La Vignette de Suiza: qué es, dónde se compra y cómo se utiliza la viñeta para circular por las autopistas suizas

Si vais a viajar a Suiza por carretera, ya sea en coche o en furgoneta, tenéis que haceros con la famosa Vignette o Viñeta. Se trata de una pegatina que tendréis que pegar en la luna delantera de vuestro vehículo y que os permitirá utilizar todas las carreteras del país durante más o menos un año. Aunque es un tema bastante sencillo, os hemos preparado un artículo en el que os contamos cómo funciona, dónde comprarla y algún que otro dato más.

¿Qué es la Vignette suiza?

Técnicamente, la Vignette es un impuesto para utilizar las carreteras de peaje de toda Suiza. Si habéis ido hasta allí desde España, seguro que os han pegado buenos sablazos en las autovías francesas. Pues bien, en Suiza hay una especie de tarifa plana: pagas por entrar al país, pones la pegatina y listo.

La Vignette os permitirá conducir por todas las autopistas suizas. Ni se os ocurra usar la picaresca, ya que en caso de que os pillen sin ella la multa asciende a 200 francos suizos, más otros 40 por el coste de la propia Vignette (que el policía os hará comprar al momento).

La pegatina se compra año a año. Tiene una vigencia de todo el año en curso hasta el 31 de enero del año siguiente. Es decir, si la compras el 6 de marzo de 2022, te durará todo ese año y hasta el 31 de enero de 2023.

Solo hay un par de excepciones para el uso de las autopistas suizas: unos túneles que conectan con Italia. Así, incluso habiendo comprado la Vignette habrá que pagar en:

  • Túnel de Grand-Saint-Bernarz: unos 30 francos ida, 50 ida y vuelta.
  • Túnel de Munt La Schera: tarifa variable en función de la época del año.

Dónde se compra y cuánto cuesta

Comprar la Vignette no podría ser más sencillo. La venden en gasolineras de toda Suiza, además de en aquellas de Francia, Alemania e Italia que están cerca de la frontera.

El último punto para comprarlo es en la propia frontera, donde hay un kioskito en el que se puede aparcar y comprarla. Cuesta 40 francos suizos, tal y como hemos dicho en el apartado anterior. Se puede pagar en efectivo o por tarjeta, además de en moneda local o directamente en euros.

Ni se os ocurra pasar de la frontera sin la Vignette pegadita en vuestro cristal, pues la multa estaría asegurada.

¿Se puede conducir por Suiza sin la Vignette?

Teniendo en cuenta que la Vignette sirve para autopistas, la pregunta es obligada: ¿se podría conducir por Suiza sin pagar los 40 francos de la pegatina? La respuesta, como en casi todo en esta vida, es “depende”.

Si vais a hacer un viaje largo por el país, sería absurdo no comprarla. Utilizaréis autopistas para prácticamente todos los destinos, el coste no es muy alto y el riesgo de multa (ya que las carreteras en las que se requiere la Vignette aparecen de repente) es muy elevado.

Por el contrario, si vais a hacer una excursión de un día a una ciudad fronteriza, sí que podéis encontrar alternativas gratuitas. Es el caso de Basilea, por poner un ejemplo. Sin embargo, para pocos más sitios os servirá este planteamiento.

En definitiva, conducir por Suiza cuesta 40 francos al año. Es mejor no darle vueltas, pasar por caja antes de entrar al país y disfrutar de un destino tan increíble.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
1
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.