Ruta de senderismo por las dehesas de Villavieja del Lozoya y el embalse de Riosequillo

El Valle Medio del Lozoya es uno de los mejores lugares para hacer senderismo de toda la Sierra Norte de Madrid. Un buen ejemplo es la ruta que os proponemos hoy, que os llevará a recorrer las dehesas de Villavieja del Lozoya y el embalse de Riosequillo. Tres horas de caminata para disfrutar de un paseo perfecto para conocer más sobre la actividad ganadera del medio rural madrileño y de paso disfrutar de una de las muchísimas «playas de Madrid».

Una ruta entre fincas de ganado y un gran embalse

Para hacer esta ruta, el punto de partida es Villavieja del Lozoya. Tened en cuenta que en las inmediaciones del Ayuntamiento (Plaza Mayor y aledaños) es donde mejor se aparca, pero también que el camino va hacia el sur (por la calle en la que están la Fragua y el Lavadero). Vamos, que de un modo o de otro deberíais aprovechar para ver este bonito pueblo.

Pensad que es una ruta de 9,5 kilómetros y súper llana, por lo que se hace muy facilita. Es perfecta para gente que no va mucho a caminar o para familias con niños pequeños, pero a la vez tiene alicientes suficientes para asiduos de la sierra.

El primer tramo, de hecho, consiste en un camino asfaltado entre fincas ganaderas. Esta será la constante durante todo el recorrido, ya que en las dehesas de Villavieja del Lozoya la cría de ganado ha sido la actividad principal de los últimos siglos.

Es también un paseo muy guay para hacerse con perro, ya que hay agua muy a menudo. Al principio veréis un par de fuentes y un río, pero a mitad os espera el embalse. Vamos, que se lo pasará en grande.

Tras pasar un merendero, veréis el acceso a una dehesa. No tenéis que meteros en ella, sino bordearla hasta que lleguéis a una verja en la que se indica que es un coto de caza privado. Abrid la puerta y justo delante veréis la baliza que indica el sendero.

Tenemos que decir que es una ruta con poca señalización, así que bien haríais en ir con GPS. El recorrido no siempre es el más obvio, algo que la hace difícil de seguir. Por ejemplo, dentro del coto de caza se hace una especie de círculo, en el que tendréis que bordear una granja y luego seguir girando.

Tras unos 5 kilómetros llegaréis junto al embalse de Riosequillo, uno de los cinco embalses de la Sierra Norte de Madrid. El baño está prohibido, pero os recomendamos acercaros hasta la orilla por el caminito de tierra que sale a mano derecha y así disfrutar de la estampa.

Desde ahí hasta salir del coto de caza la ruta se volvió un poco incómoda, ya que había una presencia enooorme de mosquitos. Era muy incómodo caminar entre esas nubes, hasta el punto de que si hablábamos nos los tragábamos.

Por suerte, no hay mal que cien años dure y unas tres horas después llegamos de vuelta a Villavieja del Lozoya. Fue un paseo súper agradable (quitando el tema final de los mosquitos) y que recomendamos encarecidamente.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: cualquier punto de Villavieja del Lozoya es bueno para empezar esta ruta. Os recomendamos la Plaza Mayor por ser donde se aparca, pero la localidad se abandona por el sur. Por tanto, el Lavadero y la Fragua serán lo último que veáis antes de dejar el pueblo atrás.

📏 Distancia / desnivel: son 9,5 kilómetros, con un escaso desnivel de apenas 60 metros.

💪 Dificultad: la ruta es muy fácil. Lo único que complica un poco las cosas es el calor, no os recomendamos hacerla en verano.

⏲️ Duración: tardamos casi tres horas, pero tenemos que reconocer que pasamos mucho tiempo jugando con nuestro perro en la playa junto al embalse. Se podría hacer en dos y media o incluso en algo menos, pero el campo no está para ir con prisas.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *