Zemun, la mejor (y más cercana) excursión desde Belgrado

Si estás en Belgrado y te encuentras buscando excursiones, sin duda no puedes perderte la visita a Zemun, un pequeño pueblo a las afueras que te transportará desde la grandeza de una capital europea hasta la versión más relajante y coqueta del norte de Serbia. En este post os vamos a contar todo lo necesario para preparar una visita a este maravilloso pueblo a orillas del Danubio.

La vieja frontera entre oriente y occidente

Muchas son las diferencias entre Zemun y Belgrado, pese a que a día de hoy formen parte de la misma unidad administrativa. Hubo un tiempo en que el Danubio separaba literalmente a oriente y occidente, pues Zemun pertenecía al Imperio Austrohúngaro y Belgrado al Imperio Otomano.

Por eso, hoy en día se encuentran dos universos totalmente distintos separados únicamente por un río. Mientras que Belgrado es todo pomposidad, calles anchas y edificios enormes, en Zemun encontraréis color, vida tranquila, pequeñas casitas de colores y un mercado en el que sus tenderos se afanan a diario por ofrecer a locales y viajeros los mejores productos frescos de la región.

Qué ver en Zemun en un día

En Zemun hay tres áreas claramente diferenciadas:

– La parte alta: allí podéis ver la Torre Gardos. Se la conoce también como la Torre del Milenio, pues fue construida a finales del siglo XIX para conmemorar los mil años del asentamiento de Panonia. Orgullo de los húngaros, se construyeron cuatro torres más por el entonces invencible imperio. Aparte de las excelentes vistas del Danubio y de la propia ciudad de Belgrado, merece la pena que os acerquéis al Cementerio que está justo al lado, que está lleno de esculturas que os dejarán sin palabras.

– El barrio del puerto: buscad la Kej Oslobodjenja, que viene a ser algo así como el paseo «marítimo». El puerto tiene todo lo que se podría esperar de un clásico paseo marítimo, teniendo siempre presente que está a orillas de un río y no de un mar. Hay varios restaurantes, tiendas de artesanía y un paseo muy agradable para caminar a orillas del Danubio.

– La zona del Mercado: lo ponen por las mañanas en la plaza principal. Conocido por los locales como Zemunska pijaca, es una auténtica pasada. En sus decenas de puestos se puede encontrar de todo: quesos, flores, miel… todo artesanal y todo a un precio excelente. También es la parte más patrimonial de Zemun, con una iglesia enorme y varias avenidas de estilo europeo por las que pasear.

Cómo llegar y aparcar en Zemun

Técnicamente no forma parte de Belgrado, aunque con el paso del tiempo su casco histórico se ha unido al de la capital a nivel administrativo. Desde el centro no se tarda más de 10 minutos en coche en llegar, pudiendo aparcar en los alrededores de su edificio más representativo (la Torre Gardos) de manera fácil y gratuita gracias al aparcamiento público.

Dejaréis el coche en todo lo alto, pero que no os dé pereza: Zemun se recorre de manera sencilla y subir las cuestas de vuelta al coche no supone un gran esfuerzo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *