Ruta por el Embalse de El Villar (Manjirón)

La ruta por el Embalse de El Villar es un recorrido la mar de sencillo que forma parte de la Red de Caminos Carpetania. Os permitirá conocer no solo la bonita localidad de Manjirón, sino también disfrutar de una tranquila dehesa de encinas que hay en sus alrededores y bajar hasta la misma orilla del embalse.

Si estáis buscando una excursión desconocida desde Madrid, que no sea muy larga y que además esté cerca de un pueblo bonito… ¡bingo! Este recorrido responde exactamente a lo que teníais en mente.

Ruta al Embalse del Villar

Una ruta en la que el agua es la gran protagonista

Utilizando Manjirón como punto de partida y llegada, ya que es una ruta circular, este paseo os permitirá conocer una versión de la Sierra Norte en la que el agua es la gran protagonista. A lo largo de este paseo veréis fuentes, un arroyo, un embalse y casi en ningún momento dejaréis de oír el rumor del líquido elemento.

Pero, antes de meternos en materia, queremos poneros un poco en contexto. Manjirón es la capital de Puentes Viejas, una localidad de la Sierra Norte formada a finales del siglo XX a partir de la unión de diferentes municipios. Si vais a hacer esta ruta, no podéis dejar de conocer Manjirón, pues en el pueblo encontraréis un buen puñado de muestras de arquitectura tradicional de serranía, una estupenda iglesia y muchos rincones llenos de encanto.

Como en tantas otras localidades de la Sierra Norte, el abanico de excursiones y rutas para hacer senderismo desde Manjirón es inmenso. Nosotros os proponemos la que quizá sea la ruta más típica que sale de la localidad, pero con un poquito de coche podréis disfrutar de todo tipo de posibilidades.

Embalse del Villar en la Sierra Norte de Madrid

Nuestra experiencia yendo de Manjirón al Embalse de El Villar

Os vamos a contar cómo fue nuestra experiencia haciendo esta ruta y lo que vimos en ella, a ver si así os convencemos de que os dejéis caer por allí.

Aprovechando que parte del centro de Manjirón, aprovechamos para dar un paseíto por el pueblo. Eso nos permitió ver su iglesia, su ayuntamiento o el antiguo lavadero, hoy convertido en Museo de la Piedra. Si queréis explorar un poquito más, os recomendamos que visitéis el post que hicimos en el que mostramos qué ver en Manjirón.

Lavadero público de Manjirón

La ruta abandona Manjirón por el norte (de hecho, por la Calle del Norte). Casi sin daros cuenta las casas se quedarán atrás y os veréis metidos de lleno en un caminito de tierra.

Ruta hacia el Embalse del Villar desde Manjirón

Aunque la ruta atraviesa diferentes cruces y tiene un buen puñado de bifurcaciones, está señalizada de una manera impecable. En todo momento sabréis por dónde ir, gracias a la cartelería y a las marcas de color rojo que os indican hasta el momento en el que hacer un giro.

Camino a seguir hacia el Embalse del Villar

En la ruta atravesaréis un par de vías pecuarias: la Colada de Peñas Varaeras o Tormo (nada más salir del pueblo) y la Cañada Real del Vado de Paredes (la cual recorreréis durante casi un kilómetro). Es habitual encontrarse con ganado, así que si vais con perro tendréis que llevar mucho ojo.

Vías pecuarias en el Embalse del Villar

La primera mitad de la ruta es más o menos llana, aunque constantemente cuesta abajo. Más tarde os arrepentiréis de todo ese desnivel que poco a poco se irá acumulando y que habrá que recuperar de manera abrupta.

Sin embargo, antes de eso llegaréis a la orilla del embalse. Es la zona más bonita de todo el recorrido con diferencia, ya que las aguas se abren y queda una estampa propia de una postal.

Si vais con perro, puede ser el sitio perfecto para que se dé un chapuzón. Si estáis haciendo la ruta con picoteo en la mochila, sin duda es el lugar idóneo para hacer un alto en el camino y comer lo que llevéis. Falta os va a hacer.

Y es que desde ese punto arranca una dramática subida con la que recuperar todo el desnivel acumulado. En distancia no es demasiado, ni siquiera 500 metros, pero es una de esas cuestas que quitan el aliento. Hacedla con tranquilidad o llegaréis al coche reventados.

Una vez hayáis ganado altura, el recorrido se vuelve a hacer llano y continúa a la vera de un pequeño muro de piedra. Es una parte de la ruta que también es muy bonita, con una gran presencia de encinas.

Dicho sea de paso, en la ruta no solo veréis encinas, sino también otras especies propias de la zona como robles, fresnos, jaras o enebros.

El camino os acabará llevando de vuelta a Manjirón, donde bien haríais en daros una vuelta por el pueblo si no lo habéis hecho ya. Justo a la entrada al pueblo, a mano izquierda, veréis La Terraza del Barral, un pequeño restaurante en el que podréis reponer fuerzas con ricas raciones a un precio más que razonable.

Para terminar, una curiosidad. De las formaciones rocosas que habéis visto por toda la ruta se extrae la llamada Piedra de Mangirón, un gneis (un tipo de roca similar al granito) con el que se han realizado construcciones a lo largo y ancho de la Sierra Norte. Seguro que en seguida os vienen a la mente todo tipo de edificios con ese característico color en la fachada.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta sale desde la Plaza de la Constitución de Mangirón (el centro del pueblo, donde está el Ayuntamiento). Desde ese punto, hay que ir hacia la Calle del Norte e ir siguiendo las indicaciones.

📏 Distancia / desnivel: es una ruta cortita, de apenas cinco kilómetros y medio. El desnivel positivo no es demasiado en apariencia, pues son 145 metros. Eso si, mucho ojito: hay una enorme pendiente en un punto de la ruta que os dejará sin aliento si no tenéis un mínimo de forma física.

💪 Dificultad: el recorrido es muy sencillo y no entraña ninguna dificultad, salvo por el repecho que hemos mencionado en el párrafo anterior. Sin embargo, nada que no se pueda superar con calzado cómodo y un poquito de fuerza de voluntad.

⏲️ Duración: nosotros tardamos dos horas en hacerla, pero es verdad que nos entretuvimos mucho haciendo fotos por Manjirón. Posiblemente pueda hacerse en una hora y media si no os detenéis tanto como nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *