen por la ciudad. Se dice que entre sus cuatro paredes habita un fantasma, lo cual hace que esté considerado un pub embrujado.

St Thomas Church

No muy lejos de allí se encuentra St Thomas’s Church, una pequeña iglesia parroquial. Es un edificio medieval estupendo, que para ser contemplado en todo su esplendor requiere ser rodeado. También podéis entrar a su patio interior.

Otro buen punto de observación es el Carwardine’s, un establecimiento aledaño perfecto para disfrutar de un English Breakfast tradicional en toda regla.

Canales de Salisbury

Tal y como hemos dicho al inicio, Salisbury se encuentra en la confluencia de cinco ríos: Nadder, Ebble, Wylye, Bourne y Avon. Eso explica en buena medida que la ciudad esté llena de canales, dándole un toque de lo más especial a su casco urbano. Quizá el mejor punto para observarlos es el Maltings Bridge un pequeño puente junto al cual disfrutaréis de una estampa única.

Torre del Reloj

Cerquita de la zona de Maltings Bridge está la Torre del Reloj de Salisbury, un monumento construido a finales del siglo XIX por el doctor John Roberts (en memoria de su difunta mujer). Es una construcción que ha de ser observada con detenimiento, ya que está llena de matices.

High Street Gate

¿Recordáis que al hablar del casco histórico de la ciudad mencionábamos la High Street? Bueno, pues al final de la misma os toparéis con la High Street Gate, una puerta gótica que antaño servía para dar acceso al centro de la ciudad. Es una construcción muy bonita y que os pondrá en disposición de visitar la catedral, el edificio más representativo de la ciudad.

Old George Mall

Eso sí, no adelantemos acontecimientos. También en la High Street encontraréis el Old George Mall, uno de los principales centros comerciales de Salisbury. Merece la pena que atraveséis su fachada y paseéis por su interior.

Mompesson House

Y ya rumbo a la catedral, justo antes de llegar encontraréis algunos edificios interesantes. El primero de ellos es la Mompesson House, una construcción que perteneció a la reina Ana de Gran Bretaña y que hoy en día hace las veces de museo de artes decorativas y centro de exposiciones.

The Rifles Berkshire and Wiltshire Museum

Hablando de museos, al ladito os espera el The Rifles Berkshire and Wiltshire Museum. Ubicado en un edificio conocido como The Wardrobe (porque era donde el obispo de Salisbury guardaba sus túnicas), se trata de una exposición permanente que muestra cientos de objetos de algunos de los principales regimientos de infantería del Reino Unido. Una visita más que recomendada si os interesa la historia militar.

Arundells

Por el contrario, si lo que os llama la atención es la política, muy cerquita de allí está Arundells, una antigua mansión de origen medieval que fue la residencia de sir Edward Heath (Primer Ministro de Reino Unido entre 1970 y 1974). Allí vivió hasta su muerte, en el año 2005. Dicho sea de paso, Salisbury suele estar en todas las listas de ciudades con más calidad de vida del país.

The Salisbury Museum

Rematando el tema de los museos, un poquito más adelante está The Salisbury Museum. Ofrece una estupenda colección de piezas arqueológicas locales, además de hacer un exhaustivo repaso a la historia de la ciudad.

Catedral de Salisbury

Terminamos la visita en el que probablemente sea el lugar más emblemático de la urbe: la Catedral de Salisbury. Es, por derecho propio, uno de los edificios medievales más famosos de Reino Unido. Hablamos de una joya del gótico inglés, con la torre más alta del país y con infinitas historias vinculadas a ella.

Merece la pena pasear por sus jardines, rodear su exterior y recorrerla con la calma. En el post que hemos escrito sobre ella os la describimos con todo lujo de detalles y os contamos cómo es la visita, pero vaya por delante que se trata de una parada absolutamente imprescindible en Salisbury. Que no os eche para atrás el precio de la entrada (11 libras por persona), os aseguramos que merece la pena.

Por cierto, en el interior de la catedral encontraréis la Magna Carta Chapter House, en donde se expone la mejor copia que ha llegado hasta nuestros días de la Carta Magna inglesa.

Excursiones desde Salisbury

Una vez hayáis explorado Salisbury en profundidad, os recomendamos levantar la mirada y echar un vistazo por los alrededores. Allí os esperan dos visitas increíbles a más no poder.

Stonehenge

La primera de ellas es Stonehenge, un lugar que no necesita presentación. Probablemente se trate del monumento prehistórico más conocido del planeta, con una silueta que todos tenemos en la mente. La visita desde Salisbury se puede hacer tanto en coche como en autobús, pues el sitio está a escasa media hora por carretera.

Visitar Stonehenge es algo que todo el mundo debería hacer alguna vez en la vida: por su significado, su belleza y su energía especial. Eso sí, pensad que es un monumento que suele estar muy concurrido en las horas centrales del día, así que conviene que saquéis vuestras entradas con antelación y que organicéis bien la actividad.

Old Sarum

Por último, entre Salisbury y Stonehenge se encuentra Old Sarum, una colina que estuvo poblada desde antiguo y que hoy en día ofrece unos bellísimos vestigios arqueológicos. No es una simple visita que pille de paso entre ambos lugares, os aseguramos que merece la pena por sí misma.

Además, desde Old Sarum disfrutaréis de las mejores vistas posibles de Salisbury, con la ciudad en primer plano y la verde campiña inglesa flanqueándola por los cuatro costados. No se nos ocurre una forma mejor de terminar la visita a la urbe que esta.

Mapa turístico de Salisbury

Para terminar, aquí os dejamos el mapa turístico de Salisbury. En él hemos localizado los principales puntos de interés, pensando en que os sea de utilidad durante vuestra visita.

¿Qué te ha parecido?
+1
6
+1
2
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *