Qué ver en Patones de Abajo, un pueblo creado tras la Guerra Civil

Si eres madrileño o alguna vez has hecho turismo por la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid, seguramente has visitado Patones de Arriba. Se trata de un pueblo precioso, que parece sacado de un cuento de hadas y que siempre sale bien en las fotos. Sin embargo… ¿qué podrías decir de Patones de Abajo? Seguramente apenas sabes nada de él, ya que has pasado de largo al visitar a su vecino de arriba o únicamente has utilizado su aparcamiento como punto de partida.

Nosotros estando por allí no pudimos resistirnos y dimos un paseíto por el pueblo, el cual se traduce en este post en el que os enseñamos qué ver en Patones de Abajo.

El pueblo más desconocido de la Sierra Norte

Quizá os suene exagerado eso de que es el pueblo más desconocido de la Sierra Norte, pero todavía no nos hemos encontrado con nadie que haya visitado Patones de Abajo. Entendemos que Patones de Arriba es una auténtica maravilla y se lleva todos los focos, pero Patones de Abajo también tiene su encanto.

Nosotros quisimos visitarlo después de conocer su historia, pues nos pareció de lo más sorprendente. Al parecer, Patones de Abajo surgió tras la Guerra Civil, como un establecimiento mucho más cómodo para el día a día: no solo por no estar en la montaña (que también), sino por su cercanía a la transitada carretera a Torrelaguna. Así, prácticamente de la nada, surgió un municipio. ¿Acaso conocéis muchos pueblos que nacieran en el siglo XX?

No esperéis, por tanto, edificios muy antiguos o la típica arquitectura popular con varios siglos de antigüedad. Patones de Abajo es un pueblo reciente y modesto a partes iguales, pero a la vez ese carácter sencillo y real es el que hace que merezca la pena dar un paseíto por sus calles.

Turismo en Patones de Abajo

Ayuntamiento

Pese a ser de reciente construcción y no resultar precisamente el más bonito de la Sierra Norte, el Ayuntamiento de Patones tiene el mérito de poner en valor la pizarra negra, un material con el que está construido la mayor parte de Patones de Arriba y que tanta fama ha dado a esta y otras localidades del entorno. La Plaza de la Constitución, que es donde se encuentra la Casa Consistorial, es el principal espacio de reunión del pueblo (con permiso de la M-102, que es donde se agolpan la práctica totalidad de sus bares).

Parroquia de San José

Precisamente, a los pies de la M-102 (rebautizada como Avenida de Madrid a su paso por Patones de Abajo) se encuentra la moderna Parroquia de San José, uno de los edificios religiosos más modernos de toda la Sierra Norte.

Arquitectura Popular

Como ya hemo dicho, Patones de Abajo es un pueblo surgido a mediados del siglo XX, por lo que no esperéis en él un buen puñado de casas solariegas de esas que tienen enrevesados escudos de piedra en su interior. Ni siquiera busquéis casitas hechas con pizarra como las de Patones de Arriba, pues será en vano. Sin embargo, el paso del tiempo sienta siempre bien a la arquitectura popular, y el transcurrir de las décadas ha hecho que algunas de las construcciones de Patones de Abajo ya tengan un cierto carácter añejo. En un paseíto de quince o veinte minutos podéis ver prácticamente todas ellas.

Museo Aula Geológica

En las afueras de Patones de Abajo, a unos 500 metros de la mayor parte de los aparcamientos disuasorios que sirven para contener el flujo de visitantes a Patones de Arriba, se encuentra el Museo Aula Geológica, un espacio que pone en valor el estudio del entorno a través de paneles informativas, maquetas y una exposición al aire libre con rocas de la Sierra Norte de Madrid. Normalmente solo se puede visitar haciendo una actividad en el centro, por lo que tenéis que llamar antes para concertar vuestra participación en la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *