El ferry a Senja: cómo llegar a la isla desde el norte

En este artículo os vamos a contar cómo llegar a Senja desde el norte, saliendo desde Tromso y utilizando el ferry que opera en los meses cálidos del año. Es un trayecto sencillo y que tiene cierto encanto, pero que a la vez requiere un mínimo de preparación. Seguid leyendo y os contamos por qué.

De Brensholmen a Botnhamn en tres cuartos de hora

En verano, la forma más sencilla de ir desde Tromso hasta la isla de Senja es utilizando el barco. Para ello, hay que ir hasta la pequeña localidad de Brensholmen, desde donde sale el ferry que conecta con Botnhamn (ya en la propia isla de Senja).

Nosotros fuimos hasta allí, pero decidimos desviarnos hasta Sommaroy para hacer un poquito de tiempo. Llegamos unos 20 minutos antes de la salida del ferry y… ¡Peligro! ¡Parecía que no íbamos a tener sitio! Eso hubiese sido una faena, ya que los barcos salen cada dos o tres horas (en función del momento del día) y no nos apetecía quedarnos esperando tanto tiempo.

Con mucha moral nos pusimos a la cola y finalmente pudimos entrar, pero literalmente nuestro vehículo fue el último que cupo. Detrás había gente que ya no pudo subir al barco.

Entre la tarifa por el vehículo y lo que cobraban por persona, el trayecto nos costó 264 NOK (unos 26€). Existe una aplicación (Epass24) mediante la cual os cobrarán directamente el trayecto, pero un operario se encargará de que paguéis por tarjeta (en efectivo no es posible) en caso de que no la tengáis instalada.

El trayecto dura 45 minutos y es tirando a cómodo, aunque en internet vimos muchos comentarios diciendo que era una ruta movidita. Suponemos que dependerá del estado de la mar, pero a nosotros no se nos hizo especialmente complicada.

¡Insistimos! Mirad bien los horarios del ferry y acudid al menos media hora antes, o de lo contrario corréis el riesgo de no poder embarcar. Pensad que la isla de Senja es muy popular en verano, por lo que es una ruta con mucha demanda.

Alternativa sin ferry (ruta de invierno)

Si vais en invierno, no hay sitio en el barco o simplemente hasta el día siguiente no salen más, podéis hacer el recorrido por carretera. Eso si, es la típica ruta a la Noruega: casi cuatro horas de insufribles curvas para salvar una distancia de 215 kilómetros. A modo de referencia, en línea recta (la distancia que recorre el barco) apenas son 12 kilómetros.

Por tanto, no hace falta decir que el ferry es la opción más recomendable en caso de estar disponible. No ponemos los horarios porque cambian de año en año, pero si buscáis en Google algo tipo ferry senja brensholmen timetable os saldrán las rutas de esa temporada.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *