Qué ver en Sremski Karlovci, la puerta de entrada a Fruska Gora

El Danubio, a su paso por Serbia, deja un sinfín de ciudades y pueblos que son de lo mejorcito del país. Uno de ellos es Sremski Karlovci, una joyita muy fácil de visitar (prácticamente todos sus edificios de interés se agrupan entorno a una calle) y que es la puerta de entrada perfecta para visitar el Parque Nacional de Fruska Gora.

Ruta por Sremski Karlovci

Con un par de horitas tenéis más que suficiente para conocer esta pequeña ciudad a orillas del Danubio. Y es que, como hemos dicho un poco más arriba, casi todo su patrimonio monumental está entorno a la misma calle: la Branka Radičevića. Realmente no sabemos si es una calle o una plaza, pero da exactamente igual.

No vamos a hacer la típica ruta de un día, porque como decimos no tiene pérdida: buscad la manera de llegar a Branka Radičevića y a partir de ahí solo es cuestión de subir y bajar.

Son varios los que destacan en Sremski Karlovci (más abajo tenéis el mapa), pero a nosotros los que más nos gustaron fueron:

– La Escuela de Gramática: se trata de un edificio súper importante para la cultura serbia, ya que aquí, a finales del siglo XVIII, se empezó a estudiar la lengua del pais. El edificio fue hecho en un estilo neomedieval muy colorido, sin duda es el más vistoso de la ciudad.

– La Iglesia del Santo Padre Nikolai: el edificio, construido entre 1758 y 1762, fue diseñado en Viena, y eso se nota en su estilo. Es más, influyó posteriormente en la ciudad, dándole a su calle monumental un estilo centroeuropeo muy definido.

Palacio del Patriarca: construido a finales del siglo XIX, pero integrado a la perfección en el estilo del resto de la ciudad.

Aparte de esas tres joyas, no os podéis perder el Ayuntamiento, la Fuente de los Cuatro Leones o la Escuela de Teología.

Visitar el Parque Nacional de Fruska Gora

Sinceramente, nosotros fuimos a ver Sremski Karovci por estar justo en un extremo de este estupendo Parque Nacional. Se pueden ver ambas cosas en un día (primero la ciudad y luego el espacio protegido), así que no lo dudéis y combinad ambas visitas.

Si queréis más información sobre Fruska Gora, no tenéis más que ir al post que hemos preparado sobre él. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *