Visitar Hirtshals: salida o llegada de los ferrys entre Dinamarca y Noruega

Probablemente Hirtshals no sea el destino más famoso de Dinamarca, pero sin duda es uno de los más visitados. ¿Por qué? Pues porque es el punto de salida y llegada de los ferrys que conectan Dinamarca y Noruega, por lo que muchos viajeros hacen aquí su parada la noche anterior o posterior al trayecto en barco. ¿Merece la pena o simplemente es un lugar de paso? Nosotros lo tenemos claro: es un pueblo muy interesante y que puede dar mucho de sí si se va a los sitios adecuados. Seguid leyendo si queréis descubrir todo lo que se puede hacer en Hirtshals.

Un paseo por el casco histórico de Hirtshals

Lo dicho: mucha gente llega de paso a Hirtshals, pensando en lo guay que será un viaje por Noruega o en lo dura que será la vuelta a casa después de unos días en los Fiordos. En cualquier caso, Hirtshals es un lugar al que echarle un ratito merece la pena.

Un buen punto de partida sería la Oficina de Turismo, donde os darán horarios de museos, información sobre los pueblos de alrededor u os indicarán dónde se toma el ferry. A partir de ahí, ya va un poco en gustos.

Si lo que os apetece es ir de museos, una buena opción puede ser el Museo Histórico de Vendsyssel. Está en un edificio tradicional, es muy fácil de reconocer (tiene un cañón en la entrada) y el recorrido es más que agradable. La otra gran alternativa es el Oceanario de Nordsøen, el mayor acuario público del norte de Europa. Sin duda, una parada estupenda yendo con niños. Junto a él, el Fun Park también hará las delicias de los amantes de la naturaleza, pues es un pequeño parque en el que se puede entrar en contacto con diferentes especies de animales.

Si lo que os apetece es dar un paseíto y hacer unas cuantas compras, os recomendamos encarecidamente que vayáis a la calle Nørregade, una especie de calle mayor en la que encontraréis todo tipo de tiendas. No os imaginéis franquicias ni sitios de souvenirs barateros, sino todo lo contrario: un montón de establecimientos regentados por locales con artesanía hecha directamente por ellos. No esperábamos encontrar un sitio tan guay y la verdad es que nos encantó.

Esa calle desemboca directamente en la zona del puerto, donde brilla con luz propia el pub Hirtshals Kro, perfecto para tomar algo a cualquier hora del día. Sale también desde ahí un pequeño paseo que bordea la costa y hay buenas vistas del mar, por lo que también os recomendamos ahí si queréis hacer unas cuantas fotos. También tenéis a tiro de piedra las playas, que no son las mejores pero sirven perfectamente para un chapuzón.

Visitando el faro y los búnkers de la II Guerra Mundial

Y si cogéis el coche y echáis un par de minutos, llegaréis a la otra gran zona de interés el pueblo: el Faro de Hirtshals. Por un lado, el propio faro ya es una visita excelente: los alrededores son muy bonitos, se puede subir (previo pago de 3€ a una encantadora señora) a lo alto para disfrutar de las vistas o comprar algo de artesanía.

Por otro lado, al ladito del faro tenéis un montón de bunkers de la II Guerra Mundial, algunos de los cuales han sido restaurados por los más veteranos del lugar. Fue uno de los puntos calientes de ese conflicto bélico en Europa, ya que el control de esa parte del territorio aseguraba acceso a un montón de recursos, así que en pocos kilómetros se encuentran decenas de búnkers. Pudimos visitar unos cuantos y la verdad es que fue una experiencia muy interesante.

Dónde dormir y dónde se toma el ferry

En Hirtshals hay diez o doce hoteles que rondan los 100€/noche. Si vais en furgoneta o caravana, tenéis decenas de lugares preciosos en los que dormir. En cualquier caso, si vais a coger un ferry no deberíais alejaros demasiado: el proceso de embarque es lentísimo y merece la pena estar allí con mucha antelación.

Hemos dicho que Hirtshals es la conexión entre Dinamarca y Noruega, pero lo cierto es que también salen ferrys a las Islas Feroe y a Islandia. En cualquier caso, todos ellos se toman en los diferentes espigones del puerto, en la zona más al norte del pueblo. No tiene pérdida, prácticamente en todas las calles de Hirtshals hay carteles indicando de dónde salen los barcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *