Nuestra experiencia alquilando una furgo con Wicked Campers

El verano pasado hicimos una ruta por Europa en furgo súper larga, en la que fuimos desde Ámsterdam hasta los Fiordos Noruegos, pasando por destinos tan distintos entre sí como los pueblecitos del norte de Dinamarca o la costa oeste de Suecia. El viaje lo hicimos con una furgoneta de alquiler, perteneciente a una compañía bastante conocida a nivel mundial: Wicked Campers. Es una de esas marcas que no dejan indiferente a nadie, con apasionados prescriptores e indignados detractores. Nosotros no vamos a posicionarnos en ninguno de los dos grupos, pero sí queremos contarnos cómo fue nuestra experiencia y cual es nuestra opinión sobre Wicked Campers, para poder ayudar a futuros viajeros en rutas similares a la nuestra.

Aspectos positivos de Wicked Campers 🙂

Como somos gente eminentemente positiva, queremos empezar hablando de todas las cosas buenas que vivimos alquilando nuestra furgoneta:

  • Precio imbatible: el principal motivo por el que muchas personas se decantan por Wicked Campers es porque sus tarifas son, con diferencia, las más baratas del mercado. Es frecuente encontrar ofertas de alquileres por 40€/día, mientras que en competidores nunca hemos visto nada que baje de los 100€/día. A nivel de seguro (algo casi obligatorio al alquilar cualquier vehículo), también tiene tarifas excelentes.
  • Furgoneta muy práctica: llevan muchos años alquilando furgonetas y la verdad es que todo está medido al milímetro. La cama es súper cómoda, hay un montón de espacio para almacenamiento, la cocina tiene fregadero y hornillo, en el alquiler se incluyen sillas y mesas, te dan una neverita… Vamos, que saben lo que hacen.
  • La web es muy clara: en otras compañías, saber la tarifa final es una auténtica odisea. En Wicked Campers no hay ni trampa ni cartón: desde el primer momento ves el precio del alquiler y el del seguro, y no habrá extras de ningún tipo. La única pega que le ponemos es que primero haces la solicitud y tienes que esperar unas horas a que te la confirmen, algo impropio de este siglo.
  • Tamaño de las furgonetas: tienen varias gamas de vehículos, pero en general se alquilan furgonetas de un tamaño más que razonable. Eso es una ventaja, ya que la mayor parte de la gente no conduce una furgoneta en su día a día. Además, a la hora de visitar ciudades o buscar aparcamientos no encontraréis grandes dificultades.
  • Múltiples localizaciones: nos parece muy guay la cantidad de destinos en los que Wicked Campers trabaja: desde Australia hasta África, pasando por Norte América y, por supuesto, por varias localizaciones de Europa.
  • Decoración de las furgonetas: lo pondremos también como aspecto negativo, ya que es una cuestión de gustos, pero las furgonetas vienen decoradas de una forma súper llamativa. Nunca te costará localizarla, ya que como mínimo tendrá colores súper locos o un graffiti fácil de reconocer. Tienes la opción de pagar un poquito más y que no esté decorada, pero no siempre tienen disponibilidad de ello.

Aspectos negativos de Wicked Campers 🙁

Y ahora vamos con lo malo, que también hay para escribir unos cuantos párrafos. No son críticas a hacer daño, ni siquiera constructivas: simplemente queremos describir lo que vimos cuando usamos sus servicios. Lo más destacable fue:

  • Pickups chungos: conocemos Wicked Campers de Amsterdam y de Edimburgo, pero nos consta que el problema es compartido en el resto de destinos. Nunca están en un lugar fácil de acceder: por ejemplo, en Amsterdam estaban en una granja de caballos en medio de la nada. Por tanto, llegar y salir de allí requiere un gasto extra en tiempo y en dinero.
  • Furgonetas antiguas y con volante a la derecha: nuestra furgo tenía casi medio millón de kilómetros, algunas partes estaban destrozadas y encima el volante estaba a la derecha (porque al parecer todas son importadísimas). Nosotros no tuvimos ninguna incidencia, pero es cierto que con vehículos viejos las averías son frecuentes.
  • Servicio técnico pésimo: y si a que tener un problema con el coche no sería nada descabellado se le suma que el servicio técnico es muy malo, se pueden vivir situaciones feas. Nosotros llamamos porque cuando estábamos a 500 kilómetros del punto de recogida nos dimos cuenta de que no estaba la documentación por ningún sitio, algo que nos preocupaba ya que tuvimos que cruzar varias fronteras. Hicimos casi diez llamadas y fue imposible entenderse con ellos, siempre atendía una persona pasada de vueltas a la que acabamos bautizando como «el colgao de Londres».
  • No incluye almohadas ni ropa de cama: lo cual hace que haya tres opciones, ninguna maravillosa. La primera sería llevarlas desde casa, la segunda comprarlas en destino y la tercera dormir sin sábanas como auténticos espartanos.
  • Mugre por doquier: las furgonetas las entregan siempre sucias. No «un poco sucias» ni «me dio la impresión de que estaban sucias»: clara y objetivamente sucias. Con roña de la buena tanto en las cacerolas como en el propio colchón o en el suelo. Al recogerlas hacen un limpiado delante de ti, pero dura 3 minutos y no quita ni los pelos del anterior. ¡Todo el mundo queda avisado de que encontrará suciedad para dar y regalar! En definitiva, dependes de la suerte: si el anterior ha dejado la furgo limpia, genial; si te pasa como a nosotros, lo primero que harás será ir a limpiarla.
  • Decoración de las furgonetas: esto es subjetivo, habrá a quien le guste, pero todas las furgonetas están decoradas de una manera poco discreta. Algunas tienen referencias a consumo de estupefacientes, otras a prácticas sexuales: en cualquier caso, no pasaréis desapercibidos y de vez en cuando os saludará con el claxon un camionero.

Conclusión: una buena compañía, pero no para todo el mundo

Si habéis leído hasta aquí, ya tenéis claro si Wicked Campers es lo que buscábais o no. Nosotros lo tenemos claro: es una buena compañía y repetiríamos con ellos, pues su precio es muy guay, las furgonetas están bien montadas y no tuvimos ningún problema. Eso si, su servicio técnico es desesperante, en todo momento tienes la sensación de que se va a encender algún piloto del motor y nos la dieron con muchísima roña.

Dicho de otro modo: si lo que queréis es viajar a buen precio, Wicked es para vosotros. Si ya tenéis una edad, preferís pagar un poco más o simplemente os da pereza tener que limpiar un vehículo que acabáis de alquilar, obviamente iros a otra marca.

Si tenéis cualquier duda, escribid un comentario, mandadnos un email o decidnos algo por redes sociales y os ayudamos encantados 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *