Ir a la playa con perro en Albania

¿Estáis de viaje por Albania con vuestro perro y queréis ir a la playa? ¡Gran idea! Pero, antes de ir, os recomendamos leer esta pequeña guía, en la que encontraréis toda la información necesaria para preparar vuestra visita.

Las playas de Albania, 99% dog friendly

Pues sí, Albania es uno de esos países en los que ir a la playa con perro no es sinónimo de conflicto. Más bien, todo lo contrario: hay papeleras para las cacas, los albanos están más que acostumbrados a ver perros en las playas y estas suelen ser enormes, por lo que siempre encontraréis un huequito en el que no molestar a nadie.

De hecho, tuvimos una sensación de hospitalidad que no se suele experimentar en ningún país del mundo al ir a la playa con perro. En absolutamente todos los momentos que estuvimos en la playa se nos acercaron personas preguntando si podían acariciar a nuestro perro. Vale, que el nuestro es especialmente guapo, pero había un buen rollo al respecto que es digno de mención 😀.

Hemos puesto que las playas son un 99% dog friendly no por casualidad, sino porque hay un lugar en el que nunca podréis estar con perros: los anexos a los restaurantes. Es muy habitual que los sitios pegados a la costa tengan una zona con hamacas para sus clientes, y lo normal ahí es que el acceso a perros esté prohibido. Una honrosa excepción son los chiringuitos a pie de playa, donde normalmente (al menos en todos los que vimos nosotros) no tenían inconveniente.

Las mejores (y las peores) playas para ir con perro en Albania

Dividamos la costa albana en dos zonas: por un lado, el norte y el centro; por otro, la parte sur (conocida como Riviera Albanesa). En cuanto a la primera zona, una vez más hablamos de ese 99%: en todas las playas os recibirán gratamente. No suelen estar masificadas, así que no tendréis ningún problema. En cuanto a la segunda zona, la cosa cambia un poco.

Tened en cuenta que la Riviera Albanesa es un destino de sol y playa de primer nivel, con turistas de diferentes lugares del mundo que, en ocasiones, generan aglomeraciones. Eso supone que los lugares más top sean claramente evitables, por la falta de sitio o porque vuestro perro se pondrá nervioso. El punto negro es Ksamil, donde prácticamente todas las playas pertenecen a restaurantes y por tanto el acceso está prohibido.

Sin embargo, no todo es malo en la Riviera Albanesa a la hora de ir a la playa con perros. Hay zonas que son una auténtica maravilla, como Lukove o Borsh. Mención especial merece Sarande, una enorme playa en la que vimos a un montón de perros y en la que pasamos un día inolvidable.

Consejos para ir a la playa con perros en Albania

Para terminar, vamos con algunas recomendaciones básicas. Si queréis más información al respecto, tenemos un post genérico con un montón de recomendaciones para ir a la playa con perros.

Lo primero es que no suele haber ni duchas ni fuentes, así que es conveniente que siempre llevéis una botella de agua. Pensad que los golpes de calor son muy malos para los perros, así que mejor prevenir que curar.

Precisamente, hablando de calor, conviene que valoréis la posibilidad de llevar una sombrilla (o alquilar una, ya que los precios son muy económicos). Lo mismo: pasar muchas horas al sol puede no ser la mejor idea yendo con perro.

Aunque en muchas ciudades y en la entrada de muchas playas veréis bolsitas para cacas, pudiera pasar que justo en la que estéis no haya. ¡No la olvidéis! Si es un país con buen rollo hacia los perros en las playas, lo mínimo es colaborar para que siga siendo así.

Por último, mucho ojito a la hora de entrar en el agua. ¡En muchas playas vimos erizos enormes! Inspeccionad un poco el terreno antes de que vuestro perro se meta y así evitaréis sustos desagradables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *