White Tower, la torre más septentrional de la isla de Malta

Ubicada en el extremo norte de Malta, la White Tower es a su vez la fortaleza defensiva más septentrional de la isla. Fue construida entre 1658 (lo que es la propia torre) y 1715 (año en el que se terminó la batería de artillería), habiendo contribuido notablemente a la defensa del archipiélago y al control de sus aguas más cercanas. Durante un tiempo cayó en desuso, algo que ocasionó su deterioro, pero ha sido restaurada a comienzos del siglo XXI por la HSBC Malta Foundation. En este artículo os contamos más sobre esta estupenda torre y también sobre el pueblecito de pescadores que tiene justo a sus pies.

La torre de los mil nombres

Torre Ahrax, Torri tal-Ahrax, Torre di Lacras, Torre Armier, Torre Ta ‘loslien o Torre Blanca son diferentes maneras de referirse a lo mismo: la pequeña torre de vigilancia que protagoniza este artículo. Actualmente la manera predominante de referirse a ella es White Tower, suponemos que por el contraste que hay con la cercana Red Tower (visibles entre sí).

Visitar la White Tower era misión casi imposible hasta hace relativamente poco, ya que estaba en un pésimo estado de conservación. Y es que tras muchos usos (dependencias del gobernador, estación naval, residencia privada) fue abandonada sin piedad. Sin embargo, en 2021 terminaron unos trabajos de restauración, así que hoy en día la visita es sencilla. Se puede aparcar justo abajo o, si tenéis suerte y está la barrera abierta, a los pies de la propia torre.

La White Tower es una pequeña fortaleza de mucho interés. Se construyó en 1658 como parte de la Torres de Redín, un conjunto de torres puesto en marcha para defender el norte, el este y el sur de la isla de Malta. De las aproximadamente treinta torres que se construyeron han llegado a nuestros días la mitad, todas ellas con una tipología similar. De hecho, la White Tower representa a la perfección este tipo de construcciones.

Tiene base cuadrada y dos pisos, desde los cuales se obtienen unas vistas estupendas de los alrededores. Por eso había un par de cañones en lo alto de la torre, pensando en proteger la costa. De hecho, alrededor de la propia torre hay una batería de artillería, que tenía otros diez cañones más.

Un pueblo de pescadores malteses auténtico

Si habéis ido hasta la White Tower, aprovechad para bajar a la bahía cercana. Allí os espera un pequeño pueblo de pescadores, Il-Bajja tat-Torri l-Abjad, perteneciente a Mellieha.

Nosotros pasábamos sin intención de parar, pero al final nos dimos un paseíto y cotilleamos un poco por el pueblo, cuyas casas blanquitas con puertas azules, una vez más, nos evocaban más a otras zonas del Mediterráneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.