Visitar las Cuevas de Arrikrutz, un viaje a las entrañas de los montes vascos

Las Cuevas de Arrikrutz son un sistema kárstico ubicado en el término municipal de Oñati. Son famosas por muchísimas cosas, pero fundamentalmente por haber sido uno de los lugares pioneros de la exploración subterránea en Euskadi. En este artículo os vamos a contar cómo son, todo lo que se ha encontrado en ellas y qué podéis esperar de su visita.

Arrikrutz, la cueva más extensa de Gipuzkoa

Situadas en el corazón del macizo de Aizkorri, Arrikrutz es un enorme conjunto de cuevas. En la actualidad hay documentados más de 15 kilómetros de galerías en el subsuelo, aunque siempre con un esperanzador “todavía no se ha explorado todo” por bandera.

El enclave tiene una grandísima importancia desde el punto de vista geológico, ya que es uno de los sistemas kársticos más complejos de la Península Ibérica. A lo largo de los milenios el agua ha esculpido formas inverosímiles, dejando a su paso cientos de estalactitas, estalagmitas, columnas…

Por si eso fuera poco, también es una zona clave desde el punto de vista arqueológico y paleontológico. En Arrikrutz se halló el primer esqueleto completo de león de las cavernas de la península, además de un pobladísimo cementerio de osos y varios cráneos de panteras.

Arrikrutz es miembro de la Asociación de Cuevas Turísticas de España, que se encarga de la puesta en valor de la cueva y de su oferta turística. Se trata de un lugar relativamente nuevo desde el punto de vista del viajero, ya que el complejo no abrió al público general hasta el año 2007. Sin embargo, desde entonces se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Gipuzkoa.

Cómo visitar las Cuevas de Arrikrutz

Galería 53, la visita estándar

La opción más típica para conocer las Cuevas de Arrikrutz consiste en una visita guiada de una hora, con un coste de 9€ por persona. En ella se recorre la Galería 53, la oquedad más emblemática del conjunto. Se hace un trayecto de 500 metros de ida (y otros tantos de vuelta), con un desnivel positivo de 35 metros.

Lo primero que tenéis que hacer es comprar las entradas con antelación, para evitar que os presentéis allí y no haya sitio para vosotros. Lo segundo es que tengáis en cuenta que hay que llegar una media hora antes, ya que se tarda unos diez minutos en llegar desde el coche al centro de recepción de visitantes. Mismo tiempo lleva cubrir la distancia entre ese espacio y la entrada a la propia cueva.

Una vez llegue el guía, comenzará la visita a la Galería 53. Es un lugar espectacular, en el cual se contempla un río subterráneo, galerías hasta los topes de estalactitas y se muestran réplicas de los principales hallazgos paleontológicos de Arrikrutz. Mención aparte merece la sala de los macarrones, una pequeña cueva en la que hay un montón de estas formaciones geológicas.

¿Merece la pena? ¡Sin lugar a dudas! Tanto por el propio lugar como por las explicaciones de los guías, que son siempre reputados científicos con grandes dotes comunicativas.

Otras actividades

Además de la visita estándar, las Cuevas de Arrikrutz cuentan con una oferta didáctica amplia y variada. Dos ejemplos son EspeleoTxiki (una visita pensada para ir con niños pequeños) o EspeleoArrikrutz (un recorrido más exigente, solo para gente con un mínimo nivel de espeleología).

Información práctica

¿Cómo llegar?

Hay un aparcamiento a unos 5 kilómetros del centro de Oñati, situado relativamente cerca de la Ermita de San Blas. Desde allí tendréis que caminar unos 10 minutos hasta la zona en la que se venden las entradas y otro tanto hasta el acceso a la cueva.

Horarios y tarifas

Las Cuevas de Arrikrutz abren todo el año, generalmente de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:30. Eso sí, estos horarios pueden variar según temporada o condiciones climáticas, así que es mejor que miréis antes la web o llaméis para informaros.

El coste de la visita más habitual es de 9€ por persona.

¿Se pueden visitar las Cuevas de Arrikrutz con perro?

No es posible visitar las Cuevas de Arrikrutz con perro. Esto es algo habitual en las actividades en espacios cerrados, ya que los animales se ponen nerviosos y no lo pasan especialmente bien.

Consejos generales

Para rematar, aquí van unos cuantos consejos para visitar las Cuevas de Arrikrutz:

  • Llevad una botella de agua, ya que hay que andar un par de kilómetros entre ir desde el aparcamiento hasta el final de la cueva y volver.
  • Ropa cómoda, pero abrigada: hace frío en el interior de la cueva.
  • No lleguéis con el tiempo justo: como mínimo hacedlo media hora antes.
  • La visita es multilingüe, os atenderán en castellano, euskera, francés o inglés sin problemas.
  • Aprovechad antes o después para visitar Oñati, ya que es un sitio increíble.
¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *