Ruta por la Dehesa Boyal de El Berrueco

Queremos enseñaros esta bonita ruta por los alrededores de El Berrueco, uno de los pueblos más interesantes de la Sierra Norte madrileña. En este recorrido de hora y media de duración se rodea una bonita dehesa de fresnos y se obtienen unas de las mejores vistas del entorno. Si estás buscando una excursión por el campo cerca de Madrid, aquí te traemos una opción perfecta para todos los públicos.

El Berrueco y su Dehesa Boyal

El Berrueco puede presumir de muchas cosas: de un casco histórico estupendo, de su oferta gastronómica, de las rutas que se pueden hacer por los alrededores… Sin duda, en esa lista de motivos por los que estar orgullosos nunca debería falta su Dehesa Boyal, una de las mejor conservadas de toda la Comunidad de Madrid.

Hoy en día tiene la catalogación de Monte de Utilidad Pública, fundamentalmente dedicada al trasmocho de sus fresnos. ¿Y qué es eso de trasmochar? Pues básicamente se trata de podar al final del verano, cuando los pastos escasean, para alimentar al ganado. Un aprovechamiento tradicional del entorno que, junto con una correcta gestión de las talas y las correspondientes repoblaciones, han hecho que la Dehesa Boyal de El Berrueco haya llegado al siglo XXI con un excelente estado de salud.

No solo de fresnos vive esta Dehesa Boyal, pues también hay excelentes ejemplares de robles y enebros. Gracias a que es un espacio con la totalidad de su superficie protegida por un muro de piedra, se ha convertido en un gran refugio para las especies de la zona. De hecho, la ruta que os proponemos bordea la fresneda adehesada, pero no entra en ella en ningún momento.

Nuestra experiencia en la ruta por la dehesa berroqueña

El Berrueco es conocido normalmente por su casco urbano, su puente de piedra y su espectacular atalaya. Y nos parece bien, porque todos esos atractivos turísticos son la pera limonera, pero nos parece un poco injusto que su Dehesa Boyal no goce de la misma fama. Por eso, vamos a enseñaros cómo es la ruta, a ver si así conseguimos despertar vuestra curiosidad y que vayáis a conocerla.

La ruta arranca en la Plaza de la Picota, el epicentro del casco histórico de El Berrueco. Básicamente hay que ir por la calle Real y la carretera M-131 en dirección a Torrelaguna. La primera parte del recorrido es en paralelo a la carretera, algo que normalmente suele ser un asco (tramos poco bonitos y con los coches mucho más cerca de lo deseable). Por suerte, esta ruta es una excepción, y desde el primer momento el recorrido es súper agradable. Nada más superar el restaurante El Álamo II (que, por cierto, es una excelente opción para comer), se va por un sendero de césped que es encantador.

Cuando veáis un camino de tierra que sale a mano izquierda, hay que meterse por él. Poco a poco el pueblo se queda atrás y aparece el paisaje tradicional, el cual siempre veréis en la distancia. Tanto la propia Dehesa Boyal como las fincas de los alrededores están protegidas por unos muros de piedra que no hay que rebasar en ningún caso.

Es un camino agradable y bastante llano, aunque ojo que en en algunos tramos podéis encontrar charcos si ha estado lloviendo en los días anteriores. Id con botas o deportivas, o de lo contrario pasaréis un mal rato.

A mitad de camino hay un pequeño repecho que sirve para ganar altura: un pequeño esfuerzo que rápidamente es recompensado. Gracias a él, se pueden disfrutar no solo de unas excelentes vistas de El Berrueco y el embalse, sino también de todo el entorno.

El tramo por la zona alta es sin duda el más bonito del recorrido. Merece la pena detenerse y observar cómo el aprovechamiento del entorno no tiene por qué ser sinónimo de destrozarlo. ¡Qué buen ejemplo es El Berrueco para otros pueblos de la Comunidad de Madrid! Ojalá todos conservaran tan bien sus paisajes tradicionales.

El último tramito, ya de vuelta al pueblo, es en apariencia el menos interesante. Sin embargo, aunque poco a poco empiecen a aparecer de nuevo casas que anuncian la llegada a El Berrueco, es una parte muy diferente y que también nos resultó agradable.

Por ponerle un pero a la ruta, esta es sin duda la que peor está señalizada de las cuatro que hemos hecho hasta la fecha por los alrededores de El Berrueco. Apenas vimos carteles, algo muy raro ya que forma parte de Carpetania (la red de caminos señalizados por la Sierra Norte Madrileña) y normalmente suelen llenar el entorno de paneles informativos. Aun así, abajo os hemos dejado un mapa con el cual podréis completar esta bonita ruta sin ninguna dificultad.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: el punto de partida, como tantas otras rutas que transcurren por los alrededores de El Berrueco, es la Plaza de la Picota. Desde ahí no tiene pérdida, simplemente hay que ir en paralelo a la M-131 (dirección Torrelaguna).

📏 Distancia / desnivel: la ruta tiene una distancia de aproximadamente 5 kilómetros, en los cuales acumula un desnivel positivo de 89 metros (todos ellos concentrados en un repecho a mitad de camino).

💪 Dificultad: se hace fácil, realmente es una ruta apta para familias, ir con mascotas o para gente que no hace senderismo con asiduidad.

⏲️ Duración: en una hora y media se completa sin problemas. Es un recorrido circular, así que empieza y acaba en el mismo sitio. Al ser cortita, se puede combinar con un paseo por el propio pueblo o con alguna otra ruta por sus alrededores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *