Los mejores sitios para ver atardecer en El Pardo

Hacía mucho que no escribíamos sobre El Pardo, un lugar al que siempre estaremos agradecidos por haber sido nuestro refugio durante las cuarentenas de 2020. Sin embargo, pese a que no hayamos publicado nada, hemos ido prácticamente todas las semanas a pasear por el monte. Fruto de estos paseos se nos ha ocurrido escribir sobre los mejores sitios para ver atardecer en El Pardo, una actividad que bien haríais en hacer allí si lo que os gustan son los momentos inolvidables.

Pensad que El Pardo, aunque esté cerca del centro de Madrid, es un espacio natural único, con frondosos bosques y con un buen puñado de sitios en los que disfrutar de un atardecer inolvidable. Aquí os dejamos con nuestros cinco preferidos, pero no descartamos hacer una segunda entrega con otros tantos más.

Cerro de Valpalomero

Empecemos con todo un clásico: el Cerro de Valpalomero. Un lugar muy querido por los amantes del senderismo en El Pardo, ya que por él pasan buena parte de las rutas que atraviesan el monte. Es un sitio excelente para ver atardecer: cuenta con un par de miradores, su ubicación hace que podáis elegir entre mirar a la capital o al Monte y a última hora del día no está especialmente transitado.

A poquitos metros del cerro, siguiendo por la Senda de Valpalomero en dirección a la Caseta del Canal, llegaréis al Antiguo Nido de Ametralladoras. Nos parece un lugar excepcional para ver la puesta de sol.

Mirador de Peñarrubia

Conocido también como el Mirador de Desaguadero, haciendo la Senda Peñarrubia llegaréis a otro punto excepcional para ver el atardecer desde el Monte de El Pardo. Junto a un bonito mirador de madera encontraréis un merendero, por lo que quizá podáis aprovechar la puesta de sol para merendar en compañía. Igual algún día escribimos sobre sitios románticos en El Pardo, porque desde luego el Mirador de Peñarrubia invita a ponerse tierno.

La única pega que le vemos a este mirador es que tendréis que poneros a andar según se ponga el sol, o si no llegaréis de vuelta al aparcamiento ya con la noche demasiado cerrada.

Torreón de El Pardo

Hubo un tiempo en que ir a El Pardo era sinónimo de degustar comida tradicional. Entre los muchos establecimientos que tenían fama, destacaba uno por encima del resto: el Torreón de El Pardo, un restaurante en la zona más alta que se puede visitar del monte. Somos muchos los madrileños que asociamos nuestra infancia a las grandes comidas de familia en este sitio, con su correspondiente ratito viendo jabalíes y ciervos (siempre paran por ahí, a la espera de que algún visitante les eche de comer).

Pues bien, vayáis a comer o no, es innegable que es uno de los mejores sitios para ver atardecer en el Monte de El Pardo. Es más: si no queréis subir al restaurante, donde suele haber trajín, podéis quedaros en el Cristo de El Pardo (la iglesia que hay a mitad de camino) y disfrutar desde allí del momento más especial del día.

Fortín Alto

No podía falta en esta lista el Fortín Alto de El Pardo, una antigua estructura relacionada con el aprovechamiento del agua que hoy en día está casi abandonada. Que los grafitis y las latas de cerveza del suelo no os echen para atrás: subid a lo alto del fortín y disfrutaréis de una de las mejores vistas de El Pardo.

Aunque no sea el lugar más conocido para el viajero medio, lo cierto es que el sitio tiene mucha fama entre la gente de lugar. Eso hace que sea más o menos habitual tener que compartir el atardecer con otras personas.

Mingorrubio

Terminamos con otro de los sitios que más nos gustan en El Pardo: la Colonia de Mingorrubio. El barrio, pegado al cementerio, es un excelente punto de partida y llegada para la Senda Fluvial del Manzanares. En cualquier punto de la misma la puesta de sol es preciosa, pues la vegetación adquiere unas tonalidades maravillosas de las que no dispone el resto del día.

Sin embargo, os recomendamos especialmente el tramo final, más o menos por la pasarela peatonal de Mingorrubio. Es un sitio que siempre tiene un ambiente sensacional, el río le da un extra de frescor en días calurosos y no será raro que veáis aves rapaces sobrevolando vuestras cabezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *