Rodeando la Dehesa Boyal Lomo Peral, un paseo entre los caminos tradicionales de Prádena del Rincón

Rodear la Dehesa Boyal Lomo Peral es una de las mejores actividades que se pueden hacer en las inmediaciones de Prádena del Rincón. De hecho, a nosotros nos parece una ruta absolutamente imprescindible, ya que en muy poquito espacio podréis tomarle el pulso a una increíble variedad de árboles y arbustos. Caminaréis por senderos trazados por y para el paso de las carretas que tradicionalmente movían mercancías entre los diferentes pueblos de la sierra madrileña, poniendo en valor un modo de vida tradicional que hoy en día sigue vigente a más no poder.

Una oda a la biodiversidad y los diferentes usos humanos

El primer paso para hacer esta ruta sería ir hasta Prádena del Rincón, donde os espera uno de los pueblos más bonitos de la Sierra Norte de Madrid. Aprovechad que estáis allí para visitarlo antes o después de hacer este recorrido, ya que tiene mucho que daros.

Cuando estéis listos para caminar, abandonad Prádena del Rincón por la M-130, una carretera que os acompañará durante la primera parte del recorrido. Este tramo es compartido con las otras tres rutas de senderismo que se pueden hacer por el municipio, incluyendo la que va hasta la Laguna del Salmoral (que bien haríais también en visitar).

En un momento dado veréis que a mano derecha sale un camino de tierra, el cual os llevará por un sendero que bordea la estupenda Dehesa Boyal de Prádena del Rincón. En seguida veréis carteles indicando la presencia de ganado en libertad y de perros cuidando ese ganado. Os recomendamos echar un ojo a nuestro artículo sobre senderismo y mastines, pues nosotros hemos tenido algún que otro susto y no se lo deseamos a nadie.

Básicamente tenéis que ir siguiendo las balizas azules. No hay muchísima señalización, pero es cierto que la ruta se sigue con facilidad. Id con los ojos bien abiertos, ya que ante vosotros irán apareciendo encinas, rebollos, pinos de repoblación, fresnos, melojos y arces. ¡Lo mejorcito de la Sierra Norte!

La ruta pone en valor los usos y costumbres de la vida ganadera de montaña. Por doquier veréis descansaderos de ganado, chozas y chocillos: estructuras tradicionales que a día de hoy siguen en uso.

También veréis matorrales con moras y escaramujos, así como diferentes variedades de setas. Según la época del año, incluso puede que os volváis a casa con un puñado suficiente como para hacer un buen bote de mermelada casera.

Más o menos tras un par de horas llegaréis de vuelta a Prádena. La bienvenida os la dará un parque infantil gigante, así que si vais con niños pequeños quizá tengáis que hacer una pequeña parada.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta comienza en Prádena del Rincón. Cualquier punto de la localidad es correcto, aunque tendréis que abandonarla a pie por la M-130.

📏 Distancia / desnivel: es un recorrido de 4,2 kilómetros, el cual cuenta con un desnivel de casi 150 metros.

💪 Dificultad: una ruta fácil y sencilla, que podréis hacer incluso si no vais nunca a caminar.

⏲️ Duración: dos horas es tiempo más que suficiente, incluyendo un ratito para hacer una pequeña pausa a la sombra de los frondosos árboles que se ven por todo el itinerario.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *