Irn-Bru, la bebida escocesa capaz de derrotar a Coca-Cola y Pepsi

Irn-Bru es un refresco carbonatado originario de Escocia, donde es poco menos que la bebida nacional (compitiendo mano a mano con el whisky, claro). Se trata de un producto absolutamente fascinante, no tanto por su sabor (al fin y al cabo es un refresco) sino por su historia, la leyenda que hay alrededor de su fórmula secreta y por ser capaz de mirar de tú a tú a gigantes imbatibles como Coca-Cola o Pepsi.

El refresco nacional de Escocia

La Irn-Bru se empezó a fabricar en Falkirk, una pequeña ciudad entre Glasgow y Edimburgo. En el blog ya os enseñamos un poquito sobre ella hace tiempo, cuando visitamos The Kelpies. El caso es que allí, en 1901, un intrépido Robert Barr lanzó al mercado Iron Brew (así es como se llamó en origen), una bebida planteada como una especie de refresco vigorizante para los trabajadores de las acerías. De hecho, en sus primeros años tuvo como emblema a un atleta, para posteriormente sustituirlo por un remero de Cambridge. ¡Pura energía!

La bebida se convirtió en todo un éxito, extendiéndose por el Reino Unido en sus primeros años. Eso sí, todo se truncó en 1942, cuando dejó de ser fabricada por la II Guerra Mundial. Cuando acabó el conflicto volvieron a lanzarla, pero las autoridades británicas forzaron un cambio de nombre. Tuvo que dejar de llamarse Iron Brew para adquirir su naming actual, Irn-Bru, ya que brew significa literalmente fermentado y el producto no pasa por ese proceso.

Sin embargo, el cambio de nombre no supuso ningún problema. De hecho, Irn-Bru disfrutó de una posición absolutamente hegemónica, hasta que en la segunda mitad del siglo XX llegaron a Escocia tanto la Coca-Cola como la Pepsi. Duros competidores que le restaron cuota de mercado, pero que no impidieron que siguiese liderando las ventas de bebidas carbonatadas.

De Falkirk al mundo entero con una fórmula secreta

A día de hoy, Irn-Bru es absolutamente líder en Escocia, siendo muy vendida en el resto del Reino Unido y también en otros países angloparlantes como Estados Unidos o Australia. Sin embargo, en otros mercados es prácticamente desconocida.

En cualquier caso, tiene mucho mérito su posición de liderazgo en Escocia. De hecho, esto solo pasa aquí y en Perú con la Inca Kola: en el resto del mundo, el refresco más vendido siempre es Coca-Cola o Pepsi.

Existen algunas variedades, como Diet Irn-Bru (baja en calorías) o Irn-Bru 32 (una bebida energética). Sin embargo, el producto top es una especie de Fanta sabor naranja, que recuerda al Dalsy. Su sabor es el típico asqueroso, absolutamente azucarado, que a la vez tiene algo mágico que te hace querer un trago más.

La marca no ha estado exenta de polémicas, ya que en su receta ha utilizado tradicionalmente citrato de amonio férrico (prohibido en la Unión Europea) o colorantes chungos como el E-110 o el E-124. Sin embargo, Irn-Bru ha ido evolucionando y en teoría ya no tiene esos ingredientes.

Dicho sea de paso, Irn-Bru tiene una fórmula secreta que solo conocen el dueño de la empresa y una persona desconocida (por si la primera sufriese una muerte repentina). De hecho, la receta ha ido pasando de generación en generación y es un miembro de los Barr el que realiza la mezcla. Que no cunda el pánico: en una cámara acorazada de un banco suizo se conserva una copia escrita de la receta.

¿Qué te ha parecido?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
1
+1
1
+1
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *