La Iglesia de Borgund: la stavkirke más bonita del mundo

Son muchos los motivos por los que ir a Noruega, pero sin duda las iglesias de madera o stavkirkes son uno de los más destacados. Y, entre las casi treinta que se conservan, la Iglesia de Borgund es la más representativa de todas: por su arquitectura de cuento de hadas, por su privilegiada ubicación y por su excelente estado de conservación. Una auténtica maravilla que todo el mundo debería visitar al menos una vez en la vida. Si estás preparando un viaje al país escandinavo y quieres saberlo todo sobre la iglesia, este post es justo lo que estabas buscando.

Entre el imaginario vikingo y el cristianismo del norte de Europa

Antes de nada, un poquito de historia. La Iglesia de Borgund está considerada la obra maestra de las iglesias de madera nórdicas. Aunque en su momento se contaban por cientos, incluso por miles, a nuestros días apenas ha llegado una treintena. Por tanto, estamos ante un edifico que, como diría Alí G, es «de lo bueno lo mejor y de lo mejor lo superior».

La iglesia, toda ella de madera, data aproximadamente de mediados del siglo XIV, aunque sus maderas fueron cortadas un par de siglos antes. Tiene una arquitectura impresionante, con un diseño escalonado en seis pisos y rematado con ornamentos con forma de cabeza de dragón.

Aunque cualquier persona que vea esto de primeras diría que es un templo vikingo, ya que responde a la típica imagen que Hollywood nos ha suministrado, se trata de un edificio que ha sido cristiano desde sus orígenes. Sin embargo, la influencia nórdica es clara, ya que los artesanos que la fabricaron reflejaron las costumbres del lugar.

¿Cómo es la visita a la Iglesia de Borgund?

La visita es bastante emocionante, la verdad. Para llegar a ella hay que atravesar una carretera preciosa, el típico paisaje verde (o blanco, si tienes la suerte de que haya nevado) que cabría esperarse de Noruega. Nada más llegar dan ganas de ir corriendo al templo, pero lo primero es pasar por el centro de recepción de visitantes (más abajo podéis ver horarios y tarifas).

Una vez compréis vuestra entrada, lo primero es visitar el pequeño y moderno museo. En él os explicarán no solo cuestiones propias de la Iglesia de Borgund, sino también de las stavkirkes en general. Como mucho en media hora se ve.

A partir de ahí, lo siguiente es ir a la iglesia, que está a unos 300 metros. Os recomendamos echar un rato y visualizarla desde todos los ángulos, ya que está cargada de detalles. Su interior, pese a no ser muy grande, es impresionante: una experiencia increíble que os recomendamos vivir a primera hora, para que haya la menor cantidad posible de gente.

Si tenéis tiempo, la entrada también incluye la visita a otros dos edificios. Son bastante más modernos, no tienen nada que ver, pero igualmente merecen la pena.

Horarios, tarifas y cómo llegar a la Iglesia de Borgund

El horario de apertura de la Iglesia de Borgund es el siguiente:

  • Horario de verano (mediados de abril a mediados de septiembre): de 8:00 a 20:00.
  • Horario de invierno (mediados de septiembre a mediados de abril): de 10:00 a 17:00.

Si vais fuera de ese horario solo podréis ver la iglesia por fuera. Sería una pena, ya que el interior merece (y mucho) la pena, pero si vuestro viaje os hace ir muy temprano o muy tarde, acercaos igual. La iglesia está en una finca vallada, pero desde la puerta se ve bastante cerquita.

En cuanto a las tarifas, estas incluyen el acceso al museo y a la iglesia. El coste es el siguiente:

  • Adultos: 100 coronas noruegas (algo menos de 10€)
  • Infantiles: 80 coronas noruegas (algo menos de 8€)

La iglesia está en Borgund, una pequeña localidad al final del enorme Fiordo de Sogn. Nosotros visitamos los fiordos noruegos haciendo una ruta en coche por todo el país, pero nos consta que es posible hacer excursiones aquí desde los circuitos de cruceros. Os dejamos el mapa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *