Ruta de senderismo al Castañar de Calabazas desde Castañar de Ibor

El pueblo de Castañar de Ibor esconde en su término municipal uno de lugares más emblemáticos del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara. Nos referimos al Castañar de Calabazas, un espectacular conjunto de árboles singulares que luce especialmente bonito en otoño. Para llegar hasta él hay que hacer una ruta lineal que entre ir y volver os tendrá dos horas y media caminando. Sin embargo, os garantizamos que merece la pena hacer el camino, ya que podréis estar cara a cara con algunos de los árboles más bonitos de toda Extremadura.

En busca de los árboles singulares del Geoparque Villuercas-Ibores-Jara

Vamos a contaros cómo fue nuestra experiencia haciendo esta ruta. Antes de nada, tened en cuenta que es un recorrido de dos horas y media y 7,5 kilómetros de distancia, en un sendero de ida y vuelta (es decir, iréis hasta el final de la ruta y volveréis deshaciendo vuestros propios pasos).

Se puede empezar desde dos sitios distintos:

  • El aparcamiento que hay enfrente del hotel-restaurante Solaire, que está en una curva pronunciada de la EX-118.
  • Desde lo alto del propio pueblo de Castañar de Ibor, aunque aquí el aparcamiento es más complejo y os perderéis un tramo bueno de bosque.

Nosotros elegimos la primera opción, que es la más habitual para hacer esta ruta. Hay que decir que está súper bien señalizada de principio a fin, incluyendo varios carteles informativos, por lo que no tiene pérdida.

El primer tramo del recorrido consiste básicamente en ascender hacia el Puerto del Postuero, por un camino de tierra un poco empinado. Es el típico que parece facilongo, pero que te hace llegar resoplando a la parte alta.

Aunque el bosque es una auténtica pasada en todo momento, se va volviendo mucho más bonito según se avanza. Más o menos desde la Explanada Calabazas (viene así señalizada en Google Maps) hasta el final es donde está la zona buena buena.

Y es que los dos grandes hits de la ruta están en el segundo tramo. El primero es el Castañar de Calabazas, un espacio singular protegido en el que hay hasta 17 árboles singulares. De ellos, 16 son castaños centenarios, redondeando el grupo un quejido de enormes dimensiones.

El árbol más destacado es el Castaño del Postuero, de aproximadamente 700 años de edad. Tiene un tamaño colosal: 17 metros de altura, con un perímetro de 8 metros. ¡Una auténtica pasada!

Hay que tener en cuenta que buena parte del recorrido transcurre por fincas privadas, por lo que hay que ser especialmente respetuosos. No os salgáis de los caminos y, por supuesto, no os pongáis a recolectar castañas. Los dueños de las fincas viven de eso y les ocasiona un gran perjuicio económico.

En la zona también veréis encinas, robles, enebros y alcornoques. Además, en varios momentos pasaréis junto a enormes pedrizas: cascadas de piedras que aparte de tener un valor geológico único quedan súper bonitas en cualquier feed de instagram.

El último punto de la ruta es el Chorro de Calabazas, una pequeña cascada que cambia mucho en función de las lluvias. Cuando fuimos apenas tenía agua, pero aun así la zona estaba realmente bonita y las vistas del valle merecían la pena.

¡Y poco más! La vuelta se hace por el mismo camino: lo que antes era bajada se volverá subida y viceversa. Por cierto, durante buena parte de la ruta no hay cobertura de teléfono, así que si vais con GPS os recomendamos cargar el recorrido en el aparcamiento.

Sin lugar a dudas, una de las mejores rutas que se pueden hacer en Villuercas-Ibores-Jara. ¡No os la perdáis!

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

📍 Punto de inicio: la ruta arranca desde un pequeño camino que empieza al lado del hotel-restaurante Solaire. Junto a él hay un pequeño aparcamiento. También se podría empezar desde lo alto del pueblo de Castañar de Ibor, pero dejar ahí el coche es muy complicado.

📏 Distancia / desnivel: entre ir y volver, la ruta se va por encima de los 7,5 kilómetros. El desnivel es de casi 400 metros, con un perfil en el que hay que hacer dos subidas y dos bajadas muy pronunciadas.

💪 Dificultad: aunque técnicamente es una ruta fácil, no negaremos que se os puede hacer durita si no estáis acostumbrados a caminar por el campo. Si tuviésemos que calificar su dureza del uno al cinco, le daríamos un dos.

⏲️ Duración: estuvimos dos horas y media, incluyendo una paradita para tomar un pequeño snack y también un buen rato haciendo fotos entre los castaños.

Powered by Wikiloc

¿Qué te ha parecido?
+1
1
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

2 comentarios

  1. No tengo palabras para describir esta ruta ( gracias a qué tengo muchas fotos ) el paraje es idílico ,esos árboles singulares ,te cargan las pilas de energías positivas ,te llenan los pulmones de aire puro y limpio …inmensamente feliz.

    1. Una de las rutas imprescindibles de la zona, desde luego. Muchísimas gracias por tus comentarios en el blog Ana, se nota que eres una gran senderista y tus aportes lo están enriqueciendo mucho 🙂 Ojalá más gente se anime a conocer estas tierras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *