Qué ver en La Garganta (Valle del Ambroz)

Con 1124 metros sobre el nivel del mar, La Garganta es el municipio más elevado del Valle del Ambroz. Quizá no sea el más conocido de la región, pero en este pueblo encontraréis una preciosa iglesia, mucha arquitectura popular e incluso un museo dedicado al lobo. Y, para ayudaros a preparar la visita, aquí os traemos una completa guía turística, para que podáis tener en un solo post todo lo que ver y hacer en este bonito pueblo del norte de Extremadura.

Qué ver en La Garganta

La Garganta, el mejor mirador al Valle del Ambroz

La Garganta forma parte del Valle del Ambroz, pero realmente está ubicada en las últimas estribaciones de la sierra de Candelario. De hecho, no fue hasta la última división provincial (siglo XIX) cuando dejó de formar parte de Salamanca para incorporarse a la provincia de Extremadura.

La Garganta, el mejor mirador al Valle del Ambroz

Da igual si vais desde Baños de Montemayor o desde Hervás: en ambos casos, la carretera que lleva a La Garganta es fascinante. Atravesaréis densos bosques de castaños, abedules y robles. Además, como está en alto, el pueblo es un maravilloso mirador natural, tanto hacia el valle como hacia las montañas en las que se asienta. Podréis disfrutar de algunas de las mejores panorámicas de la región. Vamos, que solo por lo interesante que es el recorrido hasta allí y sus vistas ya merece la pena subir.

Arquitectura tradicional en el Valle del Ambroz

Los paporros (gentilicio de La Garganta) están muy orgullosos de su pueblo: lo cuidan, se lo explican al viajero y mantienen muy vivas festividades como la Virgen del Castañar o tradiciones como Los Pajaritos. Da gusto pasear por sus calles y hablar con la gente (que no puede ser más amable) o simplemente disfrutar de un pueblo en el que todo está bien puesto.

La Garganta se visita rápido. Con una horita o dos es más que suficiente para visitar lo más destacado de su casco histórico, incluyendo visitas al cercano Pozo de la Nieve y el Corral de los Lobos (de los que luego hablaremos). Por tanto, si estáis buscando excursiones desde Hervás o preparando una ruta por el Valle del Ambroz, bien haríais en considerar hacer una parada aquí.

La Garganta, pueblo del Valle de el Ambroz

Turismo en La Garganta

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El edificio más destacado de La Garganta es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, un templo que veréis nada más llegar ya que se encuentra a los pies de la carretera CC-16.2 (la cual atraviesa el pueblo). De hecho, junto a ella podréis aparcar sin ningún problema.

La iglesia fue construida en el siglo XV, tiene una sola nave y fue restaurada hace poquito. Según nos dijo una vecina del pueblo, su interior es «como una catedral, pero en chiquitito». Lamentablemente nos quedamos con las ganas de verlo, ya que solo abre cuando van a hacer misa.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de La Garganta

Centro de Visitantes «El Lobo»

La Garganta es un pueblo de sorpresas. La primera que nos llevamos fue encontrarnos con el Museo del Lobo, un centro de interpretación dedicado a uno de los animales que más han fascinado al ser humano desde tiempos inmemoriales. Ubicado en la antigua Casa del Cura, es una institución de reciente creación en la cual podréis ver un vídeo, paneles informativos, restos óseos y un buen puñado de objetos relacionados con el tema. Merece la pena y encima es gratis, por lo que no hay excusa para no visitarlo.

Centro de Interpretación de El Lobo

Horarios del Museo del Lobo: de miércoles a domingo (ambos incluidos) de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Se pueden organizar visitas para grupos en otros días, pero tendríais que llamar al teléfono 927464426.

Barrio de la Plaza

Todo el pueblo es un estupendo catálogo de construcciones tradicionales de serranía. Prácticamente en cada calle encontraréis un edificio singular o un rincón con encanto, aunque si queréis ir a tiro hecho lo mejor es que subáis directamente al Barrio de la Plaza, pues en él (y en sus calles adyacentes) el tiempo parece haberse detenido.

Barrio de la Plaza en La Garganta

Las casas típicas de La Garganta están hechas con piedra seca, una técnica que se lleva utilizando en la zona desde la Prehistoria. A día de hoy siguen haciéndose de ese modo, aunque cada vez son más frecuentes los remates con otro tipo de materiales.

Fuentes

Si estáis leyendo nuestros posts sobre el Valle del Ambroz, habréis visto que en prácticamente todos los pueblos destacamos que el agua está plenamente integrada en sus trazados urbanos. En La Garganta ocurre exactamente lo mismo. De hecho, si vais a la Calle Venero (cerquita de la Plaza Mayor), incluso es posible que escuchéis pero no oigáis el agua. Eso es porque debajo de la calle hay un venero subterráneo, el cual hace que todas las casas tengan manantiales de agua fresca.

También hay que destacar la presencia de varias fuentes tradicionales de piedra.

Fuentes de La Garganta

Ayuntamiento

En la parte baja del pueblo, al pie de la carretera, está el Ayuntamiento de La Garganta. Se trata de otro buen ejemplo de arquitectura civil, rematado por las correspondientes banderas y un reloj siempre en hora.

Ayuntamiento de La Garganta

Torre del Reloj

Lamentablemente, la que ya nunca está en hora es la Torre del Reloj, un precioso edificio construido en lo alto de La Garganta a comienzos del siglo XX. Aunque su maquinaria está en un buen estado de conservación, su mecanismo requiere que alguien suba a diario a darle cuerda, algo que no ocurre.

Aun así, pese a no cumplir con la función para la que fue erigido, el edificio sigue siendo uno de los más bonitos del pueblo.

Torre del Reloj de La Garganta

Pozo de la Nieve

En las afueras de La Garganta, tomando la carretera que va en dirección a Candelario, encontraréis dos de los principales atractivos turísticos del municipio. El primero es el Pozo de la Nieve, una curiosa estructura propia de uno de los oficios tradicionales de la zona: la recogida, procesado y comercialización de nieve.

Pozo de la Nieve en La Garganta

Este business fue otorgado en exclusiva al Ducado de Béjar, que hizo mucho dinero recogiendo nieve en pozos como este. Con varios metros de profundidad, en él caía la nieve, se compactaba y luego se transportaba en pequeñas ruedas para que los hogares más pudientes pudieran conservar sus alimentos. Muchos habitantes de La Garganta se dedicaron a esta actividad hasta finales del siglo XIX, cuando las primeras máquinas para fabricar hielo acabaron con el negocio.

Ver el Pozo de la Nieve de La Garganta no tiene pérdida: hay un pequeño aparcamiento, un panel informativo y se llega a él tras caminar escasos metros por un caminito. Eso si, mucho cuidado que el pozo es muy profundo.

Camino al pozo de la nieve en La Garganta

Corral de los Lobos

Yendo por la misma carretera, a un par de minutos en coche, llegaréis a otro de los lugares más singulares de La Garganta: el Corral de los Lobos. Se trata de una trampa creada por los pastores del pasado, en la cual echaban un cebo para que los lobos se metiesen dentro. Una vez ahí, eran incapaces de salir ya que los muros eran altos y estaban hechos con piedras que no les permitían trepar.

Este tipo de construcciones hoy están en desuso, pero han sido súper habituales durante muchos siglos en zonas en las que los pastores y los lobos se disputaban un terreno común.

Corral de los lobos en La Garganta

Aprovechad que subís hasta allí para echar un ojo hacia las montañas de los alrededores, pues las panorámicas son increíbles.

Vistas de las montañas desde el corral de los lobos en La Garganta

Ermita de San Gregorio

Y también en las afueras, pero en este caso en la carretera que comunica La Garganta con Hervás, está la Ermita de San Gregorio. Para visitarla hay que aparcar a los pies de la carretera y caminar un cuartito de hora, pero es un edificio súper mono y bien merece la pena el esfuerzo. En sus alrededores se celebra todos los años una romería que congrega a todo el pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Qué ver en La Garganta (Valle del Ambroz)”