D’Amato Records, la tienda de discos más antigua del mundo está en Malta

La Valeta no solo es la capital de Malta, sino una de las capitales europeas que más sorpresas esconde en su interior. Pese a sus reducidas dimensiones, en sus calles podéis encontrar cosas increíbles y que no veréis en ningún otro lugar de Europa. El mejor ejemplo es D’Amato Records, la tienda de música más antigua del mundo. En su pequeño local venden discos de manera ininterrumpida desde el año 1885, un hito insuperable y que pone de manifiesto la magia de este proyecto. En este post os enseñamos su historia, dónde está y cómo fue nuestra experiencia comprando en ella.

La tienda de música que pudo con la guerra, con el MP3 e incluso con las pandemias

La música y viajar son las dos cosas que más nos gustan en el mundo. Por eso, desde hace ya mucho tiempo intentamos combinar ambas cosas, trayéndonos de cada viaje un vinilo de algún grupo local. Es la manera que tenemos de apoyar a la música de cada sitio que visitamos, aunque también de traernos un souvenir que estará con nosotros toda la vida.

Además, gracias a esta costumbre personal, con el paso del tiempo hemos conocido tiendas de música de todo el mundo. No hay dos iguales, la gente siempre es encantadora y nuestra colección no para de crecer. Por si eso fuera poco, descubrimos lugares únicos. Es el caso de D’Amato Records, la tienda que protagoniza este artículo.

Resulta que no solo es una institución en Malta, sino que además tiene el honor de ser la tienda de discos más antigua del mundo. ¿Quién iba a imaginar que se encontraría en el centro de La Valeta?

D’Amato Records fue inaugurada en 1885 y desde entonces no ha cerrado sus puertas. De hecho, fue capaz de continuar operando durante la spanish flu (la pandemia de gripe A que asoló al mundo a comienzos del siglo XX), durante los bombardeos de Malta en la II Guerra Mundial e incluso durante la pandemia del coronavirus. En este último caso, durante seis semanas Malta decretó el cierre de todos los comercios no esenciales, así que tuvieron que vender a través de internet.

El local está ubicado en Triq San Gwann 98, una pequeña y empinada calle del centro de La Valeta. Está al lado de la concurrida Republic Street, por lo que no tendréis que desviaros demasiado para visitarla. Abre de lunes a viernes de 9:00 a 17:30 y los sábados de 9:00 a 13:00, por lo que no es complicado encontrarla abierta.

Música de todo el mundo, pero sobre todo maltesa

Los D’Amato llevan regentando el establecimiento desde 1885, habiendo pasado por su dirección varias generaciones de la familia. Siempre han sabido adaptarse a los tiempos, habiendo jugado un papel clave en el desarrollo de la música maltesa moderna. De hecho, en 1938 fueron los impulsores de las primeras grabaciones de música en Malta.

La mejor muestra de esa adaptación, la misma que les permitió sobrevivir a la bajada de las ventas con la llegada del MP3 y Spotify, es la variedad de productos que se pueden comprar en D’Amato Records. La música en todos sus formatos (CD, vinilo, casette…) es la protagonista, pero también encontraréis películas, tazas, pulseras… Incluso tienen su propio merchandising, el cual distribuyen en forma de camisetas con el logo de la tienda y el famoso eslogan mediante el cual presumen de ser la tienda de discos más antigua del mundo.

Nosotros fuimos allí en busca de música maltesa. La verdad es que tenían poquitas referencias, pero pudimos llevarnos un vinilo estupendo a casa (no sin antes ser aconsejado por el dueño). Como su catálogo es amplísimo, también nos llevamos otro vinilo, aunque en este caso no tenía nada que ver con Malta.

El mejor souvenir posible

En resumen, pensamos que este es un lugar que merece la pena visitar. La Valeta está muy bien y hay edificios imprescindibles, como la Concatedral de San Juan, pero la mejor manera de acercarse a la cultura local es a través de los negocios de toda la vida. Y poca cosa se nos ocurre más de toda la vida que una tienda de música que lleva en funcionamiento desde el siglo XIX.

Bien haríais en dejaros caer por allí y cotillear entre sus estanterías. Más allá del carácter fotogénico de la tienda (perfecto para una foto de postureo en instagram), lo cierto es que es un templo de la música. Entre sus cuatro paredes tendréis a vuestra disposición un catálogo que nadie tiene que envidiar al de las grandes tiendas de música de cualquier capital europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *