Qué ver en Prádena del Rincón, el pueblo todoterreno de la Sierra del Rincón

La Sierra del Rincón atesora pueblos increíbles, auténticas joyas que muestran la cara más vistosa de la vida de serranía en la Comunidad de Madrid. Hoy os queremos hablar de Prádena del Rincón, un lugar de orígenes inciertos ubicado entre la sierra de Somosierra y el macizo de Ayllón. Es una de las puertas de entrada a la Reserva de la Biosfera del nordeste madrileño, siendo visita obligada por su arquitectura, sus tradiciones y sus grandes posibilidades en materia de senderismo.

Un pueblo diverso y animado, pero también tranquilo y acogedor

Cuando decimos que Prádena del Rincón tiene orígenes inciertos es porque se desconoce la fecha exacta de su fundación. Eso sí, pensad que ya aparece mencionada en documentos del siglo XI, por lo que es uno de los pueblos más antiguos de la Comunidad de Madrid.

La leyenda de su escudo es Ad alenda pecora, que vendría a ser algo así como «Para alimentar a los ganados». Estamos ante una muestra inequívoca de la principal actividad económica de Prádena, que incluso a día de hoy perdura junto a la agricultura. Por supuesto, en la actualidad el turismo es uno de sus motores económicos, lo cual se traduce en diferentes alojamientos rurales y pequeños restaurantes de cocina tradicional. Más tarde hablaremos de ello.

Por lo pronto, haceos a la idea de que Prádena del Rincón es un pueblo perfecto para pasear y tomarle el pulso a un modo de vida que muchos piensan ajeno a la Comunidad de Madrid, pero que claramente está presente en la mayor parte de su territorio. Edificios tradicionales, un entorno lleno de posibilidades y un ritmo de vida mucho más saludable del que disfrutamos los que vivimos en ciudades.

Tenéis un par de aparcamientos en la zona sur del pueblo, a los pies de la M-137. Si estuviesen llenos podéis probar por el pueblo, pero nosotros os recomendamos dejar el coche fuera.

Turismo en Prádena del Rincón

Antiguo Ayuntamiento

A nosotros nos dio la bienvenida el Antiguo Ayuntamiento de Prádena del Rincón, que fue casa consistorial del municipio hasta tiempos bien recientes. Se trata de una construcción de mediados del siglo XX, siguiendo las directrices de la Dirección General de Regiones Devastadas. Podéis encontrar cientos de edificios así repartidos por la geografía española, aunque este es especialmente acogedor.

Arquitectura popular

Hablando de cosas acogedoras, bien haríais en perderos por las calles de Prádena del Rincón para disfrutar de su alucinante arquitectura popular. Pequeñas casas tradicionales en las que los usos agrícolas y ganaderos se plasman de manera notable, con espacios claramente reservados para el ganado. Es un pueblo especialmente conservado, de lo mejorcito de la Sierra Norte.

Iglesia de Santo Domingo de Silos

Quizá el edificio más top sea la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Silos, un templo de finales del siglo XII que atesora toda clase de sorpresas. Es Bien de Interés Cultural por muchos motivos, como ahora os vamos a mostrar.

A nivel arquitectónico es una pasada. Tiene una sola nave, con un ábside semicilíndrico como principal seña de identidad. Su cubierta es de teja.

El pórtico norte es considerado uno de los ejemplos más soberbios de mudéjar madrileño, por lo que no olvidéis bordear el edificio para verlo. A sus pies, durante unas excavaciones arqueológicas, apareció una de las mejores necrópolis medievales de la Comunidad de Madrid.

Justo debajo de la iglesia, siendo visible si la bordeáis, están los restos arqueológicos de un antiguo Taller de Fundición de Campanas. Data del siglo XVI y tuvo hasta seis moldes diferentes, siendo toda una referencia en la región.

Ayuntamiento y Consultorio Médico

El actual Ayuntamiento de Prádena del Rincón está junto a la iglesia. Es un edificio que ha sabido respetar la arquitectura tradicional de la zona, siendo uno de los más bonitos en el entorno.

También junto a él está el Consultorio Médico, otro edificio bien bonito que hace las veces de Oficina Técnica de la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón.

Potro de Herrar

Al otro lado del pueblo está el Potro de Herrar, uno de los mejores ejemplos de la Sierra Norte. Son ya muchos años viendo este tipo de estructuras, las cuales se utilizaban para trabajar el ganado, y tenemos que decir que este potro es excepcionalmente interesante. Conserva no solo los pilares de piedra y las maderas, sino también algunos elementos sencillos como un pequeño yunque.

Chozas y chocillos

En la cara sur de Prádena del Rincón, junto a un bonito parque infantil, se han puesto en valor unas chozas y chocillos que recogen la gran importancia de la ganadería en la vida del pueblo. Se han instalado incluso unos paneles informativos, siendo un excelente punto de información sobre la materia.

Laguna del Salmoral

Por último, saliendo por la M-130 llegaréis hasta la Laguna del Salmoral, una masa de agua construida a comienzos del siglo XX que se ha convertido en un espacio de biodiversidad de primer nivel. Os recomendamos encarecidamente visitarlo, ya que es uno de los espacios más singulares de la Sierra Norte.

Senderismo en Prádena del Rincón

Prádena del Rincón tiene muchísimo que ofrecer en materia de senderismo. Existen cuatro Sendas Verdes oficiales, a través de las cuales podréis sacar todo el partido del entorno natural del pueblo. Estas rutas son:

  • Caminando por los llanos y lomos (amarilla): perfecta para disfrutar de unas vistas excelentes del pueblo vecino Montejo de la Sierra. Apenas llega a los 2 kilómetros.
  • Rodeando la Dehesa Boyal Lomo Peral (azul): 4 kilómetros para disfrutar de una magnífica biodiversidad y aprender sobre las costumbres de Prádena.
  • Por la Cañada de las Merinas (roja): es la más larga, pues se va por encima de los 9 kilómetros. Sin duda es muy completa, pues incluye hasta un área de interpretación de la trashumancia.
  • Senda del Agua (verde): es la que lleva hasta la Laguna del Salmoral, yendo fundamentalmente en paralelo a la M-130. Merece la pena.

Comer en Prádena del Rincón

Por último, queremos hacer una mención específica a la propuesta gastronómica de Prádena del Rincón. Los pueblos de la Sierra Norte a veces no tienen muchas muchas opciones para comer, pero en este caso hay un par de opciones súper interesantes.

Nada más entrar al pueblo (viniendo desde el sur) os espera el Bar el Rincón, famoso por su cocina tradicional. Un par de calles más hacia dentro está la Taberna El Trébol, donde se puede tanto comer como tapear en su coqueta terraza.

La mejor manera de mantener vivos lugares como este es haciendo gasto en ellos, así que si vais a Prádena del Rincón os recomendamos pasar por sus bares, dormir en sus alojamientos rurales o comprar el Rincón Silvestre (una tienda de productos cosméticos naturales).

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *