La Senda de los Oficios de la Vida (La Hiruela, Madrid)

Vamos a enseñaros la ruta de senderismo más conocida de La Hiruela: la famosa Senda de los Oficios de la Vida. Un recorrido circular de unos tres kilómetros de distancia, en los cuales le sacaréis todo el jugo a las tradiciones de la Sierra del Rincón. Podréis visitar un antiguo molino harinero, un colmenar y una carbonera, además de pasear junto a huertos y árboles frutales. Con todo ello, podréis conocer mucho mejor como era la vida en esta zona recóndita de la sierra de la Comunidad de Madrid.

La Hiruela y sus tradiciones

La Hiruela está en el corazón de la Sierra del Rincón. También conocida como la Sierra Pobre, dado que antiguamente era un lugar de difícil acceso y sometido a los rigores del despoblamiento más extremo, en la actualidad vive una época dorada. En el año 2005 fue declarada Reserva de la Biosfera, y a día de hoy es uno de los lugares más visitados por los madrileños que buscan un respiro rural entre tanto asfalto.

En ese caldo de cultivo, La Hiruela convive junto a otros pueblos que ofrecen al viajero tranquilidad, tradición y una excelente aproximación a la vida rural. Es un pueblo de no más de tres o cuatro calles, en el que actualmente apenas viven cincuenta personas, pero que ha llegado a nuestros días en un excelente estado de conservación. Si queréis saber más sobre él, visitad este post en el que os enseñamos todo lo que ver y hacer en La Hiruela.

Por supuesto, La Hiruela es un buen lugar para hacer senderismo. Son varias las rutas que parten de su casco urbano, entre las cuales destaca la protagonista de este artículo. La Senda de los Oficios de la Vida es una ruta variada, fácil de hacer y que no deja indiferente al viajero. Es perfecta para hacerla en pareja, con niños o con perros, ya que el trazado es súper sencillo y hay mucho que ver. ¿Quieres saber más? ¡Pues sigue leyendo!

La mejor ruta para hacer por La Hiruela

Empecemos con un baño de realidad: no es oro todo lo que reluce. El hecho de que sea la ruta más famosa de La Hiruela, le convierte automáticamente en un foco de interés en toda la Sierra del Rincón. Eso se traduce en que los fines de semana la afluencia de gente es enorme, habiendo tramos en los que podéis sentir incluso agobio (el camino es estrecho y pasa gente en ambas direcciones). Sin embargo, evitando el típico momento crítico de media mañana de sábado, la experiencia será súper positiva.

La primera parte de la ruta, nada más dejar La Hiruela, nos adentra en diferentes huertos de frutales. Es una zona súper bonita, cuesta abajo, en la que tras caminar unos pocos metros os daréis cuenta de que hacer esta ruta fue una buena idea. Por cierto, poco a poco los frutales dejan paso a un robledal de melojo.

Tras unos metros cuesta abajo, entraréis en una zona un poco escarpada que os llevará al siguiente punto de interés: un antiguo colmenar en el que podréis ver cómo era la producción de miel hasta hace no mucho. Olvidad el plástico, pues lo que veréis aquí son robles y cerezos huecos, tapados con lajas de piedra y sellados con adobe. Merece la pena que os asoméis, pues es un escenario muy poco habitual.

Siguiendo las balizas de color rojo, llegaréis a una enorme pradera que hace las veces de área recreativa. Aquí no solo tendréis un buen puñado de mesas en las que merendar, sino que también veréis el famoso Molino de La Hiruela: un antiguo molino harinero que durante generaciones utilizó las aguas del Río Jarama para convertir los cereales en harina. Dicho sea de paso, al otro lado del río ya es la provincia de Guadalajara.

El camino continua ahora cuesta arriba, hasta una carretera por la que hay que transitar durante 300 metros aproximadamente. Es la nota negativa de esta ruta, pues si vais con perros o con niños pequeños puede hacerse un poco peligroso.

Aun así, rápidamente llegaréis al último gran hito de la ruta: la antigua carbonera. Lo que se ve es un monumento construido por los mayores de La Hiruela, pero que representa a la perfección cómo se fabricaba carbón en esta zona de la sierra de Madrid. Hay un panel explicativo a sus pies para el que quiera aprender un poquito más.

Y desde ahí, la ruta continua cuesta arriba hasta volver a La Hiruela, donde termina tras aproximadamente hora y media caminando. Si habéis llegado hasta aquí, habréis hecho una ruta muy interesante y que día a día se hace más famosa, pues en muy poco terreno se puede tener contacto con algunas de las tradiciones más arraigadas de la Sierra Pobre.

Ficha técnica: cómo llegar, distancia y otros datos

  • Punto de inicio: la ruta empieza en La Hiruela. Este precioso pueblo de la Sierra del Rincón sirve como base para hacer diferentes rutas verdes, siendo esta la más destacada. Está perfectamente señalizado, pero en cualquier caso bajad hasta el final del pueblo y allí veréis el inicio de la senda.
  • Distancia / desnivel: la Senda de los Oficios de la Vida tiene una distancia de 2,7 kilómetros, con una pendiente media del 4%. La cota mínima es de 1160 metros, mientras que la máxima se va hasta los 1265 metros.
  • Dificultad: es una ruta muy facilita, por la que siempre pasa gente y que tiene mucha señalización (veréis balizas con flechas rojas por todas partes). Por destacar algo negativo, hay un pequeño tramo (escasos 300 metros) que se hace al borde de la carretera, y que puede ser un poco peligroso si vais con perro.
  • Duración: aunque en teoría es una ruta de una hora de duración, en fines de semana es imposible hacerla en menos de hora y media. En todas partes veréis gente y os tocará esperar en algunos sitios para hacer esa foto especial que no puede faltar en vuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *