Carpetania, la red de caminos señalizados por la Sierra Norte de Madrid

Hoy queremos enseñaros la red de caminos Carpetania, uno de esos escasos proyectos que nos hacen creer que todavía hay esperanza para el medio rural español. En concreto, de la Comunidad de Madrid, ya que es una iniciativa centrada en la Sierra Norte. Básicamente se trata de una enorme red de caminos señalizados para hacer senderismo, ir en bicicleta o incluso a caballo, centrada en la recuperación de itinerarios históricos y con un objetivo muy claro: alcanzar la conectividad total entre todos los municipios de la Sierra Norte de Madrid.

Recuperar senderos tradicionales usados por ganaderos, apicultores o herreros para moverse entre pueblos no es solo interesante por recoger esa herencia cultural, sino también por lo que supone de cara al futuro. Esta red es un auténtico soplo de aire fresco para el norte de la Comunidad de Madrid, que aspira a convertirse en la principal referencia del senderismo en el interior peninsular.

La Sierra Norte, el secreto mejor guardado de los madrileños

La materia prima para esta red no podría ser mejor. Si imaginamos Madrid con un triángulo con una patita abajo, la Sierra Norte es básicamente la punta norte de dicho triángulo. En ella viven más de 25000 personas repartidas en 42 municipios, algunos súper conocidos y llenos de gente (como Buitrago de Lozoya, Patones o Torrelaguna) y otros que no son tan famosos y que además no llegan a los 100 habitantes.

Lugar mítico para hacer excursiones de naturaleza en la Comunidad de Madrid, la Sierra Norte es una amalgama de cadenas montañosas, ríos y valles con mucho que ofrecer al viajero. Incluye parte de la sierra de Guadarrama, además de otras sierras como La Cabrera, Lobosillo o Somosierra. Su río más conocido es el Lozoya, aunque también pasa por aquí parte del Jarama.

Ese es el caldo de cultivo para algunos de los pueblos de montaña y de las rutas de senderismo más míticas de la Comunidad de Madrid. Y ese es precisamente el testigo que recoge Carpetania, que se ha propuesto poner en valor las cientos de rutas disponibles en el entorno y conectarlas entre sí para dinamizar la zona y darle una identidad común.

El proyecto se está desarrollando en varias fases. La primera ya se realizó por completo: básicamente comprendía el perímetro de la Sierra Norte y la conexión entre los municipios cercanos a dicho perímetro. La segunda se centra en el interior, para conectar entre sí todas las localidades y acondicionar todas sus rutas. A partir de ahí, el mantenimiento será una tarea obligada para que esta preciosa iniciativa no caiga en el olvido.

Rutas de senderismo en la sierra de Madrid para todos los públicos

Carpetania emula a una red de carreteras, pero sustituyendo el asfalto por rutas de senderismo. La idea es conectar las 42 poblaciones de la Sierra Norte para crear una red en la que el viajero pueda hacer una excursión de un día o moverse durante diferentes jornadas por la zona, ofreciendo además un excelente abanico de restaurantes en los que comer y alojamientos turísticos en los que pernoctar. Será una red en el sentido estricto del término, sin un inicio, un final o puntos destacados.

A nivel global, se van a ofrecer diferentes itinerarios que agrupen diferentes senderos: por temáticas, por zonas geográficas, por el tipo de recorrido… Son las grandes rutas: caminatas de más de 50 kilómetros que hay que hacer en varias etapas, como la mítica Senda del Genaro.

En un nivel inferior están las rutas rutas medias: recorridos que van entre los 10 y los 50 kilómetros, con una dificultad media. Son itinerarios pensados para senderistas con cierta experiencia y preparación, en los que el viajero tendrá por delante varias horas de camino y un considerable desnivel acumulado (no olvidemos que Carpetania es una red de caminos de montaña). En ocasiones conectan diferentes pueblos o recorren elementos geográficos de manera completa, como la ruta por la Sierra de la Cabrera: casi cinco horas de duración dando una vuelta completa a este espacio, visitando atalayas y subiendo al mitiquísimo Pico de la Miel.

Por último, se han establecido rutas locales: sencillos recorridos con un máximo de dos horas de duración. No se alejan demasiado de los municipios, apenas tienen desnivel y están pensados para hacer en familia. La mayoría se pueden combinar entre sí: por ejemplo, en el pueblo de El Berrueco hay una red con cuatro caminos que es perfecta para hacer en uno o dos días.

La red no es un conjunto de buenas intenciones, sino algo tangible. Está haciendo un esfuerzo enorme en poner en valor todas las rutas, con tres tipos de señalizaciones: señalización horizontal, las típicas marcas de pintura en piedras y troncos de árboles que te indican por donde sigue el recorrido; señalización vertical, postes que marcan los cruces de caminos, los puntos cercanos y que indican la distancia entre ellos; y paneles informativos, que suelen estar al inicio de las rutas y que muestran qué es lo que se puede encontrar en ellas. Estos últimos son la clave, pues no solo muestran la propia ruta sino además todo lo que se puede hacer en diez kilómetros a la redonda.

Detrás de toda esta iniciativa está la Mancomunidad de Servicios del Valle Norte del Lozoya, una institución que en origen estaba centrada en la recogida y transporte de residuos en la Sierra Norte pero que a día de hoy está haciendo mucho más. La creación de la marca Sierra Norte y de la red de caminos Carpetania recoge su manifiesto: «La Sierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos».

Y poco más que decir. ¡Ah, sí! Que nosotros no paramos de hacer rutas pertenecientes a la red, puedes ver todas las que hemos hecho (así como los pueblos que hemos visitado) en la etiqueta de Carpetania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *