Camperizar la furgo con una empresa… ¿o con varias?

Supongamos que has tomado la decisión de que vas a camperizar tu furgoneta con una empresa. Puede ser por falta de tiempo, por no tener un espacio de trabajo, porque no tienes los conocimientos suficientes o simplemente por que prefieres ponerte en manos de profesionales. Llegados a ese punto, la siguiente pregunta es: ¿es mejor camperizar la furgoneta solo en una empresa o hacerlo con varias? Es decir, que todo el proyecto te lo lleve una misma compañía o que la electricidad te la haga una, los muebles otra y así sucesivamente.

Pros y contras de hacer una camperización completa con la misma empresa

A priori, la opción más sencilla: contratar a un profesional o a una empresa para que te haga toda la camperización de la furgo. Tomar esta decisión tiene una serie de ventajas que analizamos a continuación:

  • Todo encajará entre sí: al fin y al cabo, estás contratando una camperización integral. Si fueses por separado, te arriesgas a que el que te monta los muebles te estropee la instalación eléctrica, por poner un ejemplo.
  • Negociar un presupuesto grande es más fácil que varios pequeños: si quieres rascar algo, es más fácil conseguir que te baje 500€ en un presupuesto de 5000€ que 10€ en uno de 50€.
  • Serás un cliente fuerte, por lo que te darán prioridad: si vas con un pequeño encargo a un electricista y le sale algo más grande, seguramente tu furgoneta quede aparcada un tiempo (nunca mejor dicho). Sin embargo, si llevas tu furgo a una camperización completa estarás ante un presupuesto grande, por lo que normal es que prioricen tu trabajo.
  • La homologación será más sencilla: al terminar, tendrás todos los papeles listos para legalizar las reformas que hayas hecho. Si has ido a distintos profesionales y luego falta algo, el lío puede ser monumental.

Por otro lado, existen diferentes inconvenientes que también tienes que valorar:

  • Es imposible que alguien sea especialista en todo: te arriesgas a que la empresa sea muy buena con muebles, pero que no sepan nada de circuito de aguas. En general deberían saber de todo, pero la duda está ahí.
  • Dependes de una única empresa: la cual puede tener imprevistos, como todo el mundo. Si algo sale mal y surgen los retrasos, no hay feeling durante el proceso o simplemente no estás a gusto, poco podrás hacer.
  • Tienes poco poder de negociación una vez tengan tu furgo: la tendrán abierta en canal y si hay un retraso solo podrás tener paciencia, salvo que hayas fijado en el contrato penalizaciones por retrasos.

Pros y contras de que te campericen la furgo entre varias empresas

La opción de que la camperización esté hecha por partes y que sean distintas empresas las que le hinquen el diente a tu furgoneta también está encima de la mesa. Aquí te dejamos los principales aspectos a favor:

  • Puedes encontrar al mejor de cada área de trabajo: un buen electricista, un buen instalador de gas y un buen carpintero no tienen por qué trabajar, necesariamente, en la misma empresa.
  • Cada partida será más económica: así como los presupuestos grandes son más fáciles de negociar, también son más fáciles de inflar. En cambio, si vas a partidas pequeñas (como instalar una claraboya) lo lógico sería que pudieses tener un mayor control sobre el proceso.
  • Es más cómodo si quieres hacer algo tú mismo a la furgoneta: si contratas a una empresa para todo, no queda en buen lugar decirle que tú te encargarás de una parte en concreto. En cambio, si cada profesional te hace una cosa independiente, puedes aprovechar entre medias para encargarte tú de algo.
  • Menos desviación en los plazos de entrega: si un carpintero o un instalador de gas tienen un retraso, será de pocos días. En cambio, en proyectos muy gordos pueden darse variaciones incluso de semanas.
  • Hay menos boom: las empresas que hacen camperizaciones integrales viven una época dorada, incluso con listas de espera de varios meses. En cambio, los profesionales que se dedican a aspectos concretos (como los electricistas) están en un momento como cualquier otro. Te tocará esperar menos.

Hay que tener mucho cuidado, pues no son pocos los inconvenientes de hacer la camperización con distintas empresas:

  • Hay que seguir un orden concreto: por ejemplo, sería absurdo hacer la instalación de los muebles si luego vas a ir a un sitio a que te aíslen la furgo o te pongan una calefacción estacionaria, ya que tendrían que desmontártelos.
  • Si alguien ha dejado algo mal, el siguiente no se hará responsable: puede que el que te monte los muebles estropee un cable, por poner un ejemplo. Otra situación nada favorable para tus intereses es que hagas todo el proceso y después te des cuenta de que el primero (por ejemplo el que aisló) hizo algo mal, ya que tendrías que desmontar todo lo anterior.
  • Como falle una cosa, puedes pedir tus siguientes citas: si has ido reservando huecos con distintos profesionales y los primeros se retrasan, puede que pierdas esa reserva. Esto, en momentos cercanos al verano o a la semana santa, puede hacer que tu proyecto no llegue a tiempo.
  • La homologación tienes más incertezas: no es lo mismo que un proyecto esté pensado por una misma persona (que tendrá en mente la homologación al completo) que ir por parcelas (ya que lo que uno te dejó bien hecho puede que no sea lo correcto para el siguiente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *